EL 'HOLDING' DEL PRESIDENTE DE LeS CORTS

Un informe acusa a la familia Cotino de llevarse 90 millones en obras públicas

“Muchos han sido los escándalos que han rodeado a la familia Cotino”. La frase se encuentra en la página 27 de un voluminoso informe de Método 3

Foto: El presidente de Les Corts, Juan Cotino (i). (EFE)
El presidente de Les Corts, Juan Cotino (i). (EFE)

“Muchos han sido los escándalos que han rodeado a la familia Cotino”. La frase se encuentra en la página 27 de un voluminoso informe que elaboró la agencia de detectives Método 3 en diciembre del 2009, es decir, hace algo más de tres años. El dosier, encargado al parecer por un rival empresarial, incluye todos los negocios de esta familia, planos de parcelas, maniobras para hacerse con concesiones y movimientos políticos de los Cotino, una de las sagas de mayor raigambre de la Comunidad Valenciana. “Se informa también de quién es la familia Cotino y sus posibles irregularidades durante los últimos años que podrían acabar con la imputación penal de sus miembros”, dice el texto, en poder de El Confidencial.

Para quien no conozca a la saga, baste decir que su principal exponente es Juan Cotino, actual presidente de las Cortes Valencianas, que en tiempos de José María Aznar ofició como director general de la Policía, siendo ministro del Interior Jaime Mayor Oreja. En el momento en que la familia fue investigada por Método 3, Juan Cotino se había replegado a su comunidad y era consejero de Urbanismo, Agua y Vivienda de la Comunidad Valenciana. “Soltero y agregado del Opus Dei”, dice el texto.

El extenso informe (se elabora en el momento en que los Cotino quieren vender el complejo residencial de La Maimona debido a las dificultades financieras por las que atravesaba) destripa los intereses empresariales del intrincado holding empresarial de esta familia valenciana, que ha recibido en los últimos años cientos de millones de euros en adjudicaciones públicas. Una de las principales empresas propiedad de la familia (y que está siendo investigada en varias causas) es Sedesa.

“Los últimos movimientos en el capital mostraban que las acciones de Sedesa estaban en el holding de la familia Cotino, llamado Gespainco”, subraya el informe. Y enfatiza: “Las acciones están aparentemente a nombre de Vicente Cotino Escribà [sobrino del actual presidente de las Cortes]. Sin embargo, es obvio que el resto de la familia Cotino también forma parte de la misma”.

A través de Gespainco, los Cotino controlan la compañía Asedes Capital, que a su vez participa en Sedesa Inversiones y esta es la que opta a adjudicaciones oficiales, ya sea en solitario o en uniones temporales de empresas (UTE). A su vez, Asedes participa en una quincena de compañías financieras e inversionistas, entre las que cabe citar Gestnavia, Pontia Equity o Sistemas Globales Inmobiliarios.

Proyectos por más de 90 millones

El informe acusa, asimismo, a la familia valenciana de obtener adjudicaciones de obras pública por valor de 830 millones de euros entre 1998 y 2009. Y eso sólo en casi medio centenar de concursos. Fuentes cercanas a Juan Cortino señalan a El Confidencial que “es verdad que ha habido concesiones importantes, pero han sido a uniones temporales de empresas (UTE), por lo que las adjudicaciones reales que se pudieran haber llevado las empresas de la familia es muy inferior”. El informe de Método 3 lo cuantifica: “Más de 25 veces, la empresa vinculada al vicepresidente -se refiere a Juan Cotino- ha sido elegida en solitario para ejecutar proyectos por un montante superior a 90 millones de euros”.

La obra de mayor envergadura que realizó el holding del político popular es “la construcción y explotación de la  CV-50, entre Benaguasil y la A3, por un importe de casi 505 millones de euros. En esa UTE participaban Sedesa y Dytras, de la que forman parte Dragados y Construcciones, Iridium y Concesiones de Infraestructuras. Esa autovía se adjudicó por el sistema de peaje en la sombra, consistente en que las constructoras adelantan el dinero para ejecutar la obra y recuperan la inversión cuando entran en funcionamiento, dado que cobran un canon por vehículo que utilice la infraestructura”.

El dosier señala que otra de las irregularidades detectadas fue la elevación de los precios de expropiaciones. Así, detalla que la compañía Alquería Dolores SL, propiedad del actual presidente de las Cortes Valencianas “solicitó una retasación de una antigua parcela del Parque de Cabecera que le expropió el Ayuntamiento de Valencia en 1998. La sociedad pide ahora 3,6 millones de euros por el suelo, es decir, 24 veces lo que le pagó el Ayuntamiento y cinco veces el valor del justiprecio. Este organismo le reconoció en 2005 a la familia Cotino el derecho a recibir 687.000 euros por una parcela de 13.600 metros cuadrados del Parque de Cabecera, cuando al Ayuntamiento la valoró en 148.000 euros. El consistorio acepta ahora la petición de retasación y ofrece pagar 255.000 euros a los demandantes”. Según fuentes cercanas al presidente de las Corts, “ello demuestra que, lejos de beneficiarse de su situación política, se le pagó mucho menos de lo que se le tendría que haber pagado”.

El chollo de los geriátricos

El informe incluye también que el grupo Sedesa se dedica al urbanismo, la promoción inmobiliaria, las energías renovables, los parques eólicos, el sector medioambiental o la gestión de residencias geriátricas, entre otros negocios. “Gerocentros del Mediterráneo (del que Sedesa Concesiones posee un 38,7% del capital) explota, con la marca Savia Centros Residenciales, casi 2.000 plazas de mayores subvencionadas, por las que esa firma ingresó unos 46 millones entre 2007 y 2008”. El texto especifica que, en el año 2006, el grupo Savia tenía 213 plazas subvencionadas. Cuando Juan Cotino llegó a la Consejería de Bienestar Social (hasta ese momento, era consejero de Agricultura) en 2006, se produjo una sorprendente evolución: a finales de 2008, el número de plazas subvencionadas que tenía era ya de 1.938.

¿Por qué? “En enero del 2008, pocos meses después de ser nombrado consejero de Bienestar Social, Cotino modificó las reglas de financiación de plazas concertadas en residencias privadas para la tercera edad. Uno de los principales beneficiarios de esta reforma fue Savia, que a finales del año pasado incrementó sus subvenciones en un 170%, llegando a 1.938 conciertos. Estas cifras equivaldrían a 30 millones de euros de financiación pública”. Paralelamente, la empresa Gerocentos se vio beneficiada, convirtiéndose “en el mayor centro de residencias de la tercera edad de Valencia”.

El informe destaca que Sedesa, la sociedad de Juan Cotino, fue “la primera empresa contratada por Terra Mítica para el movimiento de tierras en los terrenos de Benidorm”. Este parque temático, espoleado por el entonces factótum del PP valenciano Eduardo Zaplana, provocó un agujero en las finanzas públicas de 40.000 millones de pesetas (250 millones de euros).

Amigo de ‘el Bigotes’

También incorpora detalles un informe de la Brigada Antiblanqueo del Cuerpo Nacional de Policía, según el cual Sedesa (“el grupo empresarial que dirige Vicente Cotino, sobrino del vicepresidente tercero del Gobierno valenciano, Juan Cotino), recibió un total de 539 millones de euros en adjudicaciones. Vicente Cotino mantiene una estrecha amistad con el responsable de la trama Gürtel en Valencia, Álvaro Pérez, alias el  Bigotes, y con el exdirector general de Ràdio Televisió Valenciana, Pedro García. El informe policial señala que el responsable de Sedesa llegó a tratar con el Bigotes y sus socios, Pablo Crespo y Pablo Collado, la posibilidad de comprar Easy Concept, una de las empresas de la trama”.

Álvaro Pérez, 'el Bigotes'. (EFE)
Álvaro Pérez, 'el Bigotes'. (EFE)
Pero Crespo Pérez, según el informe, detectó que Easy Concept estaba siendo investigada por el fisco, “por lo que recomendaron a Vicente Cotino que lo mejor sería crear una empresa totalmente nueva”. El dosier de Método 3 explica, asimismo, que el PSPV interpuso una querella contra Sedesa “por cohecho y financiación irregular” y que la empresa dice que las acusaciones son falsas.

Los detectives de Método 3 especifican que sus informaciones y la documentación que aportan provienen “de fuentes internas, fuentes policiales y un resumen de la prensa” y aportan vídeos y fotografías de las propiedades de la familia Cotino. “El grupo ha continuado en este ejercicio con la política de desinvertir en activos considerados como no estratégicos. En este sentido, en 2008 se han producido significativas desinversiones en activos inmobiliarios (Gran Hotel Xirivella SA, Residencial La Maimona SA, Sector Residencial La Maimona SA, Clodesa  Innova Promociones SL y otros) y en otros activos significativos, tales como la participación que ostentaba el grupo en la sociedad Proyectos Eólicos Valencianos SA y una aeronave”.

Fuentes cercanas a Juan Cotino señalan a El Confidencial que el político “ya conocía hace un tiempo que le habían investigado. Pero él no tiene nada que ver con Sedesa. Es verdad que está su familia, pero él personalmente se desligó de la compañía cuando comenzó a tener cargos públicos, hacia 1991. Y eso era para despejar dudas. La única relación que tiene con los demás miembros de la familia es en la sociedad que gestiona las tierras de los Cotino, pero en los negocios que pudieran haber hecho las empresas del grupo, él no tiene personalmente nada que ver. Ni pincha ni corta”.
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios