SOLO CANTABRIA PRESCINDIÓ DE ESTE ORGANISMO

El Consejo Consultivo de Madrid gasta 4 millones al año: 6.500 euros por informe

El organismo emitió en 2013 más de 650 informes. Los consejeros se limitan a revisasr y aprobar los dictámenes que confeccionan los letrados

Foto: Esperanza Aguirre renunció a su plaza como expresidenta en el Consejo Consultivo. Joaquín Leguina (d) es consejero permanente. (Efe)
Esperanza Aguirre renunció a su plaza como expresidenta en el Consejo Consultivo. Joaquín Leguina (d) es consejero permanente. (Efe)

La renovación de una parte del Consejo Consultivo madrileño ha vuelto a levantar las protestas contra la supervivencia de unos organismos de carácter no vinculante que, según Unión, Progreso y Democracia (UPyD), solo sirven para colocar a políticos en retirada: “Están politizados, son un cementerio de elefantes y están duplicados, porque el Consejo de Estado tiene competencias para asesorar a las comunidades”. En el caso de Madrid, el sueldo de un consejero alcanza los 8.500 euros brutos al mes por una reunión a la semana. Pero, ¿a qué se dedican exactamente los miembros de este organismo?

El Consejo Consultivo es el superior órgano consultivo del Gobierno y de la Administración autonómica de Madrid, así como de las corporaciones locales y de las universidades y demás entidades de derecho público de la región. Trata temas sobre responsabilidad patrimonial de la Administración, contratación administrativa, revisión de oficio de actos administrativos. Emite sus opiniones a través de dictámenes y todos deben estar fundamentados en derecho. Según el contenido de la memoria que tiene colgado en su web, en el año 2013 se emitieron 657 dictámenes, y según la de 2012, en ese ejercicio se realizaron 705. Con una dotación presupuestaria de 4,9 millones de euros en el año 2012 y un presupuesto de 4,3 millones de euros en 2013, el resultado es que cada expediente en 2012 costó a todos los madrileños 6.950 euros y en 2013, se invirtieron más de 6.500 euros en cada documento emitido.

Cada expediente en 2012 costó a todos los madrileños 6.950 euros y, en 2013, se invirtieron más de 6.500 euros en cada documento emitidoLos dictámenes se reparten entre las ocho secciones que dirige cada consejero, así que tocan a menos de cien por cabeza en todo el ejercicio.  El consejero de turno no se encarga de confeccionar los informes. Para eso cuentan con seis letrados en cada sala, funcionarios de carrera que redactan los documentos, buscan la jurisprudencia, analizan sentencias... El trabajo de la cúpula se limita a revisar y votar el trabajo de quien de verdad lleva el día a día en el Consejo. En 2013, el consejo se reunió en 67 ocasiones: 21 en Pleno y 46 en Comisión Permanente.

Los grupos de la oposición se quejan constantemente de que con la grave crisis institucional y económica que vive España, los gobiernos y la administración deben dar ejemplo no solo ahorrando en gastos, sino eliminando instituciones como ésta, ya que sus funciones las puede llevar a cabo perfectamente el Consejo de Estado, con mayores garantías de control de la legalidad de los actos de la Administración.

El consejero de turno no se encarga de confeccionar los informes. Para eso cuentan con seis letrados en cada sala, funcionarios de carrera que redactan los documentos, buscan la jurisprudencia, analizan sentencias...

A finales de 2013, la plantilla del Consejo Consultivo madrileño estaba compuesta por once altos cargos, con salarios que en ningún caso bajan de los 5.000 euros netos al mes. Cada uno de los nueve consejeros están asistidos por seis letrados, sin contar con el personal de secretaría. También hay catorce personas a sueldo del órgano que se ocupan de las tareas de administración del personal. Hubo dos bajas: el jefe de gabinete del presidente, que se jubiló, y un jefe de negociado, que por concurso de méritos, obtuvo otro destino. Regino García-Badell, quien fue director del gabinete de la propia Esperanza Aguirre, es ahora el responsable del gabinete del presidente Ignacio Astarloa.

Número de consejeros dispar

La propuesta de eliminar estas instituciones autonómicas no solo ha partido de la oposición. En el plan de adelgazamiento de la Administración que anunció Mariano Rajoy, los consejos consultivos eran unos de los “órganos auxiliares” llamados a desaparecer. Pero solo Cantabria ha eliminado el suyo. Existe el caso contrario, una comunidad autónoma con dos organismos que se dedican a lo mismo: Cataluña tiene abierta la Comisión Jurídica Asesora, que trabaja para la Generalitat, y el Consejo de Garantías Estatutarias, que resuelve dudas y conflictos planteados por el Parlament y los ayuntamientos.

No hay ninguna normativa escrita que dicte el número mínimo o máximo de consejeros que deben formar este órgano. En Madrid hay nueve, en Andalucía 14, en Extremadura cinco, en Castilla y León cuatro, en la Comunidad Valenciana tres. No hay región que destine menos de un millón de euros anual para alimentar este organismo y todas coinciden en un punto: los sueldos de sus miembros se equiparan a los de un consejero autonómico.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios