SANTAMARÍA REPROCHA LOS FALSOS ERE

El PSOE abuchea a la vicepresidenta tras no rectificar sobre los parados.

Por primera vez, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha abandonado el hemiciclo del Congreso de los Diputados en medio de un sonoro abucheo

Foto: El líder del PSOE LAfredo Pérez Rubalcaba (i) conversa con la portavoz en el Congreso del partido, Soraya Rodríguez
El líder del PSOE LAfredo Pérez Rubalcaba (i) conversa con la portavoz en el Congreso del partido, Soraya Rodríguez

Por primera vez, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha abandonado el hemiciclo del Congreso de los Diputados en medio de un sonoro abucheo por parte de la bancada socialista. La sesión de control al Gobierno de este miércoles ha adquirido un tono especialmente tenso cuando la portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, ha exigido a la vicepresidenta una explicación y una disculpa sobre los datos que ofreció el pasado viernes, cuando afirmó que un 20% de los parados defraudan en las prestaciones por desempleo. La número dos del Gobierno, que ha evitado disculparse, ha contraatacado acusado al PSOE de “imprudencia, temeridad y osadía” por tratar de dar lecciones al Ejecutivo mientras se investiga la trama de los ERE falsos en Andalucía.

Sáenz de Santamaría ha eludido aclarar por qué ofreció datos equivocados en la rueda de prensa del Consejo de Ministros en la que afirmó que más de medio millón de desempleados (520.572 personas) habían cometido fraude al percibir de forma irregular su prestación por desempleo. La cifra real, tal y como después fue matizada por el Ministerio de Empleo, solo afecta a 5.833 parados que habrían llevado a cabo trabajos en B mientras percibían la prestación por desempleo. Tampoco se ha disculpado por el error y como se ha marchado apresuradamente del hemiciclo, su actitud ha caldeado los ánimos de la bancada socialista, que la abucheado desde que se ha levantado del escaño hasta que ha abandonado la Cámara. "Estamos ante novia a la fuga", ha apostillado, acto seguido, el socialista Antonio Trevin, el diputado que tenia la palabra cuando la número dos del Gobierno ha dejado la bancada. 

“Con ustedes se han destruido un millón de empleos, han endurecido los requisitos para acceder al subsidio, han bajado la tasa de cobertura de desempleo al 62% y usted el viernes utilizó datos falsos para criminalizar a los desempleados y convertirlos en delito. Después de cinco días de esta ignominia le exijo una rectificación y una disculpa”, ha señaldo Rodríguez. Pero la vicepresidenta, lejos de arredrarse ante las críticas, ha asegurado que el Gobierno “no acusa sino que cumple y hace cumplir la ley” para garantizar que “los desempleados que legítimamente tienen derecho cobren una indemnización”. 

“No me puedo creer que ustedes acusen de cobrar en B cuando tienen algunas explicaciones pendientes en el Congreso”, ha añadido para sacar a relucir el caso Bárcenas y los supuestos sobresueldos en negro percibidos por los principales dirigentes del Partido Popular. La portavoz socialista le ha pedido, de hecho, que aproveche la rueda de prensa del próximo viernes para dar todas las explicaciones al respecto que su partido ha negado hasta ahora.

Del caso Bárcenas, el choque parlamentario ha derivado en seguida a los ERE falsos de Andalucía. La vicepresidenta ha replicado al PSOE que no puede dar lecciones cuando se está investigando la mayor trama de fraude en relación a los ERE falsos de Andalucía, caso en el que están implicados importantes cargos del anterior gobierno andaluz. No contenta con ello, la vicepresidenta ha argumentado que el exministro Valeriano Gómez hizo unas manifestaciones similares a las suyas en julio del 2011, lo que ha incrementado todavía más el cabreo de la oposición, que ha acusado a la vicepresidenta de mentir. 

“Que ustedes hablen de fraude laboral es una impudencia, una osadía y una temeridad”, ha asegurado la vicepresidenta. “Es una osadía aprovecharse de la desgracia personal de quienes han perdido el empleo para hablar en esta cámara. Es una temeridad, parlamentarismo temerario, que hable de fraude laboral después de estar incursos en un fraude de 1.000 millones de euros y con 120 imputados muchos de ellos socialistas”. 

La vicepresidenta ni siquiera ha esperado a escuchar la pregunta que sobre el mismo tema ha formulado poco después el diputado Cayo Lara. Una pregunta que, en un principio, iba dirigida también a la vicepresidenta pero que el Gobierno ha derivado a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para evitar a Sáenz de Santamaría un doble mal trago en una misma mañana.

Lara por su parte, ha aprovechado su pregunta a Báñez para felicitarle, con ironía, por la decisión de la juez Alaya de archivar el caso en el que dos de los hermanos de la ministra estaban imputados por haber prescrito. Lara ha calificado de “muy grave” que la vicepresidenta criminalice a los parados porque “ellos no tienen cuentas en Suiza, ni se hacen leyes de amnistía para ellos y muchos cobran de 426 euros. 

Valeriano Gómez, por último, ha tenido ocasión, al final de la sesión de control, de responder por alusiones a las críticas de la vicepresidenta. El exministro ha negado que en su día señalase que el 25% de los parados defraudaban en la prestación por desempleo y ha criticado que Santamaría no estuviera en la Cámara para responderle y que lo haya hecho, en su lugar, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios