La madre de la mujer que degolló al bebé: "Decía que tenía que salvar el mundo"
  1. España
"encendía velas negras"

La madre de la mujer que degolló al bebé: "Decía que tenía que salvar el mundo"

La presunta asesina, de 37 años y de nombre Zaida P.T., ya ha sido detenida y ha pasado a disposición judicial

placeholder Foto: Imagen de la mujer que presuntamente ha asesinado a su bebé de tres meses.
Imagen de la mujer que presuntamente ha asesinado a su bebé de tres meses.

“Tenía la cabeza loca” y “hablaba cosas incoherentes”. Estas han sido las palabras de Stevenson, el hijastro de la mujer que supuestamente degolló la mañana del miércoles a su bebé de tres meses en Villa de Don Fadrique, Toledo. Según el joven, hijo del marido de la madre detenida, ha confirmado que Zaida P.T. había tenido depresión posparto y que hacía cosas raras como “encender velas negras”.

"No sé qué le ocurría, al parecer tenía depresión posparto y los médicos dijeron que era eso, pero con el tiempo no se le pasó, y es como si tuviera un demonio en la cabeza", ha contado. Ha sido la madre de la mujer, abuela del bebé fallecido, quien ha alertado a Stevenson esta mañana. "Salí urgente al cementerio y allí me dieron lastimosamente la noticia", ha narrado el joven. A pesar de los hechos, el hijastro de Zaida ha explicado que la mujer "trataba bien" al bebé y que no entiende "qué le habrá pasado por la mañana" para llegar a cometer el crimen.

Villa de Don Fadrique, en Toledo, se levantó este miércoles consternado al conocer que una mujer del pueblo había degollado con un cuchillo a su bebé de tres meses en el altar de la capilla del cementerio municipal. La noticia, publicada por el diario Quijote Digital, ha provocado una gran tristeza entre los vecinos, que ya sabían de los hechos incluso antes de que aparecieran en la prensa. De hecho, fueron los lugareños los que encontraron el cuerpo sin vida del menor durante un paseo a primera hora de la mañana por el camino que lleva al camposanto.

“La vieron salir llena de sangre con el cuchillo en la mano”, afirma una vecina de Villa de Don Fadrique que regenta un comercio del pueblo. Sin embargo, a pesar de haber presenciado la escena del crimen, las personas que se cruzaron con ella “no escucharon ningún grito ni ningún lloro”. Asustados al ver a la mujer ensangrentada, los testigos le preguntaron qué le pasaba. “Dejadme en paz, dejadme en paz, nada, nada”, repetía una y otra vez Zaida P.T., la presunta autora del crimen.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 8:15 horas de la mañana, cuando presuntamente la mujer se trasladaba junto a sus dos hijos –el bebé fallecido y una niña de tres años– al cementerio. La mayor de sus hijos permaneció en el vehículo –una “furgoneta”, según afirman las fuentes consultadas por este diario–, mientras que el pequeño y la madre acudían hasta la capilla del lugar. Después de que los testigos encontraran a la mujer llena de sangre, dieron la voz de alarma a la Policía y a la Guardia Civil, que procedió a detener a la presunta autora.

Según el alcalde del pueblo, Jaime Santos, la mujer huyó a refugiarse en la Iglesia del pueblo. Por el momento, asegura, se conocen “pocos detalles de la investigación” porque la Guardia Civil aún sigue trabajando para aclarar los hechos mientras la mujer ha sido ingresada en un hospital de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Villa de Don Fadrique ha declarado un día de luto oficial por la trágica muerte del bebé después de que el regidor se reuniera con los portavoces de la oposición para determinar una línea de actuación al respecto.

"Debe tener mucho mal en la cabeza"

Julia, lLa madre de Zaida, ha asegurado no reconocer a su hija en el momento en el que ha sido detenida ni tampoco en los últimos meses y ha destacado que al preguntarle por qué había cometido el crimen, está le ha respondido que "tenía que salvar el mundo". "Debía tener mucho mal en la cabeza", ha asegurado Julia, abuela del bebé fallecido. Además, ha comentado de Zaida que "desde que nació el chico, no era ella".

En este sentido, ha señalado que desde hace dos semanas, la mujer estaba "muy mal". Por ello, ha explicado que hace siete días estuvo ingresada "en el psiquiátrico preventivo de Alcázar de San Juan", aunque, como ha aclarado, le dieron el alta tras no diagnosticarle "nada". Aún así, Julia ha confirmado que "se estaba tomando la medicación". Asimismo, se ha preguntado qué le ha podido pasar a su hija Zaida para cometer este crimen. "Ha sido una chica normal", se ha lamentado en repetidas ocasiones.

Problemas psicológicos agravados tras el parto

Según otro vecino de Zaida consultado por este diario, la mujer tenía problemas psicológicos que se habían agravado después de dar a luz al bebé asesinado. De hecho, en otra ocasión tuvo que intervenir la Guardia Civil para poner fin al alboroto que estaba provocando uno de sus brotes. La presunta autora del crimen acababa de hacer una mudanza que también habría podido alterar su estado mental por “el jaleo que eso supone”.

La actual pareja de Zaida, identificado por los vecinos como “un hombre colombiano”, se ha mostrado impresionado y “muy triste” por los hechos. Según testigos, el padre del bebé fallecido en la capilla del cementerio municipal “no se cree lo que ha pasado” y dice tener la sensación de que todo “es una pesadilla”.

Toledo Guardia Civil Sucesos
El redactor recomienda