APLICACIÓN INTERACTIVA

Buscador de puntos contaminantes: las ciudades incumplen las guías de la OMS

El informe de la Agencia Europea de Medioambiente revela que el 95% de la población del continente vive en lugares donde se respira un aire perjudicial

Foto: Vista general de la capa de contaminación aérea de Madrid. (EFE)
Vista general de la capa de contaminación aérea de Madrid. (EFE)

La Agencia Europea de Medioambiente (EEA, por sus siglas en inglés) ha publicado esta semana su informe anual sobre la evolución de la contaminación aérea de todo el continente. La conclusión: la calidad del aire que respiramos los europeos es, en general, mala. Hasta un 95% de la población vive en lugares cuyos niveles de contaminación están por encima de los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La contaminación del aire es todavía alta en Europa. Y eso provoca costes elevados para nuestros ecosistemas, nuestra economía, la productividad de la fuerza de trabajo y, aún más grave, la salud general de los europeos”, afirmó el director de la EEA, Hans Bruyninckx. Ciñéndonos a España, nuestro país registra unas 27.000 muertes prematuras debido a una mala calidad del aire, 25.046 de ellas atribuibles a las partículas en suspensión y 1.772 a un alto nivel de ozono troposférico, según cálculos de este organismo dependiente de la Unión Europea.

Tal y como recuerda la EEA en su informe, estudios recientes indican que una exposición continuada a aire malsano conduce irremediablemente a un aumento de los problemas respiratorios y cardiovasculares, y puede afectar significativamente al desarrollo durante la infancia. En concreto, puede provocar una reducción del crecimiento del feto, del peso al nacer y de las funciones pulmonares del bebé, así como producir abortos espontáneos, cambios en el sistema inmune, aumento de futuras alergias, al igual que asma y diabetes.

El Confidencial ha elaborado un buscador del nivel de contaminación en cada una de las más de 700 estaciones de medición de aire que hay repartidas por toda España (compare el dato de cada punto con el límite especificado en el menú de selección).

Paco Segura, coordinador nacional de Ecologistas en Acción, considera que la normativa europea “es bastante laxa y está diseñada para que se cumpla cómodamente”. Y es que la Unión Europea ha obligado a los Estados miembros a fijar unos límites legales que son bastante más ‘blandos’ que aquellos que recomienda la OMS. La organización ecologista tiene motivos para alegrarse y para entristecerse al mismo tiempo a raíz de la publicación del informe anual de la EEA. Por un lado, ve refrendadas las conclusiones de su último estudio y, por el otro, confirma una situación de gravedad: los habitantes en áreas urbanas en Europa respiran aire malsano.  

A juicio de Segura, las Administraciones españolas "no están dando al asunto la importancia que merece". Y pone como ejemplo el emplazamiento de los puntos de control de calidad. El Ayuntamiento de Madrid protagonizó en 2009 una polémica respecto al cambio de ubicación de una docena de medidores. Casualmente, estas estaciones eran, de todas las que el Ayuntamiento había desplegado por la ciudad, las que registraban más contaminación en dióxido de nitrógeno.

El tráfico motorizado, una de las principales causas de la contaminación aérea. (Efe)
El tráfico motorizado, una de las principales causas de la contaminación aérea. (Efe)

A este respecto, Segura matiza que el cambio de lugar de medidores fue durante un tiempo práctica habitual entre las Administraciones. "Madrid fue el último de una larga serie". Se ha llevado a cabo en Guadarrama, en todas las provincias castellanas y leonesas y en Valencia. El ejemplo de la estación de la plaza Luca de Tena en Madrid es, para el activista, una "inmoralidad".

Durante años registró una de las mayores tasas de contaminación de la ciudad, muy por encima de los límites establecidos. En la plaza hay varias áreas de juego infantiles. El Ayuntamiento decidió retirar la estación de medición a otro lugar, "por lo que la contaminación en esa plaza ya no existe oficialmente". "La Administración se engaña a sí misma con esta técnica, y de paso engaña a la ciudadanía", concluye Segura.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios