Los asesinos de Anabel Segura y Olga Sangrador, a la calle tras el fin de la Parot
  1. España
EL ESTADO QUIERE EVITAR LA SALIDA DE RICART

Los asesinos de Anabel Segura y Olga Sangrador, a la calle tras el fin de la Parot

La Audiencia de Toledo ha ordenado la inmediata excarcelación de Emilio Muñoz Guadix, condenado por el secuestro y asesinato de Anabel Segura

placeholder Foto: Manifestación contra la excarcelación de Valentín Tejero, asesino de Olga Sangrador (Efe)
Manifestación contra la excarcelación de Valentín Tejero, asesino de Olga Sangrador (Efe)

Los asesinos de Anabel Segura y Olga Sangrador ya están en la calle.La Audiencia de Toledo ha ordenadola "inmediata" excarcelación de Emilio Muñoz Guadix, condenado a 43 años de prisión por el secuestro y asesinato de la joven madrileñaocurrido en 1993. Por su parte, la Audiencia de Valladolid también ha pedido laexcarcelación de Valentín Tejero, preso desde hace dos décadas por distintas condenas, entre ellas una de 50 años por el rapto, violación y asesinato de la niña de 9 años y vecina de Villalón de Campos Olga Sangrador en 1992. De esta manera la justicia cumple con la derogación de la doctina Parot.

En el auto emitidopor la Audiencia Provincial de Toledo se ordena "la inmediata puesta en libertad" de Emilio Muñoz por haber quedado extinguida su condena en virtud de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos' y conforme al acuerdo del Tribunal Supremo del pasado día 12.La excarcelación de Emilio Muñoz, preso en Herrera de La Mancha (Ciudad Real) se ha producido tras la petición del penado y con el informe favorable del fiscal, mientras que el resto de las acusaciones no han hecho alegaciones en el plazo concedido.

La asesinada Anabel SeguraTras esta resolución, Emilio Muñoz ha salido de la cárcel de Herrera de la Manchatras haber pasado entre rejas dieciocho años. A su salida ha declarado que se arrepiente del crimen y que daríadiez años de su vida por volver atrás.Ha dicho que no se considera un peligro para la sociedad porque ya asumió "el error grave que cometió".A la familia de Anabel Segura le ha dicho que lo siente "mucho".

Los principales acusados por este caso fueron Emilio Muñoz Guadix y Cándido Ortiz, para quienes el Tribunal Supremo elevó a 43 años la pena que les había sido impuesta por la Audiencia Provincial de Toledo en una sentencia emitida en 1999, aunque el segundo murió hace cuatro años de muerte natural mientras cumplía condena.Anabel Segura fue secuestrada el 12 de abril de 1993 mientras hacía 'footing' por la urbanización La Moraleja de Madrid y después fue asesinada y enterrada entre las ruinas de una antigua fábrica de ladrillos del término municipal de Numancia de La Sagra, en la provincia de Toledo, aunque se tardó más de dos años en encontrar su cadáver.

Otro asesino peligroso

También ha salidode la misma prisión de Herrera de la Mancha Valentín Tejero.A su salida de la cárcel Tejero no ha querido hacer ninguna declaración a los medios de comunicación y ha llamado a un taxi desde la cabina de teléfono que se encuentra a la salida del penal.Así, 18 minutos después de su puesta en libertad, a las 17.08 horas se ha subido en el taxi, que ha llegado desde la localidad ciudadrealeña de Manzanares, y se ha marchado de la cárcel.

LaAudiencia de Valladolid, tribunal sentenciador que condenó a Tejero a medio siglo de cárcel por el asesinato de Olga Sangrador, contrasta, sin embargo, con la postura de la familia de la niña, cuyo letrado, Luis Antonio Calvo, de la Asociación Clara Campoamor, había mantenido su petición de que el reo permaneciera entre rejas hasta 2025.

Tejero recupera su libertad de forma inmediata (su salida estaba prevista en 2025), al igual que hiciera hace unas semanas, por idéntico motivo, el también vallisoletano Pedro Luis Gallego, también conocido como el Violador del Ascensor, que llevaba igualmente 20 años cumpliendo una condena de 273 años (su licenciamiento revocado se situaba en 2020) por, entre otros motivo, los asesinatos de la joven burgalesa Marta Obregón en 1993, la muerte de la joven vallisoletana Leticia Lebrato en 1992 y 18 violaciones más.

Olga Sangrador desapareció un 25 de junio de 1992 en la localidad vallisoletana de Villalón de Campos. La policía dirigió sus pesquisas hacia Juan Manuel Valentín Tejero, un delincuente que en ese momento disfrutaba de un permiso penitenciario otorgado por el entonces juez de Vigilancia Penitenciaria, Ignacio Sánchez Yllera, pese a que cumplía condena por tres delitos de abusos deshonestos.

Dos días después, Valentín Tejero confesó la autoría del rapto, violación y asesinato de Olga, de 9 años y cuyo cadáver, enterrado, fue localizado en un pinar de Tudela de Duero.

El Estado intenta evitar la salida del asesino de Alcásser

La Abogacía del Estado se ha opuesto a la excarcelación de Miguel Ricart, condenado en el año 1997 a 170 años de prisión por el secuestro, violación y asesinato de Miriam, Toñi y Desirée, las tres niñas de Alcàsser, y ha alegado que la sentencia dictada sobre la etarra Inés del Río no es extrapolable a todos los casos.

Miguel Ricart.

En sus alegaciones, la Abogacía indica en primer lugar que las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) no tienen eficacia 'erga omnes' -frente a todos-. En segundo término, expone que en la sentencia sobre Del Río "en ningún momento" se afirma que exista en España un problema estructural o sistémico que requiriera eventualmente de la adopción de medidas generales. De ello se concluye -agrega- que "ninguna obligación incumbe a España en lo que se refiere al resto de los condenados a los que se aplicó la doctrina contenida en la resolución del Tribunal Supremo de 28 de febrero de 2006 -doctrina Parot-".

Doctrina Parot
El redactor recomienda