El sector moderado se 'rebela' contra Rouco para elegir al nuevo portavoz
  1. España
GIL TAMAYO Y GINÉS GARCÍA CANDIDATOS 'REBELDES'

El sector moderado se 'rebela' contra Rouco para elegir al nuevo portavoz

Los aíres de renovación impulsados por Francisco en El Vaticano llegan a la iglesia española. La Conferencia Episcopal elige mañana a su portavoz.

Foto: El presidente de la Conferencia Episcopal, Rouco Varela (EFE).
El presidente de la Conferencia Episcopal, Rouco Varela (EFE).

Los aires de renovación impulsados por Francisco I en El Vaticano llegan a la iglesia católica española. La Conferencia Episcopal (CEE) elegirá mañana, en su CII Asamblea General, a su nuevo secretario general y portavoz, en sustitución del obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino. El relevo se podría enmarcar, si los obispos así lo ratifican con sus votos, en un proceso de renovación mucho mayor que se completará, en marzo, con la elección del sustituto de Rouco Varela. Soplan nuevos vientos y, ayer, el propio Nuncio Apostólico en España, Renzo Fratini, se encargó de marcar un camino, una nueva dirección, en sintonía con los nuevos modos de Jorge María Bergoglio.

Fratini recordó ayer, ante sus colegas españoles y en un discurso que fue la noche y el día con respecto al de Rouco, la forma de entender el ministerio episcopal del papa Francisco. “Los obispos han de ser pastores, cercanos a la gente, padres y hermanos, con mucha mansedumbre; pacientes y misericordiosos”, explicó. “Hombres que amen la pobreza…simplicidad y austeridad de vida… Hombres capaces de estar velando sobre el rebaño que les ha sido confiado y cuidando todo aquello que lo mantiene unido…Hombres capaces de sostener con amor y paciencia los pasos de Dios en su pueblo”.

“Rouco se resiste como gato panza-arriba pero tiene todas las de perder”, explica el periodista José Manuel Vidal, editor de Religión Digital y experto en temas eclesiásticos. “Rouco está amortizado y descolocado. Y eso se notó ayer en su discurso, que incidió en sus obsesiones de siempre, con respecto a las palabras del nuncio, que vino a decir que tipo de obispo quiere el papa para España y les habló de la necesidad de un nuevo plan pastoral. Rouco está de retirada. Los obispos le han perdido el miedo a un hombre que le ha tenido controlados durante dos décadas”, explica.

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino (Efe)

El relevo deMartínez Camino, que deja el cargo después de agotar los dos quinqueniosconsecutivos que permiten los Estatutos, se interpreta, dentro y fuera de la Conferencia Episcopal, como el momento oportuno para una profunda renovación en la que la iglesia española refuerce su cercanía y apertura, dos de los aspectos que caracterizan el Pontificado del papa Francisco. Ante esta tesitura, como señalan, los 23 obispos que componen la Comisión Permanente elevarán esta tarde a la Asamblea un reducido grupo de nombres entre los que ha de salir el sucesor de Martínez Camino. Moderados y conservadores, el sector en consonancia con Roma y el alineado con Rouco, tienen sus propios candidatos.

“Hay dos facciones, una que presenta Rouco o el entorno de Rouco, y que está encabezada por el obispo auxiliar de Getafe, José Rico Pavés, y por el vicario general de Oviedo, Jorge Fernández Sangrador”, apunta José Manuel Vidal. “En la sesión de ayer se palpaba un ambiente de rebelión, a favor de los candidatos de Francisco y de un perfil más moderado. En esta otra facción, tienen muchas posibilidades el obispo de Guadix-Baza, Ginés García Beltrán, y el canónigo de Badajoz, José María Gil Tamayo. Juntos o por separado, este podría ser un ticket ganador”. Este último, por cierto, se hizo famoso durante el último Cónclave en el que resultó elegido Jorge María Bergoglio como el portavoz del Vaticano que traducía al español las explicaciones de Federico Lombardi, portavoz oficial de la Santa Sede.

“Son dos sensibilidades que se traducen en diferentes propuestas de nombres”, añade también el periodista Jesús Bastante. “Probablemente, si sale la primera opción, la moderada, veamos una separación entre la portavocía y la secretaría general”, explica.

El papa Francisco habla con una monja en Asís (efe)La votación definitiva tendrá lugar el miércoles. Lo que parece poco probable, como ayer se encargó de reseñar el propio Martínez Camino, es que una mujer pueda sustituirle como voz oficial de la iglesia española, lo que sería una verdadera revolución. Estaturiamente, no hay problema alguno, aunque parece poco probable. “No hay nada que lo impida”, explicó ayer Martínez Camino, aunque restó valor a la posibilidad por la “historia y la definición” de esta entidad.

“Se podría haber dado el caso de una mujer porque ahora Francisco dice que ya es tiempo de colocar a las mujeres en puestos de responsabilidades”, explica Bastante. “Había una gran candidata, Encarnación González, responsable de la Oficina de la Causa de los Santos, un cargo que depende, orgánicamente de la secretaría general. Pero Martínez Camino la despidió hace 15 días y elegirla ahora sería una gran bofetada al propio Martínez Camino y a Rouco Varela”.

Ayer, en su discurso, Rouco se mostró muy preocupado porque la “unidad de la nación española” “pudiera llegar a romperse” y reclamó a los políticos que respeten las normas básicas de convivencia, “como es la Constitución”. También expresó su intranquilidad porque las “heridas” causadas por el terrorismo a tantas víctimas y a la sociedad “no se curen en su raíz por el camino del perdón y de la misericordia buscada, aceptada y concedida de corazón”.

Conferencia Episcopal Iglesia Religión Papa Francisco