Los dientes aún por salir, prueba clave en el juicio contra José Bretón
  1. España
EL ERROR EN SU IDENTIFICACIÓN COSTÓ AL ESTADO 140.000 EUROS

Los dientes aún por salir, prueba clave en el juicio contra José Bretón

El policía David López, responsable de la cadena de custodia de los huesos encontrados en la finca de Las Quemadillas, declarará este lunes en la vista

Foto: Los dientes aún por salir, prueba clave en el juicio contra José Bretón
Los dientes aún por salir, prueba clave en el juicio contra José Bretón

Serafín Castro no quiso dejar ninguna duda de que los restos hallados en la hoguera eran humanos, de niños de 6 y 2 años, las edades de Ruth y José. Y su "deducción es que han muerto como han muerto, quemados. Subjetivamente, no existe duda ninguna a falta de la prueba objetiva, que es el ADN, que científicamente no se pudo realizar".

Parece que cada día cobra más fuerza esta teoría, pero algunos sectores de la Policía Judicial cuestionan que exista “una defensa tan férrea a la labor de Josefina Lamas, que erró en la información abundando que los huesos eran de animales tras su estudio primero sobre el terreno y luego en las dependencias policiales de Córdoba. El mismísimo comisario Castro la justifica diciendo que la perito es humana y está sujeta a equivocaciones".

La Operación Resplandor, la investigación del caso de Ruth y José, ha supuesto un gasto para el Estado de más de 140.000 euros, una cantidad que se podría haber minimizado considerablemente si la forense encargada de analizar los restos óseos hallados en la hoguera de la finca de Las Quemadillas no hubiese errado en un principio. El traslado de los funcionarios policiales desde Madrid, dietas, gasolina de los vehículos utilizados en la búsqueda, informes encargados por el juez encargado del caso, José Luis Rodríguez Laín, a expertos externos -como el de las cámaras de seguridad de la zona de ocio infantil denominada Ciudad de los Niños realizado por investigadores de la Universidad de Valencia, que delatan a Bretón- o las prospecciones llevadas a cabo en el naranjal de Las Quemadillas con un georradar han sido el grueso de los gastos.

José Bretón