Rubalcaba volverá a la universidad

El regreso del químico

Rubalcaba vuelve a la universidad a dar clases; pero la tecnología, la ciencia y la química han evolucionado mucho a lo largo de los últimos años

Foto: Archivo histórico de Cambio16
Archivo histórico de Cambio16

De las alfombras del Congreso, a las tarimas de las aulas; de los trajes gris marengo, a las batas blancas de investigador; de las vendettas políticas, a la paz de un laboratorio lleno de probetas y matraces de cristal. Ése es el futuro inmediato de Alfredo Pérez Rubalcaba, después de que anunciase esta misma semana que abandonará su escaño de diputado y que regresará a su plaza de profesor de Química Orgánica en la Universidad Complutense de Madrid. Un cambio como del día a la noche; o de la noche al día.

A partir de ahora, las preocupaciones de Rubalcaba pasarán a ser meramente académicas y científicas. Al menos eso dice el todavía líder socialista, por cuya silla pugnan tres candidatos: Madina, Sánchez y Pérez Tapias. Las preguntas parlamentarias, el marcaje al Gobierno de Mariano Rajoy y las luchas fratricidas de Ferraz caerán en el olvido. Por contra, el político cántabro centrará ahora sus 'roces públicos' en preparar sus clases y en dictaminar si un alumno que acuda a una revisión con un aprobado raspado suspende o se va para casa 'amnistiado'.

Tras treinta y dos años trabajando en el Partido Socialista, su vuelta a las aulas será un auténtico regreso al pasado. Rubalcaba impartirá la asignatura de química orgánica y para ello deberá 'ponerse las pilas' y adaptarse a todos los cambios que ha experimentado la docencia desde que decidió dedicarse en cuerpo y alma a la política. El conocido Plan Bolonia junto a los avances aparecidos en su campo investigador hará que el ex secretario general socialista tenga que reciclarse, aunque quizás no tanto como muchos piensan ya que jamás abandonó por completo aquella profesión que estudió en su juventud, codo con codo con otros compañeros de partido, como el líder del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky.

Que Rubalcaba se movió entre elementos químicos queda patente en algunas imágenes que se conservan en el Archivo Histórico de Cambio16 y que reproducimos en este reportaje.

Archivo histórico de Cambio16
Archivo histórico de Cambio16

Rubalcaba, pese a haber estado más de tres décadas en política, nunca ha abandonado del todo la enseñanza. Fuentes de la Facultad de Química de la Universidad de Barcelona afirman que hasta hace diez años el cántabro estuvo dando clases de forma ocasional en la Complutense, por lo que su adaptación a las nuevas técnicas docentes quizás no sea tan traumática. Durante un tiempo, todos los lunes el ya ex secretario general del Partido Socialista estuvo acudiendo a Ciudad Universitaria para impartir lecciones.

Pese a ello, Carmen San Martín, directora de Química Orgánica y Farmacéutica de la Universidad de Navarra, considera que el mayor cambio producido en la docencia que afectará a Rubalcaba es que “antes las clases eran magistrales y ahora con Bolonia hay más participación por parte de los alumnos”. Además, la doctora destaca que “ahora ya no sólo importa el examen final; ahora los alumnos obtienen su nota mediante exposiciones y trabajos, por lo que ya no sólo vale el conocimiento adquirido”. Por ello, el político cántabro deberá adaptar sus conocimientos y sus procedimientos docentes al nuevo sistema universitario que ayudó a crear como parte del Gobierno de España y de la oposición durante distintas legislaturas.

Otra evolución con la que tendrá que batallar Alfredo Pérez Rubalcaba es el desarrollo que ha vivido la química orgánica aplicada. Esta ciencia “está muy relacionada con la tecnología, la ingeniería y el avance farmacéutico” según Carmen San Martín, por lo que el regreso a las clases del político le obligará a tener “una exigencia importante”.

“Hay nuevas síntesis químicas y reacciones que sirven para distintos ámbitos de la sociedad”, añade a El Confidencial la doctora, que considera que Rubalcaba tendrá que “refrescarse” para poder ejercer su nuevo empleo con efectividad.

El Congreso, con los diputados del PP en pie, despide con aplausos a Rubalcaba

En contraposición, Luis Casarrubios, secretario del departamento al que Rubalcaba pertenecerá -Química Orgánica I-, cree que “tendrá que prepararse las clases como todos los profesores”, pero que no tendrá mayores problemas, ya que el campo científico al que se dedica su equipo “es una ciencia básica. No cambia a lo largo de los años”.

Por ello, Casarrubios no duda sobre la formación y preparación del político cántabro, aunque al igual que Carmen San Martín, cree que el cambio más importante al que se enfrentará es consecuencia de “los distintos planes de estudio que se han implantado, como el actual Bolonia”.

Secretismo en la Facultad de Química de la Universidad Complutense

Casarrubios comenta a este periódico que saben “la misma información que se ha publicado en la prensa”, y añade que “no hemos recibido ninguna solicitud” para que Rubalcaba forme parte de la sección, aunque sí saben que trabajarán en el mismo equipo. Si será profesor a tiempo completo o parcial también es un misterio dentro de la Facultad de Química.

Archivo histórico de Cambio16
Archivo histórico de Cambio16

Tampoco se conoce la asignatura concreta y el curso que impartirá Rubalcaba, por lo que el desconocimiento en torno a la vuelta del político a la Universidad Complutense es absoluto entre los que serán sus nuevos compañeros.

Los nuevos doctorados, mejor preparados para la enseñanza

Carmen San Martín, como directora de departamento en la Universidad de Navarra, afirma que los nuevos doctorados “tienen que afrontar unos complementos teóricos que en la época de Rubalcaba no se pasaban”, además de “enfrentarse a exposiciones públicas ante tribunales que aprueben su trabajo”, por lo que considera que los doctores actuales tienen mayor capacidad para el profesorado debido al nivel formativo adquirido.

La doctora añade además que “la nueva escuela de doctorado exige presentar un panel de actividades de investigaciones y de docencia para poder obtener el título”, algo que cuando Rubalcaba se doctoró no era necesario.

Sin duda, el nuevo reto que Rubalcaba tiene por delante es apasionante, aunque existen opiniones dispares sobre su capacidad para llevar a cabo su nuevo empleo tras muchos años alejado de él. La realidad es que el químico vuelve a la que fue su casa antes de instalarse en Ferraz para demostrar a sus alumnos que la docencia puede ser como montar en bicicleta o por el contrario, una quimera insuperable debido a los avances tecnológicos y docentes.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios