mil personas se han manifestado hoy en madrid

121 guardias civiles para garantizar la seguridad del polémico Toro de la Vega

Lanzas en alto en Tordesillas. Como cada año, taurinos y antitaurinos cruzan sus caminos en la celebración del Toro de la Vega, donde el animal muere lanceado

Foto: Fotografía facilitada por el Partido Animalista del Toro de la Vega de 2011. (Efe)
Fotografía facilitada por el Partido Animalista del Toro de la Vega de 2011. (Efe)

Las lanzas están en alto en Tordesillas. Como cada año, taurinos y antitaurinos cruzan sus caminos en la celebración del Toro de la Vega en la localidad vallisoletana, un festejo en el que grupos de caballistas conducen a un astado por el campo dándole muerte con lanzas.

En esta ocasión, el Toro de la Vega se celebrará el próximo martes día 16, entre fuertes medidas de seguridad y un importante despliegue de unidades de la Guardia Civil. Pero sus detractores ya calientan motores.

En Madrid, alrededor de mil personas según la Policía se han manifestado esta tarde desde la Plaza de Colón hasta la Plaza de España, pasando por las sedes del PP y del PSOE.  La manifestación se ha iniciado con un acto simbólico de repulsa que ha consistido en romper unas quinientas lanzas, adornadas con lazos negros y amarillos.

Personajes del mundo de la cultura como Rosa Montero y Emma Ozores han participado en el acto y han criticado la "brutalidad" del torneo. Por su parte, el Partido Animalista (Pacma) ha montado en la capital horas antes mesas informativas contra el Toro de la Vega y ha entregado 70.000 firmas contra esta fiesta ante el Parlamento Europeo.

Cabecera de la manifestación de este sábado, en Madrid. (Efe)
Cabecera de la manifestación de este sábado, en Madrid. (Efe)

Paralelamente, la Subdelegación del Gobierno en Valladolid ha previsto un dispositivo de 121 miembros de la Guardia Civil para tratar de evitar problemas y enfrentamientos entre los participantes en el torneo y los detractores del festejo. Además, unidades de Protección Civil, bomberos, Policía Local y emergencias sanitarias darán cobertura a una jornada en la que se espera la participación de 40.000 o 50.000 personas.

“Hay que intentar que en el torneo no haya problemas de seguridad. No obstante, por el momento no se ha recibido ninguna comunicación de concentración por parte de grupos antitaurinos, como suele ser habitual”, dicen fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia.

“Con todo, nos consta que a través de internet se está movilizando a personas de cara a la celebración del Toro de la Vega. Existe la posibilidad de que, como ha ocurrido en otras ocasiones, el mismo día del torneo se personen en Tordesillas grupos de detractores del festejo. Nuestro deber es evitar enfrentamientos e incidentes”, indican las mismas fuentes.

(Efe)
(Efe)

Miembros de Pacma aseguran a El Confidencial que este año no ha convocado ni manifestación ni concentraciones en Valladolid o Tordesillas. "Desde hace diez años, cuando iniciamos esta campaña, siempre habíamos sumado todos los esfuerzos en Tordesillas y Valladolid, pero a partir del pasado año acordamos manifestarnos en Madrid, para hacer público ante los partidos políticos nacionales nuestra opinión, ya que ante las autoridades de Castilla y León lo hemos hecho ya sin frutos".

"Manifestarnos en Madrid, donde el pasado año congregamos a más de 10.000 personas cuando en Valladolid o Tordesillas lo más que hemos podido concentrar es a 600, es la única forma de mover nuestro mensaje para paralizar o prohibir el Toro de la Vega", añaden.

Este año, como novedad, Pacma se ha personado ante la Delegación Territorial en Valladolid de la Junta de Castilla y León para acceder al expediente del Toro de la Vega de 2014, "ya que debe de ser autorizado cada año y queremos comprobar que todo dentro de ese expediente es correcto y legal, porque podría ser una vía para tratar de paralizar el acto o retrasarlo", indican las mismas fuentes a este periódico.

Los manifestantes han roto simbólicamente 500 lanzas. (Efe)
Los manifestantes han roto simbólicamente 500 lanzas. (Efe)

La pasada semana, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, puso su granito de arena en la polémica. Sobre el Toro de la Vega, Sánchez dijo: “Lo rechazo, no me gusta. En el siglo XXI este tipo de fiestas no debería celebrarse”.

El nuevo líder socialista se sumaba así a los que dentro de su partido se declaran abiertamente antitaurinos: “El PSOE tiene una posición clara. Respetamos esta cultura taurina que tiene España. Pero, desde el punto de vista personal, aun respetando, a mí no me verán en una corrida de toros”, dijo.

Claro, que no es el caso de José Antonio González Poncela, alcalde socialista de Tordesillas, férreo defensor de la fiesta que, a campo abierto, se celebrará el próximo martes.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios