ELECCIONES INTERNAS PARA ELEGIR AL PRESIDENTE

Vidal-Quadras: “Me siento desilusionado con el debate agrio generado en VOX”

Hoy se celebras las elecciones internas del partido para elegir al nuevo presidente. Quien se marcha y quien aspira a ocupar el sillón hablan de la situación interna

Foto: José Antonio Ortega Lara, Alejo Vidal-Quadras y Santiago Abascal. (Efe)
José Antonio Ortega Lara, Alejo Vidal-Quadras y Santiago Abascal. (Efe)

VOX celebra este sábado sus elecciones internas para designar a su nuevo presidente. Alejo Vidal-Quadras, actual líder, ya decidió no presentarse a la reelección. De los dos aspirantes, el candidato más claro parece ser Santiago Abascal. Si gana, deberá coger las riendas de un partido que ha sufrido dimisiones y abandonos de varios de sus miembros; donde varios militantes acusan a la actual dirección, en la que Abascal es secretario general, de poner “trabas” a otras candidaturas para presentarse a las elecciones; e incluso donde existen acusaciones de “prácticas autoritarias” por su parte.

Toda revolución interna tiene un principio. No haber conseguido un diputado en el Parlamento Europeo el 25 de mayo parece ser el punto de partida. O eso apuntan varios miembros como Ignacio Camuñas y el propio Alejo Vidal-Quadras, el candidato que aspiró a sentarse en el Parlamento Europeo. “Obtener un escaño habría fortalecido el proyecto, habría dado más cohesión de los militantes entorno al comité ejecutivo”, apunta el derrotado. “Habría sido un espaldarazo de los ciudadanos y hubiera abierto un camino de esperanza y optimismo. No fue así y esto generó un clima de división de opiniones”, opina el todavía presidente de la formación que acabó cediendo sus poderes a José Luis González de Quirós de manera provisional.

Niega enfrentamientos con Santiago Abascal y prefiere hablar de falta de cohesión interna como justificación de su marcha.  Incluso de cierta “desilusión”. “Me ha entristecido que se generara internamente ese debate agrio. Yo aspiraba a un proyecto político distinto, con respeto, donde el debate fuera sereno, riguroso y nunca con argumentos personales; en ese sentido sí me siento un poco desilusionado”, apunta. Su marcha tiene que ver, también, con el poco “deseo” de entrar en  “la típica pugna interna”.

Vidal-Quadras y Abascal. (Efe)
Vidal-Quadras y Abascal. (Efe)

Santiago Abascal se defiende

Abascal no habla de un partido dividido sino de diferentes opciones que dan “fortaleza” a VOX. Sin embargo, no pasan desapercibido sus comentarios en su cuenta de Twitter que contrastan con esta idea como: “El 20 de septiembre comienza la refundación de VOX a pesar de ataques externos y sabotajes internos”.

Según el político vasco, “hay mucha gente a la que no le interesa el éxito del partido y han movido sus fichas fuera y dentro a través de dos o tres infiltrados que realmente no representan a nadie más que a sus amos”.

No tiene tampoco pelos en la lengua para responder a Ignacio Camuñas -ya fuera del partido- que señaló el enfrentamiento personal entre Vidal-Quadras y Abascal como uno de los problemas del partido. “El señor Camuñas nunca estuvo muy al tanto de lo que realmente ocurría dentro de VOX porque venía poco. Tuvo una salida poco elegante e impropia de alguien como él”.

No oculta que hay militantes que se está dando de baja ante tanto debate interno, “aunque otros muchos se están dando de alta y el saldo será positivo”. Y sus aspiraciones son altas: “Nuestro objetivo es entrar como el partido de la derecha en el Congreso de 2015 superando los 100 diputados”.

Santiago Abascal, en la fundación DENAES, que también preside. (Efe)
Santiago Abascal, en la fundación DENAES, que también preside. (Efe)

El optimismo de Abascal contrasta con quienes han abandonado el partido o quienes aspiran a apartarse pronto. Vida-Quadras solo augura a VOX un buen porvenir si “la nueva dirección es fiel al manifiesto fundacional y lo comunica bien”. El espacio social de quienes se sienten decepcionados con el PP “sigue existiendo”.  

No para Manuel López Linares. Líder de la candidatura que aspiraba a ser presidente de VOX y que decidió retirarse ante las “trabas” de la dirección del partido para acceder al censo de los militantes, ya se ha dado de baja. No volverá a votar a VOX “porque ya no me identifico con el rumbo que está tomando”. Pero él ya no puede decidir. La palabra la tienen los 3.800 afiliados que están llamados a las urnas este sábado a partir de las 10.30 horas aunque la votación digital y por correo ya está abierta desde hace cinco días.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios