LAS OBRAS SUPERARÍAN LOS CINCO MILLONES DE EUROS

'El Johnny' llevaba once años abierto con graves irregularidades urbanísticas

El colegio mayor no ha superado en años la Inspección Técnica de Edificios. Unicaja, dueña de la concesión, no ha acometido las obras millonarias que requería

Foto: La mudanza del San Juan Evangelista. (Efe)
La mudanza del San Juan Evangelista. (Efe)

Las puertas del mítico colegio mayor de Madrid 'El Johnny' se cerraron definitivamente esta semana. Atrás quedan los años de luces y gloria, cuando músicos como Bebo Valdés, Mercedes Sosa, Tete Montoliu o Paco de Lucía actuaban en el Club de Música del colegio. En sus últimos 11 años, los estudiantes convivieron, sin saberlo, con graves irregularidades urbanísticas que podrían haber afectado a su salud. Unicaja, la empresa concesionaria del San Juan Evangelista, ha entregado las llaves del legendario colegio a la Universidad Complutense, propietaria de las instalaciones, "en perfecto estado", según sus declaraciones.

Pero el estado actual del edificio deja mucho que desear. La concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid mantiene abiertos hasta cinco expedientes por diversas anomalías. Reabrir el colegio supondría acometer unas obras que costarían entre 5 y 6,2 millones de euros, según diversas tasaciones elaboradas por servicios técnicos, entre ellos los de la propia Unicaja. Ahora nadie quiere ponerle el cascabel al gato.

“Nuestra postura es que esto debería solucionarlo Unicaja”, asegura José Joaquín Caerols, presidente de la Fundación San Juan Evangelista. Según estas fuentes, Unicaja ha hecho caso omiso a los requerimientos y el deterioro ha alcanzado tales niveles que restablecer la legalidad urbanística, edificatoria y ambiental de las instalaciones exigirá una inversión millonaria que la Universidad Complutense, propietaria de las instalaciones, todavía está estudiando.

El Johnny no se rinde

Vídeo grabado por estudiantes del aula de imagen del San Juan Evangelista en defensa de la continuidad del colegio mayor.

Inspecciones desfavorables

El centro (hay 400 habitaciones) no supera la Inspección Técnica de Edificios (ITE) desde 2001, y durante diez años ha funcionado sin licencia de actividad. La ITE del año 2011 fue desfavorable “por el mal estado de la edificación”. En concreto, se cita el “estado general de fachadas, exteriores y medianeras, así como el estado de conservación de cubiertas y azoteas”. 

En otro expediente se requiere a Unicaja para que investigue la causa de los asentamientos diferenciales que han provocado el giro del bloque de fachada o retire las placas de amianto que existen en la parte destinada a habitaciones de residentes. Estas obras no se hicieron y el expediente fue archivado. “Existen precedentes de inmuebles próximos que ha sido necesario cerrar, para, entre otras cuestiones, solventar esta problemática de la cimentación. Estamos hablando de la seguridad pasada y futura de los colegiales del 'Johnny'”, reclama Juan Cuesta, vicepresidente de la Fundación.

En 2011, Unicaja solicitó una licencia para llevar a cabo las correspondientes obras de reforma y reestructuración parcial del colegio y subsanar todas las irregularidades existentes. El Ayuntamiento le otorgó la licencia, que contemplaba, entre otras, una docena de actuaciones necesarias para restablecer la legalidad urbanística. La propia entidad bancaria también encargó a la agencia de tasaciones Tinsa un estudio sobre el coste global de la subsanación de todas estas deficiencias. Pero las intenciones se quedaron en un cajón, ya que la entidad decidió que ya no quería ser la concesionaria del colegio, aunque un auto le obliga a seguir siéndolo hasta 2038.

Recogida de los carteles del Club de Música del colegio mayor San Juan Evangelista. (Efe)
Recogida de los carteles del Club de Música del colegio mayor San Juan Evangelista. (Efe)

Vacío desde el viernes

Los colegiales tuvieron que sacar todas sus pertenencias del colegio este mismo viernes, cuando el teléfono de centralita aún sonaba con las llamadas de quienes pedían alguna habitación para septiembre, cuando se reanudan las clases. Para continuar con la explotación del colegio mayor es imprescindible acometer todas las obras. En caso contrario, administrativamente será imposible su reapertura.

Los representantes de la Fundación señalan a la concesionaria como única responsable de todos estos gastos que devolverían la vida a estas instalaciones. “Si tenemos en cuenta que el colegio mayor es un centro adscrito a la Universidad Complutense, y ésta, además, es la entidad que tutela la concesión otorgada a Unicaja, los órganos competentes de dicha universidad han de exigir sin dilación alguna al concesionario que cumpla con sus obligaciones legales”, zanjan. Los estudiantes, de momento, se han buscado alojamiento en otros colegios mayores.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios