La opacidad manda en las Cortes: sólo dos de 18 partidos políticos son transparentes
  1. España
informe de 'compromiso y transparencia'

La opacidad manda en las Cortes: sólo dos de 18 partidos políticos son transparentes

El último informe de la Fundación Compromiso y Transparencia destaca el "alarmante" estado de la cuestión en España.

placeholder Foto: Pleno en el Congreso de los Diputados
Pleno en el Congreso de los Diputados

Sólo dos partidos políticos entre los que tienen representación en el Parlamento español pueden definirse transparentes ante la ciudadanía. Son Esquerra Republicana y UPyD, únicas formaciones que, más allá de promesas electorales, aplican la transparencia a sus propias plataformas web.

Es lo que indica el Informe "Transparencia, el mejor eslogan", que elabora la Fundación Compromiso y Transparencia y El Confidencial adelanta este viernes. Se trata de un análisis pormenorizado de la información publicada en las páginas web de los grupos con representación en las Cortes Generales. Los resultados del estudio, que se ha elaborado gracias a una campaña de microdonaciones, son contundentes: "La mayoría de los partidos siguen manteniendo unos grados de opacidad alarmantes en áreas de especial relevancia".

placeholder

En los últimos puestos de la tabla, CiU defiende su situación actual: "Hemos evolucionado mucho hacia la transparencia en los últimos años", explica a este diario Frascesc Sánchez, jefe de Comunicación de la formación catalana, tras remitir a las cuentas disponibles en la web del partido. "Las que faltan es por cuestión de tiempo, falta su liquidación: no nos sentimos un partido poco transparente", remata.

Con 63 millones de presupuesto, 53 de los cuales dedicados a gastos de personal, el organismo cuenta con 264 empleados encargados de fiscalizar un sector, el público, que representa el 45% del PIB español

El panorama general, que deja en evidencia la opacidad de cara a sus potenciales votantes del 80% de los partidos políticos, se produce a pesar de que en los últimos dos años se ha reformado en dos ocasiones la Ley Orgánica sobre Financiación de Partidos. Esta legislación, entre otros aspectos, traslada al Tribunal de Cuentas la responsabilidad de pedir a las formaciones la documentación necesaria para llevar a cabo su fiscalización. Sin embargo, más allá de los incumplimientos que detecta este organismo, el informe de la Fundación Compromiso y Transparencia pone en tela de juicio su actual funcionamiento.

Con 63 millones de presupuesto, 53 de los cuales dedicados a gastos de personal, el organismo cuenta con 264 empleados encargados de fiscalizar un sector, el público, que representa el 45% del PIB español: "Una ridiculez si lo comparamos con las principales auditoras que operan en España", destaca Javier Martín Cavanna, director de la Fundación y autor del informe. “Solo Deloitte, por ejemplo, cuenta con 4.796 empleados y beneficios, en 2012, de 501 millones de euros", apunta.

Ningún auditor externo

A la hora de analizar el grado de transparencia de los partidos, el informe destaca varios indicadores, que van desde algo tan básico como la información de contacto –cumplido por ocho de cada diez de los partidos analizados– hasta la información sobre número de afiliados o el programa. De estos dos aspectos, en apariencia claves para una formación política, se informa sólo en, respectivamente, el 46% y el 64% de las webs auditadas.

En un año en el que la transparencia está a punto de convertirse en ley –así lo será a finales de 2014–, los partidos siguen fallando en indicadores claves: sólo dos de cada diez publican información económica.

Ley Transparencia Transparencia Responsabilidad Congreso de los Diputados
El redactor recomienda