Los tentáculos de la trama Púnica llegan también hasta el Ayuntamiento de Aranjuez
  1. España
EL ANTERIOR GOBIERNO adjudicó parcelas a marjaliza

Los tentáculos de la trama Púnica llegan también hasta el Ayuntamiento de Aranjuez

Los principales tentáculos implicados en la operación Púnica hicieron negocios durante años con el Ayuntamiento de Aranjuez. Con el PP y con el PSOE

placeholder Foto: Francisco Granados sale del juzgado de Majadahonda. (EFE)
Francisco Granados sale del juzgado de Majadahonda. (EFE)

Los principales tentáculos implicados en la Operación Púnica hicieron negocios durante años con el Ayuntamiento de Aranjuez. Bajo el anterior Gobierno del PSOE y del exalcalde Jesús Dionisio Ballesterosy, también, con el actual mandato del PP y de la regidora María José Martínez de la Fuente. Los caminos que van desde Francisco Granados y desde Valdemoro hasta Aranjuez se cruzan varias veces con algunos de los principales detenidos en esta trama, como el empresario David Marjaliza, al que se le adjudicaron varias parcelas en un desarrollo urbanístico del municipio, la empresa Waiter Music, radicada en la misma Aranjuez y propiedad del detenido José Luis Huerta, que gestiona y organiza desde 2011 todos los festejos locales, o la multinacional Cofely, que obtuvo en septiembre de 2012 la concesión del servicio de reparación, mantenimiento y conservación de las instalaciones de climatización y agua sanitaria de los edificios municipales.

Uno de los principales nexos de la trama con el Ayuntamiento de Aranjuez gira en torno al empresario Antonio Serrano, hombre de confianza de David Marjaliza, exconcejal del PP de Valdemoro y socio de Francisco Granados. Serrano fue jefe de gabinete del alcalde socialista de Aranjuez, Jesús Dionisio Ballesteros, y cargo de confianza en el área de Desarrollo Económico del consistorio tras haber sido antes, durante 17 años, concejal en el Ayuntamiento de Valdemoro, donde llegó a ser portavoz del PSOE. Abandonó su acta de concejal para irse con el alcalde de Aranjuez y a su último pleno ordinario, convertido en un emotivo homenaje de despedida, acudió también el propio Francisco Granados, que era entonces consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha dictado para él una fianza de 100.000 euros.

Las fiestas, a Waiter Music

Los negocios de la trama Púnica continuaron en el municipio tras las elecciones del 2011 que dieron la vara de mando municipal al PP, como denuncia la agrupación Acipa. En verano del 2011, recién llegado el nuevo equipo de gobierno, el ayuntamiento rompió con la empresa que gestionaba las fiestas hasta entonces y sacó un concurso con tramitación urgente, sólo 8 días para presentar ofertas, que fue adjudicado a la empresa Waiter Music el 11 de agosto, apenas tres semanas antes de que comenzasen las fiestas del Motín. El contrato ascendía a 135.000 euros más IVA. Waiter Musica pertenece al empresario José Luis Huerta, que hace frente a una de las fianzas más altas impuestas por el juez (300.000 euros).

El Ayuntamiento justifica este nuevo contrato en la necesidad de recortar la partida económica destinada a las fiestas municipales. "El gobierno socialista tenía adjudicada la gestión de las fiestas a una empresa a la que debía abonar 594.999,99 euros un precio que resultaba excesivo en relación a la situación económica municipal", aseguran fuentes municipales. "Por ello, el nuevo Gobierno local alcanza un acuerdo con la empresa que gestionaba las fiestas para poner fin al contrato y sacar un nuevo concurso público en el que se rebajase sustancialmente la cuantía".

Poco después, el consistorio le adjudicó también las fiestas de Navidad de ese mismo año. La duración del contrato era del 2 al 5 de enero de 2012, y fue licitado sin rebaja del precio de salida por un importe de 43.000 euros. Con los siguientes festejos, de San Fernando, del 25 al 30 de mayo de 2012, e igualmente por un procedimiento de urgencia de sólo ocho días para presentar ofertas, la adjudicación a Waiter Music fue por 80.000 euros. A finales de junio de 2012 se convocó, finalmente, un nuevo concurso, esta vez con 15 días de plazo, para la organización de todos los festejos de 2012 a 2014 y cuyo contrato es prorrogable por otros dos años. El presupuesto base de la licitación fue de 233.800 euros, IVA incluido.

Tras el estallido del caso Púnica, el Ayuntamientoestáestudiando "todas las posibilidades en relación al contrato vigente y siempre bajo la perspectiva de que el contrato es absolutamente legal", aseguran.

El último nexo con Púnica llega a través de Cofely, la multinacional francesa sobre la que gira la mayor parte de este nuevo caso de corrupción. La empresa obtuvo en septiembre de 2012 un pequeño contrato de servicio de reparación, mantenimiento y conservación de las instalaciones de climatización y agua sanitaria de los edificios municipales. La concesión fue aprobada por ser la oferta económica más ventajosa. Fue adjudicada por un importe de 45.165 euros sin IVA a una oferta que tenía una baja del 39%. El precio de salida había sido de 88.500 euros y el plazo de ejecución un año. El contrato duró un año y no fue renovado.

Nota de redacción: El actual ejecutivo del Ayuntamiento de Aranjuez del Partido Popular ya denunció cuando aún estaba en la oposiciónlas sospechas que tenía sobre las prácticas contractuales de la trama de la Operación Púnica -ahora destapada-. Además, el entonces gobierno socialistarebajó la cuantía por la que habría de garantizarse el buen fin de las construcciones bajando el porcentaje del 6% hasta el 2% del importe total de la construcción. El PP votó en contra de esa enmienda. Sobre el contrato con la empresa Cofely, el actual ayuntamiento de Aranjuez afirma que en 2012 sacóun concurso público para la gestión del servicio de reparación ymantenimiento, en el que recurrieron nueve empresas, siendo Cofely la elegida al ofrecer el precio más bajo. Respecto al contrato con Waiter Music,haya su causa en un proceso de pública licitación que se ajusta escrupulosamente a la normativa recogida en la Ley de Contratos del Sector Público.

Operación Púnica Audiencia Nacional Francisco Granados UCO
El redactor recomienda