El votante socialista urbano, moderado y con estudios busca refugio en Ciudadanos
  1. España
El elector del psoe más fiel está envejeciendo

El votante socialista urbano, moderado y con estudios busca refugio en Ciudadanos

¿La reciente y pírrica victoria socialista en Andalucía fue solo un espejismo que presagia nuevos nubarrones en las próximas citas con las urnas o, por el contrario, el PSOE ya ha tocado fondo?

placeholder Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, presenta en Madrid el tercer eje de su programa económico. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, presenta en Madrid el tercer eje de su programa económico. (EFE)

¿La reciente y pírrica victoria socialista en Andalucía fue solo un espejismo que oculta los negros nubarrones de las próximas citas con las urnas o, por el contrario, el partido que encabeza Pedro Sánchez ha tocado ya fondo después de cuatro años ininterrumpidos de derrota en derrota? Los politólogos y expertos en análisis electoral no terminan de ponerse de acuerdo, pero sí coinciden en un diagnóstico: los votantes desencantados del PSOE no huyen solo a Podemos, sino que, cada vez en mayor número, buscan refugio en Ciudadanos,el partido-sorpresaque lidera Albert Rivera.

"El voto socialista estaba huyendo hasta ahora en grandes proporciones a Podemos, pero todo parece apuntar a que un grupo nada despreciable de antiguos votantes del PSOE también está encontrando acomodo en Ciudadanos, aunque en proporciones mucho menores que la de exvotantes del PP", apunta el politólogo y doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Harvard José Fernández-Albertos, que añade: "Sigue habiendo mucho exvotante socialista indeciso, aunque también es verdad que el PSOE goza de un cierto colchón de simpatizantes que le proporcionan cierta seguridad, aunque es una seguridad algo ficticia en el medio y largo plazo, porque son cada vez menos".

Fernández-Albertos sostiene que el colectivo de votantes socialistas con unnivel de estudios más elevado y que vive en entornos urbanos es el que en mayor número abandona el partido. El politólogo, además, destaca un fenómeno que califica de "ideológicamente curioso": son los votantes más moderados del PSOE -aquellos ubicados en el 5 de la escala izquierda/derecha- y los más extremos -en el 1 y 2 de la escala- los más proclives a desertar del PSOE, mientras que los que se sitúan en la franja del 3 y 4 es mucho más probable que se mantengan fieles a esas siglas. "Aunque el PSOE sigue estando ubicado en una posición donde hay muchísimos votantes, como es el centro-izquierda, este achicamiento del espacio no es una buena noticia para el partido en el corto y medio plazo".

"Lo que ha cambiado en el PSOE no es tanto la evolución de la intención de voto, porque la tasa de lealtad a esas siglas no ha variado mucho en los últimos meses, como la composición de las fugas de su electorado", afirma Lluís Orriols, experto en opinión pública y comportamiento electoral y profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III de Madrid. "Si hasta hace poco la práctica totalidad de sus deserciones se dirigía bien hacia Podemos o hacia la indecisión, ahora esos exvotantes socialistas se reparten entre el partido de Pablo Iglesias y Ciudadanos, que es el nuevo invitado a la fiesta".

"La irrupción de Ciudadanos está suponiendo un lastre para Podemos", añade Orriols, "porque está minando la transversalidad ideológica de la que gozaba inicialmente y haciendo que los de Iglesias atraigan ahora esencialmente a votantes de izquierda. Los exvotantes socialistas moderados parecen estar optando masivamente por el partido de Rivera. Los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas indican que las deserciones del PSOE hacia las opciones BAI[voto en blanco, abstención o indecisión] se han reducido de forma notoria en los últimos años. El motivo es que durante la primera mitad de la legislatura muchos votantes socialistas desafectos no querían volver a votar al PSOE pero se sentían huérfanos de opciones políticas". Un escenario que cambia radicalmente tras la irrupción de Podemos y Ciudadanos.

Los partidos nuevos están creciendo entre los menores de 40 años, que son los más castigados por la crisis

La mayoría de los electores socialistas que han decidido no votar más al PSOE "se sitúan en posiciones de centro-izquierda, no son extremistas. Y el mayor problema para el partidoestá en la gente que tiene entre 35 y 55 años, es decir, el electorado que llevó al poder a José Luis Rodríguez Zapatero", asegura Ignacio Urquizu, miembro del seminario de análisis político de Metroscopia y profesor de Sociología en la Universidad Complutense. Urquizu considera que la intención directa de voto del PSOE se mantiene "bastante estable desde 2013, y de hecho ha aumentado un poco desde el pasado verano. Pero es verdad que esa intención directa de voto está por debajo de la que tenía en 2011 y, por supuesto, respecto a 2008 y 2004. ¿A dónde ha ido? La mayoría a Podemos y a la indecisión, aunque el PSOE también recoge votantes de otros partidos como el PP, IU...".

"La pérdida de voto del PSOE", explica Narciso Michavila, sociólogo, especialista en análisis electoral y presidente de la consultora GAD3, comienza en 2010, tras los recortes del Gobierno de Zapatero, y se prolonga hasta 2014, momento en el que toca suelo. En las municipales del próximo 24 de mayo todavía perderá algo de voto respecto a 2011, pero no mucho, porque en esas elecciones se vota más al candidato que a la marca. En todo caso, las elecciones andaluzas han demostrado que la teoría de que el PSOE acabaría como el PASOK griego no es cierta: el PSOE sigue siendo la fuerza principal de la izquierda", añade Michavila.

En lo que coinciden todos los analistas consultados por El Confidencial es en resaltar el envejecimiento del votante socialista. "Si tuviéramos que destacar una sola característica que explique por qué unos socialistas se mantienen leales al PSOE mientras que otros tienen la intención de pasarse a otros partidos, esa es la edad", sostiene Orriols. "El votante del PSOE está envejeciendo de forma considerable. Alrededor del 40% de sus fieles son mayores de 60 años; en cambio, el porcentaje se reduce casi a la mitad entre quienes abandonan sus siglas".Para Michavila, la variable más asociada al cambio de voto es también la edad. "Los partidos nuevos están creciendo entre los menores de 40 años, que son los más castigados por la crisis".

PSOE Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 Noticias de Podemos Ciudadanos Pedro Sánchez
El redactor recomienda