Juan Pablo Lázaro, el 'tapado' de Arturo Fernández en las elecciones de CEIM
  1. España
cedería la presidencia y él se iría a la cámara

Juan Pablo Lázaro, el 'tapado' de Arturo Fernández en las elecciones de CEIM

La jugada podría ser la siguiente: Arturo Fernández revalida su cargo y en un tiempo prudencial deja los mandos de CEIM a uno de sus vicepresidentes

placeholder Foto: El vicepresidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro. (EFE)
El vicepresidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro. (EFE)

Ya está toda la carne puesta en el asador. Los socios de CEIM eligen hoyal que será el nuevo presidente: Arturo Fernández, que podría revalidar por tercera vez su mandato, o Hilario Alfaro, un comerciante textil que ha echado un pulso al hostelero pararegenerar la institución desde dentro. El actual presidente cuenta con una victoria aplastante. Según sus propios sondeos, le apoyará el aparato de CEOE y el PP de Madrid. Sin embargo, es consciente de que su figura se ha visto deteriorada en los últimos tiempos, y él y su equipo ya están maquinando el tan ansiado cambio generacional.

Para culminar el proceso, la jugada podría ser la siguiente:Fernández revalida el cargo y, en un tiempo prudencial, cede los mandos de la cúpula al que muchos consideran el hombre clave de estas elecciones:Juan PabloLázaro, el número dos de la candidatura de Fernández según ha confesado el propio vicepresidente de CEOE.

La debilidad política de Fernández, cercado por los escándalos y las denuncias de sus propios trabajadores, que lo acusan de pagarles en negro, parece dejarle esta opción como la única para convencer a los socios de CEIM de que la Confederación no necesita un cambio abrupto. El potencial sustituto de Fernández es el presidente del Club Financiero Génova y vicepresidente de CEIM, vinculado a consultoras financieras y empresas del transporte urgente.

De consumarse la jugada, Lázaro se quedaría con la presidencia de CEIM y Fernández con la Cámara de Comercio.Las dos instituciones están ahora presididas por el presidente del grupo Arturo Cantoblanco. Para quien no conozca a Lázaro, él fue el encargado de defender en el Congreso de los Diputados que la CEOE no tenía la obligación de informar de los sueldos de sus miembros.Uno de los propulsores de Lázaro esMiguel Garrido de la Cierva, gran amigo suyo, ya que ambos compartieron muchos momentos en la Asociación de Jóvenes Empresarios de Madrid (AJE).

Arturo Fernández. (Efe)Mientras el equipo de Fernández fragua un cambio generacional entre bambalinas, el que está más expectante es el otro candidato, Hilario Alfaro, totalmente convencido de su capacidad para suceder a lo que considera una vieja clase empresarial en declive. Sin embargo, las fuerzas están a favor de Fernández si se utilizan como vara de medir los apoyos. Según el recuento potencial de voto que hace el actual presidente, tiene comprometidos los apoyos de las grandes empresas (El Corte Inglés, Banco Santander, Iberdrola...) y de las compañías tuteladas por el PP de Madrid (Ifema, Madrid Network, Fundación Universidad Empresa, Casino de Madrid).

Desde su entorno argumentan la solidez de Fernández como candidato y sus estrechas relaciones con el poder para confiar en que revalidará su cargo. El equipo de Alfaro cuestiona tanto apoyo institucional para una candidatura en particular, la de Arturo Fernández, sacudida por los escándalos que han manchado su figura en 2013.

Fernández 'repesca' a Cavero

Lourdes Cavero (izq.). (Efe)Tanto el uno como el otro se acusan mutuamente de ser unos impresentables, y se han enzarzado en una guerra personal que se ha recrudecido en las últimas semanas de esta campaña electoral que finaliza hoy. El miércoles, el mismo día que los dos candidatos tenían que entregar en la sede de CEIM la lista de los 200 socios que hoy elegirán el nombre del presidente, Fernández comió en el lujoso hotel Ritz junto con un suculento grupo de empresarios y dos invitados de postín: el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y su esposa, Lourdes Cavero, vicepresidenta de CEIM hasta hace tres semanas, cuando dimitió precisamente para no entorpecer el proceso electoral.

A primera hora de la mañana de ese día, Alfaro ofreció un desayuno informativo en ese mismo hotel. Entonces, el presidente González declinó la invitación. Para sorpresa de todos, su esposa y su cuñada, Pilar Cavero, aparecen entre los 200 socios que Arturo ha puesto en una lista para decantarse por uno u otro candidato. Quién vencerá a quién es la única duda que queda, y se despejará hoy.

CEIM Arturo Fernández Hilario Alfaro Lourdes Cavero
El redactor recomienda