Es noticia
Menú
Llegan al Carlos III las primeras dosis de suero Zmapp para salvar la vida de Teresa
  1. España
LA AUXILIAR SIGUE "ESTABLE" DENTRO DE LA GRAVEDAD

Llegan al Carlos III las primeras dosis de suero Zmapp para salvar la vida de Teresa

España dispone ya de dosis del suero experimental Zmapp contra el ébola para suministrarlo a la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que lucha por sobrevivir.

Foto: El marido de la hospitalizada (Foto: AP)
El marido de la hospitalizada (Foto: AP)

España dispone ya de dosis del suero experimental Zmapp contra el ébola para suministrarlo a la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que se contagió del ébola después de atender al religioso García Viejo, fallecido por esta enfermedad. Este suero experimental ya fue utilizado en la medicación que se suministró al misionero español Miguel Pajares, que se convirtió en la primera víctima del ébola en Europa.

El Zmapp es un cóctel de anticuerpos que ha sido probado con éxito en monos y, de forma experimental, en algunas personas. La producción a gran escala de este medicamento resulta muy lenta, y España había agotado las dosis de las que disponía y estaba a la espera de las que ahora han llegado para suministrarlo a la enfermera infectada por el virus del ébola.

La paciente, la única de las 14 personas que permanecen aisladas en el Carlos III que ha dado positivo en la enfermedad, se encontraba este viernes a las 21:20 horas estable dentro de la gravedad, según informaron fuentes sanitarias. Ayer experimentó durante todo el día un empeoramiento y a última hora de la noche de este jueves se encontraba en una situación "muy crítica", según informó el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez.

El estado de la paciente se agravó severamente a lo largo de la jornada, en la que pasó a ocho el número de personas que permanecen en observación en el Hospital Carlos III de Madrid para determinar si están infectados por el virus. Según las últimas informaciones, se encuentra estable dentro de la gravedad.

El hermano de Teresa Romero informaba por la mañana a las puertas del centro hospitalario que los médicos les habían reclamado con urgencia y les habían dado "pocas esperanzas". Luego, la secretaria autonómica del Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE), Elvira González, declaraba a los periodistas que la paciente "está grave, intubada y empieza a tener fallos multiorgánicos". Horas más tarde, fuentes del Carlos III negaban que estuviera intubada y los fallos multiorgánicos. La prohibición de la víctima y de su esposo de comunicar partes médicos facilitaba la falta de información médica oficial y la propagación de rumores.

Vídeo: Inquietud por Teresa

Junto a ella permanecen ingresadas otras trece personas más, entre ellas su marido, Javier Limón, que se encuentra asintomático pero está en vigilancia por el contacto que ha mantenido con ella los últimos días. Fuera del hospital, otro medio centenar de personas está sometido al protocolo de vigilancia en su domicilio, que consiste, fundamentalmente, en tomarse la temperatura dos veces al día. Según ha informado a media tarde el hospital, se ha atendido a 18 pacientes en total, algunos de los cuales han recibido el alta hospitalaria y otros se han ido a otros edificios del complejo: a La Paz y al hospital de Cantoblanco.

Mato extrema el protocolo

Por otro lado, cuatro días después, el Ministerio de Sanidad ha decidido modificar la aplicación de los actuales protocolos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) frente al ébola para extremar las medidas preventivas y de control de los contagiados y proponer a la Unión Europea que adopte inmediatamente esos cambios. En concreto, se bajará el criterio de temperatura establecido para considerar que un enfermo entra en fase de contagio. Ahora está en 38,6 grados, lo que se considera el estándar 'africano', y pasará a los límites habituales de la febrícula: bastarán unas décimas por encima de los 36,5 grados. Con estos baremos –y siempre que la auxiliar Teresa Romero hubiera comunicado a su médico que había estado en contacto con el virus–, habría sido aislada varios días antes.

El cambio del baremo se debe, según fuentes médicas consultadas, a que 38,6 grados es lo que se considera fiebre en el entorno africano, donde los antipiréticos o el paracetamol no son nada corrientes y la fiebre sube con facilidad. Sin embargo, en Occidente, la fiebre no alcanza esa temperatura con la misma facilidad, por lo que se ha decidido ahora bajarlo.

Vídeo: Mato obtiene el apoyo de todos los partidos en la crisis del ébola

La ministra Ana Mato explicó a los portavoces parlamentarios de las comisiones de Sanidad del Congreso y del Senado reunidos en la sede de su departamento que va a catalogar como “personal de riesgo” a cualquier profesional que esté en contado con un paciente con ébola para seguir después un seguimiento “proactivo” de su estado de salud. Todos las personas, la mayoría profesionales sanitarios, que han estado en contado con Teresa Romero y los que atendieron al misionero Manuel García Viejo serán sometidos a las nuevas normas de vigilancia constante, tengan o no síntomas.

La ministra no aportó dato alguno en la reunión sobre la investigación abierta para conocer cómo ha sido posible el contagio de la auxiliar de enfermería, “porque sigue sin tenerlos”, según apuntaron en fuentes parlamentarias. Mato pidió colaboración a los representantes de todos los partidos y se comprometió a mantenerlos permanentemente informados, con las comparecencias que haga falta o a través del portavoz del Grupo Popular en la materia, Rubén Moreno.

La ministra reunirá al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas) para comunicarles los cambios en el protocolo de actuación frente al ébola. Después, propondrá esas mejoras a la Unión Europea, desde donde siguen muy de cerca el caso de la auxiliar de enfermería.

España dispone ya de dosis del suero experimental Zmapp contra el ébola para suministrarlo a la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que se contagió del ébola después de atender al religioso García Viejo, fallecido por esta enfermedad. Este suero experimental ya fue utilizado en la medicación que se suministró al misionero español Miguel Pajares, que se convirtió en la primera víctima del ébola en Europa.

El redactor recomienda