Economía asegura que Deloitte valoró de forma inadecuada la insolvencia de Bankia
  1. España
TAMBIÉN DETECTA UN AGUJERO PATRIMONIAL EN LA ENTIDAD DE 518 MILLONES

Economía asegura que Deloitte valoró de forma inadecuada la insolvencia de Bankia

La inspección que ha realizado el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) del Ministerio de Economía sobre la actuación de Deloitte en el proceso

placeholder Foto: Economía asegura que Deloitte valoró de forma inadecuada la insolvencia de Bankia
Economía asegura que Deloitte valoró de forma inadecuada la insolvencia de Bankia

La inspección que ha realizado el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) del Ministerio de Economía sobre la actuación de Deloitte en el proceso de fusión y salida a bolsa de Bankia ha concluido que la firma auditora no calculó adecuadamente el riesgo por insolvencia de la entidad financiera correspondiente al primer trimestre de 2011 y al primer semestre del mismo ejercicio, los dos estados contables con los que el grupo se estrenó en el mercado bursátil.

Como ya informó El Confidencial este martes, la investigación del ICAC resuelve que la labor de Deloitte en Bankia puede ser merecedora de dos sanciones “muy graves” y de otras dos “graves” que podrían llegar a ocasionarle la pérdida de la licencia para seguir operando en España. El supervisor considera que la firma auditora habría incurrido en cuestiones de incompatibilidad y en defectos formales de forma reiterada. No obstante, las conclusiones del informe son provisionales. Fuentes de Deloitte han adelantado a este diario que presentarán alegaciones al expediente para defender que su actuación se ajustó en todo momento a los preceptos de la Ley de Auditoría de Cuentas.    

Porcentajes poco representativos de la muestra

Con todo, las acusaciones del ICAC son contundentes. Según el supervisor, Deloitte no habría acreditado debidamente los criterios que utilizó para estimar el riesgo de insolvencia de Bankia. Así, asegura que “en los papeles de trabajo, tanto en las operaciones originadas en Bancaja como en Caja Madrid, no habría constancia del alcance y la representatividad de la muestra seleccionada [por Deloitte] respecto de la totalidad de la base de cálculo del riesgo por insolvencia del cliente”.

“Según cálculos realizados por este Instituto”, prosigue el expediente sancionador, “la muestra seleccionada representaría un 1,78% y un 2,49% a marzo y junio de 2011 respectivamente del total del riesgo por insolvencia” de Bancaja y “un 5,15% y un 6,84% a marzo y junio de 2011 respectivamente del total de riesgo de crédito registrado” en Caja Madrid, porcentajes que según los investigadores del ICAC eran insuficientes y no permitían medir la situación real del riesgo de ambas cajas.

El expediente también señala que no concuerdan los datos que aparecen en la creación del Banco Financiero y de Ahorro (BFA) y los datos aportados finalmente por cada una de las cajas. La diferencia dibujó un desfase patrimonial negativo de 494 millones de euros. Y el ICAC considera que Deloitte no contabilizó debidamente este defecto patrimonial. El agujero se elevaría hasta los 518 millones de euros si se tiene en cuenta un agujero adicional con motivo de la segunda segregación o separación de Bankia del holding BFA.

Además, el ICAC advierte de que la auditora no efectuó las pruebas necesarias para verificar 4.300 millones de euros correspondientes a las eliminaciones dispuestas para la generación del balance correspondiente a la segunda segregación.

Las alegaciones de Deloitte 

Respecto al desfase patrimonial de hasta 518 millones de euros, Deloitte ha argumentado en las alegaciones recogidas por este expediente que los técnicos del supervisor no han tenido en cuenta las sucesivas variaciones del perímetro que las siete cajas de ahorro que dieron lugar a Bankia fueron haciendo desde el inicio del proceso de fusión hasta su integración definitiva.

En referencia a los porcentajes de operaciones analizadas, Deloitte asegura en sus alegaciones que la legislación vigente atribuye al auditor la facultad para escoger libremente, en función de sus criterios profesionales, el tamaño de la muestra utilizado para el cálculo del riesgo. Por este motivo, según la firma, no puede considerarse que los porcentajes empleados para medir el riesgo de Bancaja y Caja Madrid fueron poco representativos.

Según las fuentes consultadas por este diario, la firma también recurrirá a estas explicaciones en el recurso que podrá presentar ahora a la propuesta de sanción del ICAC. El documento, que había permanecido en secreto hasta ahora, ha sido remitido al Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, en el que se instruye el caso Bankia, el proceso que investiga las presuntas irregularidades que se habrían cometido en el colapso de la entidad financiera. En estos momentos, el juez instructor de la causa, Fernando Andreu, mantiene a 32 exdirectivos del banco imputados por su presunta relación con los hechos investigados. 

Ministerio de Economía Deloitte