Recibía dinero en metálico de la 'rama hebrea'

‘Gigi’ Sarasola, imputado por blanqueo en el caso Emperador

El empresario y ex jinete olímpico, Fernando Sarasola, más conocido como ‘Gigi’, ha sido imputado por un presunto delito de blanqueo de capitales

Foto: El empresario y exjinete olímpico, Fernando Sarasola. (Gtres)
El empresario y exjinete olímpico, Fernando Sarasola. (Gtres)

El empresario y exjinete olímpico, Fernando Sarasola, más conocido como Gigi, ha sido imputado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu por un presunto delito de blanqueo de capitales en el caso Emperador, en el que se investiga a la mafia china instalada en España, según fuentes jurídicas.

Este conocido empresario de la jet set nacional está citado a declarar este viernes, por petición de la Fiscalía Anticorrupción, para que aclare su vinculación con la mafia que lideraba Gao Ping, actualmente en prisión incondicional. Sarasola deberá aclarar por qué recibía dinero en metálico por parte de la ‘rama hebrea’ de la organización.

Se trata, según fuentes de la investigación, del último eslabón del organigrama. Presuntamente, recibían dinero en metálico, cantidad que a su vez era enviada desde sus cuentas en algún paraíso fiscal a China, a cambio de una comisión. De esta manera, evitaban traer su dinero a España desde el extranjero.

Gao ping sale de la audiencia nacional tras su comparecencia diaria
Gao ping sale de la audiencia nacional tras su comparecencia diaria

El dinero que se les entregaba, según los investigadores, provenía de la mafia china, que a su vez utilizaba a la rama hebrea para conseguir enviar dinero desde paraísos fiscales hasta China, para invertir allí sus ganancias en España. Lo que presuntamente hacía Sarasola era lo mismo que tres primas lejanas del rey Juan Carlos, María Margarita Borbón Dos Sicilias Lubomirska, su hermana María Inmaculada y la hija de esta, María Ilia García de Sáez, también imputadas en la causa.

Esta última reconoció ante el juez durante su interrogatorio que una intermediaria de la red de blanqueo de Gao Ping le hizo dos entregas de dinero a su madre, aunque sólo se conoce la cantidad de una de ellas, 20.000 euros. Aseguró que una persona se puso en contacto con ella en noviembre de 2011, identificada en la causa como Malka Maman (presunta intermediaria de Ping para el blanqueo), y le dijo, en clave, que tenía que hacerle una entrega "de don Quijote". Sus nombres no son los únicos conocidos en la causa. Cuando hace ya casi un año saltó la operación, fue muy sonada la detención del actor de cine porno Nacho Vidal, quien tras su interrogatorio quedó en libertad pero sigue imputado por un delito de blanqueo de capitales.

El nombre de Sarasola ya estaba en el sumario, pero hasta ahora sólo se habían encontrado indicios contra el apoderado de una de sus empresas, Salerman 98, dedicada a la adquisición y gestión de valores mobiliarios. Este entramado empresarial era conocido dentro de la organización como “los de Génova”, por la ubicación de la empresa (en la calle Génova de Madrid).

Jinete y seductor

Fernando Sarasola es conocido por su larga carrera en el mundo de la hípica, que le llevó a ser jinete olímpico. En el mundo empresarial, ha sido asesor jurídico del Hipódromo de Madrid, director general de la compañía de telefonía Gratistel y actualmente es promotor inmobiliario.

Sus romances tampoco han pasado desapercibidos. Se le ha relacionado con la actriz Penélope Cruz y con la cantante Marta Sánchez e incluso llegó a casarse, en un matrimonio que duró 22 meses, con Tita Astolfi. En sus tiempos era conocido como ‘Gigi el Amoroso’, y su nombre no falta en las fiestas nocturnas más sonadas.

Fernando Sarasola
Fernando Sarasola

Es hijo de Enrique Sarasola -ya fallecido-, distinguido por una actividad empresarial muy diversa y conocido públicamente por su amistad con el expresidente del Gobierno Felipe González, a quien ofreció su casa cuando Tejero intentó el golpe de Estado en 1981.

Estuvo relacionado con Alberto Cortina y Alberto Alcocer y su actuación en la operación que permitió a ‘los Albertos’ intercambiar los terrenos de Plaza de Castilla en Madrid (Torres Kio) por un importante paquete de acciones del Banco Central. Llegó a declarar como imputado por el cobro de comisiones próximas a los 34 millones de euros por la compraventa de esos terrenos, aunque él siempre lo negó. También se sentó en el banquillo de los acusados en 1999 por presuntos delitos de estafa y alzamiento de bienes en la Sociedad Española de Banca de Negocios.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios