Lorca, año tres del terremoto: indignación, desesperanza… y sólo promesas electorales
  1. España
TRES MIL VECINOS SIGUEN DESPLAZADOS

Lorca, año tres del terremoto: indignación, desesperanza… y sólo promesas electorales

Los últimos no serán los primeros. En Lorca sigue habiendo, tres años después del terremoto, familias que no han recuperado los pisos que perdieron

Los últimos no serán los primeros. En la catoliquísima Lorca, que ha tenido dinero para reconstruir iglesias, ermitas, oratorios y conventos tras el terremoto doble del 11 de mayo de 2011, no se cumple el dicho del nazareno sobre la entrada en el reino de los cielos. Eso pasa con las 232 familias que habitaban el barrio de San Lorenzo, construido para acoger a los damnificados por la riada de 1973 y que, cuarenta años después de aquello y solo tres de los seísmos continúa hecho un solar, literalmente, con sus vecinos desesperanzados, dispersos y, sobre todo, sintiéndose estafados.

El pequeño barrio de nueve bloques y quince escaleras es ahora un solar vallado de 15.000 metros cuadrados tras su completo derribo. Los vecinos son gente humilde, algunos rayando en la exclusión social, y siguen siendo propietarios de esas viviendas con sus correspondientes cuotas de solar. Pero la desilusión y resignación por la falta de solución a su problema les invade: solo 48 de los alrededor de 500 que tenía el barrio acudieron a la última concentración de protesta convocada por la Asociación de Afectados de San Fernando el cuatro de abril pasado. Trece familias siguen en los barracones prefabricados colocados por Cruz Roja en un terreno municipal cercano al barrio.

Vídeo: documental sobre lasinundaciones de 1973

Coincidiendo con el tercer aniversario del doble seísmo que mató a nueve personas y provocó la demolición de 1.250 viviendas, la guerra de números sobre la reconstrucción aflora. Según cifras oficiales del Ayuntamiento, de 1.152 habitadas-derribadas están en construcción unas 900. Quinientas estarán terminadas a finales del verano. Y ya se han entregado 130.

La Asamblea de Vecinos Afectados por el Terremoto (AVAT) tiene datos distintos. Hasta el viernes 9 de mayo, solamente se habían entregado 70 viviendas reconstruidas, apenas el 5% del total de demolidas. Ese mismo día por la mañana, en un acto oficial realizado horas antes de la concentración convocada por la AVAT a las ocho de la tarde, se entregaron las llaves de otras 40. “Luego el total son 110, que no suponen ni el 10% de las que destruyó el terremoto. Y esto tres años después”, recalca José Alberto Lario, uno de los portavoces de la asamblea.

En esos datos, destaca que de las 70 primeras, 35 no tienen nada que ver con el plan oficial del Fomento, Comunidad Autónoma y Ayuntamiento: son las del cuartel de la Guardia Civil, cuya reconstrucción acabó el Ministerio de Defensa hace un año.

Valcárcel levanta la indignación

Estas contradicciones arrancan palabras fuertes a muchos damnificados. La indignación se disparó el jueves por la tarde cuando se conocieron las declaraciones del expresidente Ramón Luis Valcárcel y ahora candidato número seis de la lista del PP al Parlamento Europeo. Según el que fue mandatario murciano hasta abril, hay ya “casi mil viviendas levantadas” y el patrimonio cultural “está en una fase avanzadísima en cuanto a la reconstrucción de todo lo que se perdió allí”.

Edificio en construcción en el barrio de La Viña. (Efe)

El candidato puso la guinda diciendo que los retrasos evidentes al cabo de tres años son debidos a las “enormes trifulcas entre los propietarios” en defensa de sus intereses “legítimos”. Esto levantó ampollas y respuestas airadas en Lorca y, obviamente, caldeó el ambiente de cara a la concentración de protesta. Lario verbaliza claramente el efecto de las palabras de Valcárcel: “Eso es totalmente falso. Está utilizando el asunto para su campaña electoral. Lo que demuestran esas declaraciones es su cinismo y el poco compromiso que ha tenido él personalmente, y toda la Administración regional, con Lorca y sus ciudadanos”.

Aprovecha la ocasión el portavoz de la Asamblea para recordar al expresidente murciano que “presumió del préstamo conseguido del Banco Europeo de Inversiones de 185 millones de euros para infraestructuras. Y él personalmente ha tenido agallas para retener el dinero de los damnificados sin encontrar la forma adecuada para que las ayudas llegaran de forma rápida”.

El instituto sigue cerrado

La lentitud del proceso de reconstrucción, los problemas derivados de los trámites burocráticos y la falta de agilidad en la gestión de los expedientes son, para los afectados, las causas de que tres años después más de 3.000 vecinos sigan desplazados de sus antiguas viviendas, 1.100 familias no las hayan recuperado todavía y otras 870 se encuentren con serias dificultades para finalizarlas, según la AVAT. Además de que esté sin adjudicar la obra de reconstrucción del instituto Ros Giner, de 900 alumnos, sin reconstruir el Centro de Salud Lorca Centro y estén cerrados el complejo deportivo Europa y el Conservatorio de Música.

Misa homenaje por las victimas del terremoto de Lorca en el primer aniversario. (Efe)Los problemas de gestión son la causa principal y general de los retrasos para los afectados, por mucho que 'sotto voce' algunos reconozcan que las divergencias en unas pocas comunidades de propietarios también han dilatado puntualmente la reconstrucción de viviendas.

Broncas entre propietarios

En el caso de la barriada de San Fernando se juntaron el hambre con las ganas de comer. Ante la inacción de las administraciones y divergencias entre los vecinos, la cordobesa Construcciones Barea alentó la constitución de una nueva comunidad de propietarios con once presidentes de las 15 escaleras. Una maniobra considerada ilegal por otros propietarios, que se fueron al juzgado en julio de 2013 porque no se convocó una junta general de los vecinos/propietarios ni se otorgaron poderes para crear la nueva entidad.

La reconstrucción de los nueve bloques derribados con 232 viviendas puede ser buen negocio para cualquier promotor: se constituyó la UTE de Barea con Ferrovial que ofreció a los vecinos viviendas a precios superiores a los de la valoración de la Comunidad Autónoma y con la cesión a la constructora de los 4.000 metros cuadrados de bajos comerciales de los que los propietarios son dueños en proindiviso.

“La administración regional no ha intervenido para unificar criterios y conseguir la reconstrucción del barrio”, es la crítica que hace Diego Borgoñoz, secretario de la Asociación de Afectados de San Fernando. Al contrario, “no sabemos por qué motivo, agiliza los trámites que interesan a la constructora aunque saben que el asunto está en el juzgado”, añade.

Vista actual del barrio de La Viña. (Efe)Además de en el juzgado, también está enquistado. Tanto que Jesús Morales, presidente de la asociación, cree que “no se van a poder construir más de 120 viviendas, si esto se desatasca, porque muchos han desistido ya por los retrasos y la complicaciones, otros están pidiendo el dinero que les toque al Consorcio de Compensación de Seguros, y otros se han ido a vivir donde han podido”.

Los que siguen en la pelea están convencidos de que su problema habría tenido fácil solución si se hubiera realizado la promesa que Sepes (Sociedad Estatal del Suelo) hizo el 23 de agosto de 2011 de hacer 300 viviendas. Según la nota del Ministerio de Presidencia en esa fecha, “ya se está trabajando en el programa de construcción, que financiará íntegramente el Gobierno central para que se ejecute en el menor plazo posible”.

Poco después, el 5 de octubre, la página web de la Sociedad ofrecía la buena nueva, mejorándola con que Sepes asumiría también la urbanización de los terrenos que el ayuntamiento pusiera a su disposición para las viviendas, gracias a un protocolo firmado por el entonces director general de la entidad estatal, Pedro Saura (PSOE), y el alcalde de Lorca, Francisco Jódar (PP).

Un mes más tarde, las elecciones generales dieron el Gobierno al PP y el cambio se llevó por delante la promesa. El Ayuntamiento nunca contactó con los vecinos de San Fernando para sondear si la promesa de Sepes se podría concretar en sus terrenos. En el tercer aniversario del doble terremoto, los humildes vecinos de los 15 bloques derribados tienen claro que ellos no son los primeros.

Lorca Sepes Patrimonio Infraestructuras Murcia
El redactor recomienda