un estudio denuncia el gigantismo de la red

España, la segunda red de AVE del mundo... pero la penúltima por número de viajeros

Es la más extensa, pero la menos utilizada. Un estudio conjunto de dos universidades denuncia la sobredimensión de la alta velocidad en España

Foto: El pimer tren de alta velocidad que estrenó la línea A Coruña-Santiago de Compostela-Ourense (EFE)
El pimer tren de alta velocidad que estrenó la línea A Coruña-Santiago de Compostela-Ourense (EFE)

La red de alta velocidad española está sobredimensionada. Los datos lo confirman. Es la primera conclusión a la que ha llegado una investigación, todavía en curso, realizada en conjunto por la Universidad de Castilla-La Mancha y la de Cantabria. “No con el objetivo de echar culpas, sino de replantear el futuro”, asegura uno de sus directores, el catedrático José María Menéndez. La comparación de la red española con la de países con una infraestructura similar no deja lugar a dudas. 

Con la línea actualmente desplegada en el territorio nacional, la española es, hoy, la tercera red de alta velocidad del mundo. En cuanto se acaben los proyectos ya en marcha, será la segunda, superada en kilometraje sólo por China, según los datos de la Unión Internacional del Ferrocarril. Adelantará así a Japón, Alemania, Italia y Francia también en cuanto a relación entre los kilómetros de red y la superficie disponible: cada 1.000 kilómetros cuadrados, 4,9 serán ocupados por líneas del AVE. Por delante, sólo Japón, con siete.

Si se compara el dato con los habitantes, como se hace en el citado estudio, España llega a estar a la cabeza del mundo: casi 0,5 kilómetros de AVE cada diez mil habitantes. El doble que Japón, como indica el siguiente gráfico, elaborado a partir de los datos de la citada investigación, a la que ha tenido acceso El Confidencial.

 

Pero ¿es esta red de nivel mundial acorde con las exigencias del país? Los datos globales, citados más arriba, son los que se suelen tomar en consideración para destacar los años de bonanza y grandes inversiones en la alta velocidad española. Comparadas con su uso, la historia es otra.

El equipo de las dos universidades españolas ha calculado la relación entre pasajeros que usan el AVE y los kilómetros construidos. España, en este caso, se encuentra en el último puesto a nivel mundial. Le sigue solo Taiwán, caso que, destacan los investigadores, hay que coger con pinzas debido a su morfología. A escala europea, el uso de la red española es así netamente inferior al de los otros estados.

Lo mismo ocurre si se relaciona el número de pasajeros con los kilómetros operativos de la red. En España, no llega a una décima parte del más de un millón con los que cuenta Japón, que, cabe recordar, tiene una red menos extensa.

Fuente: UIC. Elaboración propia.
Fuente: UIC. Elaboración propia.

Un viaje cada dos años

El año en curso, que no se incluye en el estudio comparativo, ha arrancado con datos muy positivos para el uso del AVE en España: los nuevos precios, más competitivos, de la alta velocidad han llevado al sorpasso de este medio de transporte sobre el avión entre Madrid y Barcelona. La respuesta del ministerio a la caída de pasajeros en algunos aeropuertos, como el de Madrid-Barajas, ha sido garantizar bonificaciones y subvenciones para la apertura de nuevas rutas.

“La tendencia de los últimos años indica una estabilización en el uso del AVE incluso en el período precedente a la crisis”, señala a El Confidencial José María Menéndez, catedrático de Transporte y director de la investigación. Es por ello que ve complicada una repentina mejora al dato de uso del AVE por parte de los españoles: una media nacional de 0,5 veces al año, menos de la mitad que en Francia. “Y esto a pesar de que el número de trenes diarios en los grandes corredores de alta velocidad españoles es comparable al del resto de los países europeos”, señalan los autores del estudio.

“Entiendo que no sería políticamente correcto parar todo”, comenta al respecto Menéndez, el director del estudio, “sobre todo considerando que vivimos en un país donde no hay ningún alcalde que no se sienta agraviado si su pueblo no entra en los planos del proyecto del AVE”. Sin embargo, asegura, “sería importante replantear los proyectos futuros, al menos para que sean acordes con las necesidades reales de la población”.

Estos datos no son desconocidos en Fomento, explican fuentes del sector. La ministra del ramo, Ana Pastor, ha reiterado en varias ocasiones, por su parte, que el AVE es una inversión prioritaria: “Llegará a Galicia en 2018”, reiteraba en una entrevista con el diario ABC del pasado domingo. A este propósito se dedican, en los presupuestos de este y del próximo año, 1457 millones de euros, según los datos del ministerio.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios