Cataluña es la comunidad que más inversión recibe de Fomento desde 1996
  1. España
El gobierno, contra el mito del expolio

Cataluña es la comunidad que más inversión recibe de Fomento desde 1996

Cataluña es desde hace 18 años la comunidad que más inversiones recibe del Ministerio de Fomento (primer inversor del Estado): suma 32.275 millones

placeholder Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (c), la secretaria de Estado de Presupuestos (i) y el secretario de Estado de Administracion. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (c), la secretaria de Estado de Presupuestos (i) y el secretario de Estado de Administracion. (EFE)

Cataluña es, desde hace 18 años, la comunidad autónoma que más inversiones recibe del Ministerio de Fomento (principal vía de inversión del Estado), con los gobiernos de José María Aznar, de José Luis Rodríguez Zapatero y de Mariano Rajoy. Entre los presupuestos de 1996 y los de 2014 ha sumado 32.275 millones de euros, y hasta 2012 llevaba ejecutados proyectos por valor de 23.870 millones de euros. Sólo Andalucía, en segundo lugar entre todas las regiones españolas, se aproxima a esas cantidades. El Gobierno se ha animado en el trámite parlamentario de las cuentas del Estado a contrarrestar con datos el mito nacionalista del expolio de Cataluña por el resto de España.

Los secretarios de Estado de Hacienda (Marta Fernández Currás), de Administraciones Públicas (Antonio Beteta) y de Fomento (Rafael Catalá) han pasado por el Congreso para explicar los presupuestos de sus departamentos. De paso, llevaban preparadas las réplicas para el memorial de agravios de CiU y ERC sobre el trato fiscal y de inversiones en Cataluña. Los distintos gobiernos del PP y del PSOE, desde los tiempos de Felipe González, han tenido que compensar a CiU en los Presupuestos Generales del Estado por su apoyo parlamentario cuando no tenían mayoría absoluta; y también para atemperar sus amenazas independentistas.

Consumado el desafío de la secesión a cargo de Mas y Junqueras, el Gobierno exhibe las estadísticas oficiales que confirman que el Estado se ha volcado siempre con Cataluña en materia de inversiones y de asistencia financiera: desde la construcción de carreteras, AVE, puertos y aeropuertos hasta el Fondo de Liquidez Autonómico y el plan de pago a proveedores que tiene en la Generalitat catalana a su principal beneficiario para que no caiga en la quiebra. De los 70.175 millones de euros con que el Ejecutivo ha tenido que socorrer a los gobiernos regionales entre 2012 y mediados de 2013, el de Artur Mas se ha llevado entre 20.000 y 22.000, según los cálculos del Ministerio de Hacienda.

Las quejas de la Generalitat se basan este año en las, a su juicio, escasas inversiones “regionalizables” del Estado destinadas a Cataluña (944 millones frente a los 1.260 del pasado año), pero es un dato muy parcial que desdibuja toda la trayectoria previa y el cómputo general de todos los Presupuestos. Sólo el Ministerio de Fomento y las empresas filiales del departamento consignan para 2014 una inversión en infraestructuras que afectan a la comunidad por valor de 1.400 millones de euros, 184 millones más que el pasado ejercicio.

El ministerio de inversión del Estado por excelencia, que se ocupa de la construcción de autopistas, carreteras, puertos, aeropuertos y ferrocarriles, siempre ha tenido un trato especial con Cataluña y bajo todo tipo de gobiernos. Entre 1996 (primer ejecutivo de Aznar) y 2012 (primero de Rajoy), Fomento ha ejecutado obras y contratos en la comunidad por valor de 23.870 millones de euros. Cataluña es el primer destino de las inversiones en infraestructuras desde hace 16 años. La segunda en la clasificación es Andalucía, con 20.720 millones de euros.

El presidente de la generalitat artur mas atiende a los medios en la delegación del gobierno de la generaliat en bruselasA esos datos, facilitados en el Congreso por el secretario de Estado de Fomento, Rafael Catalá, se suman los correspondientes a los proyectos presupuestados en casi dos décadas. Cataluña también encabeza la lista con 32.2275 millones de euros entre 1996 y las cuentas del próximo año. Y también Andalucía es la segunda, con 27.281 millones de euros.

Por su lado, la secretaria de Estado de Hacienda, Marta Fernández Currás, explicó en la comisión correspondiente del Congreso que las protestas de CiU no tenían sentido, que el descenso que habían experimentado las transferencias del Estado a la Generalitat eran un dato menor comparado con los constantes incrementos en inversiones del Estado entre 1999 y 2009. Fernández Currás reprochó a los nacionalistas catalanes que reclamen más financiación, más margen para seguir sin cumplir con los objetivos de déficit y, además, “vengan a llorar” por falta de inversiones después de una década de ser los primeros receptores. “Ya le puede tocar a otros territorios”, comentó.

La secretaria de Estado sacó a relucir lo “beneficiadísima” que resulta la Generalitat catalana con el Fondo de Liquidez Autonómico y el plan de pago a proveedores puestos en marcha por el Ministerio de Hacienda para sostener a las comunidades en quiebra técnica, incapaces de abonar servicios y salarios, como la gobernada por Artur Mas. Antonio Beteta ofreció posteriormente las cifras de ese rescate ideado para los gobiernos regionales en peor situación económica: 43.940 millones gastados en 2012 y otros 26.234 en lo que va de año. Una tercera parte (22.000 millones) han sido para sostener al Gobierno nacionalista de la Generalitat.

Cataluña CiU
El redactor recomienda