tras el ataque al semanario 'charlie hebdo'

¿Somos islamófobos en España? La mitad desconfía de los inmigrantes musulmanes

Tras el ataque contra 'Charlie Hebdo', la hostilidad o desconfianza hacia los inmigrantes musulmanes, tanto en España como en gran parte de la UE, sigue creciendo

En febrero de 2007, justo al inicio del juicio por los atentados del 11-M en Madrid, la arabista Gema Martín Muñoz, ex directora general de la Casa Árabe y uno de los mayores expertos de nuestro país en el mundo islámico, ya alertaba del incremento de la islamofobia en España a causa de la peligrosa identificación entre terrorismo yihadista e inmigración musulmana. "La combinación de hostilidad y reduccionismo recrea un homo islamicus amenazante, retrógrado y violento. Parece que el mejor musulmán es el que deja visiblemente de serlo".

Casi ocho años después, y tras el brutal ataque de islamistas radicales contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo, esa hostilidad, o cuando menos profunda desconfianza hacia los inmigrantes musulmanes, tanto en España como en gran parte de la UE, sigue creciendo. Así lo creen, al menos, todos los expertos consultados por El Confidencial. Y lo corroboran no sólo hechos como las multitudinarias manifestaciones de las últimas semanas en Alemania contra la supuesta islamización del país o la quema de mezquitas en Suecia, sino también recientes estudios de opinión.

La pasada primavera, coincidiendo con las elecciones al Parlamento Europeo, el prestigioso think tank estadounidense Pew Research Center hizo públicos los resultados de un sondeo que reflejaban la opinión claramente desfavorable hacia el inmigrante musulmán en muchos países europeos. La lista la encabeza Italia, con un 63% de rechazo, y en España el porcentaje roza la mitad de la población: exactamente el 46%, que se eleva hasta el 54% en el caso de quienes se declaran políticamente de derechas o conservadores.

En Alemania los sentimientos antimusulmanes alcanzan un más modesto 33%, pero los llamados Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida, en sus siglas en alemán), promotores de las últimas manifestaciones islamófobas, quieren aprovechar la ola de pánico desatada por los atentados en Francia para tratar de extender su influencia a otros países europeos. De momento, Pegida ha convocado para mañana lunes una concentración de protesta frente al Centro Cultural Islámico de Madrid, más conocido como mezquita de la M-30, que ha sido prohibida por la Delegación del Gobierno en Madrid.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
109 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios