Es noticia
Menú
El Gobierno habla con cifras: socorrer a la Generalitat cuesta 1.822 millones
  1. España
MONCLOA ORDENA “PERFIL BAJO”

El Gobierno habla con cifras: socorrer a la Generalitat cuesta 1.822 millones

El Gobierno guardó el previsto silencio oficial ante la manifestación independentista en Cataluña en línea con su táctica de respuesta “de perfil bajo” al desafío de

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

El Gobierno guardó el previsto silencio oficial ante la manifestación independentista en Cataluña en línea con su táctica de respuesta “de perfil bajo” al desafío de Artur Mas. El Ejecutivo sigue empeñado en la doctrina de no alimentar el victimismo nacionalista y mantener algún pilar de puente con CiU. No obstante, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sacó las cifras del rescate económico (el FLA) aplicado a una Generalitat en quiebra técnica: 1.822 millones de euros en 2012 para pagar nóminas, servicios, medicamentos, conciertos y facturas atrasadas.

Si Mariano Rajoy ha abierto alguna línea de negociación con Mas para que frene su desafío separatista, en fuentes del Gobierno y del PP aseguran que no ha informado a nadie nique tampoco merece credibilidad en los mismos medios la versión de las entrevistas que han dejado caer desde la Generalitat. El margen de negociación para admitir cualquier consulta popular que sirviera a un proceso de secesión de Cataluña es nulo, insisten en las citadas fuentes.

De la cadena humana de ayer, por mucho que exageraran las cifras de asistentes en ambas ediciones, tampoco se puede concluir que el independentismo haya crecido, aunque esté ahora más organizado, subvencionado e impulsado desde las instancias oficiales. Las novedades principales, sostienen en medios del PP, son que la coalición nacionalista está más dividida y que Mas parece buscar alguna salida después de ponerse en manos de ERC.

Al margen de las conversaciones secretas de Rajoy con el dirigente de CiU, el único plan conocido en el Gobierno para reconducir la situación de sus relaciones con una Generalitat catalana que apuesta por el independentismo más radical consiste en revisar el sistema de financiación autonómico durante el próximo ejercicio, algo que de todas formas toca hacer.

Con el modelo vigente, elaborado en tiempos de Zapatero a la medida del Gobierno tripartito que precedió al de CiU, más la gestión económica de los ejecutivos formados por el PSC, ERC e ICV y con el remate de la crisis, la Generalitat entró en quiebra técnica hace dos ejercicios. Se quedó sin capacidad para pagar facturas de los servicios más elementales que presta a los ciudadanos (Sanidad) y sin poder recurrir a los mercados para financiarse.

El Gobierno guardó el previsto silencio oficial ante la manifestación independentista en Cataluña en línea con su táctica de respuesta “de perfil bajo” al desafío de Artur Mas. El Ejecutivo sigue empeñado en la doctrina de no alimentar el victimismo nacionalista y mantener algún pilar de puente con CiU. No obstante, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sacó las cifras del rescate económico (el FLA) aplicado a una Generalitat en quiebra técnica: 1.822 millones de euros en 2012 para pagar nóminas, servicios, medicamentos, conciertos y facturas atrasadas.

Independentismo Cristóbal Montoro Artur Mas Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda