Valladolid y el Gobierno, a la gresca por un monumento al falangista Onésimo Redondo
  1. España
se ha enviado una carta al ministro soria

Valladolid y el Gobierno, a la gresca por un monumento al falangista Onésimo Redondo

El Ayuntamiento de esta localidad, a pesar de que tiene licencia para proceder a su retirada, no puede poner manos a la obra porque los terrenos donde está la escultura pertenecen al Estado

placeholder Foto: Monumento en homenaje a Onésimo Redonde (CC/Rubén Ortega)
Monumento en homenaje a Onésimo Redonde (CC/Rubén Ortega)

A pesar de que el Ayuntamiento de Valladolid recibió la licencia para retirar el monumento a Onésimo Redondo –junto a un campesino, un obrero, un estudiante y un combatiente, así como flechas y yugo de bronce– situado en el cerro de San Cristóbal, aún no se ha procedido a quitarlo. Los terrenos donde se ubica el homenaje al fundador de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS) son propiedad del Gobierno, por lo que el Consistorio no puede poner manos a la obra por iniciativa propia.

Esta es la razón por la que Manuel Saravia, concejal de Urbanismo de Valladolid, remitió el pasado jueves una carta al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, para informarle de que el conjunto escultórico de Onésimo Redondo seguía en el mismo sitio que ocupa desde que el 24 de julio de 1961 fuera instalado en homenaje al 25 aniversario de su muerte. “No se ha hecho nada”, recordaba Saravia en palabras recogidas por la prensa local.

«No cabe más demora en una actuación que, transcurrido tanto tiempo desde que se dictó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que obligaba a la demolición, presenta, en nuestra opinión, indicios preocupantes de desobediencia o de una monumental desidia en el cumplimiento de las sentencias judiciales», indica Saravia a Soria en la misiva, tal y como recoge 'El Día de Valladolid'.

Según las previsiones, la desinstalación de la escultura se tendría que haber hecho el pasado mes de junio. Así se recogía en la contratación de las obras, cerradas a un plazo de un mes, a las que se dedicó un presupuesto de 108.546 euros para cumplir con la Ley de Memoria Histórica en pro de la eliminación de símbolos y nombres franquistas. Según el Ayuntamiento de Valladolid, nadie les ha comunicado el motivo de la paralización del proyecto.

Uno de los inconvenientes a la retirada del monumento podría ser que el Ministerio no encuentra un lugar donde guardarlo, pues el que se había pensado en un principio –el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca– no está habilitado para acogerlo y debe ser reformado para poder hacerse con él. “Si ese es el problema, díganoslo, que el Ayuntamiento lo solucionará inmediatamente”, informa Saravia al ministro.

Escultura Noticias de Castilla y León Valladolid
El redactor recomienda