RECHAZA LA DEMANDA DEL DUQUE DE PALMA POR INTROMISIÓN EN SU INTIMIDAD

Torres dice al juez que Urdangarin le confesó su "infidelidad" a la Infanta

Diego Torres, ex socio de Iñaki Urdangarin, sostiene que no vulneró la intimidad de su antiguo amigo porque fue el propio duque de Palma quien desveló

Foto: Torres dice al juez que Urdangarin le confesó su infidelidad a la Infanta
Torres dice al juez que Urdangarin le confesó su "infidelidad" a la Infanta
Diego Torres, ex socio de Iñaki Urdangarin, sostiene que no vulneró la intimidad de su antiguo amigo porque fue el propio duque de Palma quien desveló "sin tapujos" sus "infidelidades conyugales" en los emails que envió a varios destinatarios, Torres entre ellos, con lo que "renunció voluntariamente a su intimidad". Ése es uno de los argumentos del ex número dos del Instituto Nóos para rechazar la demanda de protección al honor que el yerno del Rey presentó contra él y siete medios de comunicación, El Confidencial entre ellos, para evitar la difusión de correos comprometedores.

El pasado 18 de abril, la juez María del Remei Vergés, titular del Juzgado de Primera Instancia número 46 de Barcelona, prohibió a Torres y siete medios de comunicación "revelar, publicar y difundir" cualquier correo electrónico que haga referencia a la "vida íntima de Iñaki Urdangarin o de su familia", con el fin de "preservar el derecho a la intimidad" del yerno del Rey y su esposa, la infanta Cristina de Borbón. La vista judicial se celebrará el próximo 16 de julio en Barcelona, y el duque de Palma deberá comparecer para prestar declaración.

En su escrito de contestación a la demanda, a la que ha tenido acceso este diario, Torres asegura que la "pretendida destrucción" del matrimonio Urdangarin-Borbón sólo resulta "imputable" al propio duque de Palma, que en sus correos "reconoce expresamente sus relaciones extramaritales, y precisamente por eso quiere que no se divulguen en los medios de comunicación". Revelar esas supuestas infidelidades conyugales no puede considerarse, a juicio de su ex socio, "un ataque a su dignidad", puesto que el "primer propagador de su intimidad es el propio demandante".
 
"La dignidad depende de los criterios personales de cada cual", prosigue Torres, "pero mal se coliga con el reconocimiento expreso de una conducta socialmente indigna, como puede ser el caso de las relaciones fuera del matrimonio". Y añade: "Es grosero que quien teme que se difundan mensajes en los que se pondrían de manifiesto esas relaciones extraconyugales apele a la dignidad", precisamente porque mientras cometía esas supuestas infidelidades "no compareció ni por asomo la ahora novedosamente interpretada dignidad, que parece tener un significado moldeable en función de las necesidades".

"Escarceos amorosos"

En su demanda judicial contra Torres, El Confidencial y otros seis medios de comunicación -entre ellos Telecinco y El Mundo-, Urdangarin exigía a todos ellos que "cesen las insinuaciones y juicios de valor sobre presuntas infidelidades, escarceos amorosos o supuestas relaciones extramatrimoniales". La juez Vergés admitió parcialmente la demanda, pero se opuso a la pretensión del duque de Palma de que todos esos medios "difundan en sus ediciones impresas y digitales el encabezamiento y la parte dispositiva del auto que se dicte en este procedimiento". Es decir: que la decisión de la juez apareciera en las portadas y cabeceras de los medios demandados.

El juez José Castro, instructor del caso Nóos, ya rechazó un correo electrónico aportado por Torres con el que éste trataba de demostrar que Urdangarin, el ex presidente valenciano Francisco Camps, la alcaldesa Rita Barberá y él mismo se reunieron en el palacio de La Zarzuela en enero de 2004 para cerrar uno de sus contratos millonarios. Castro tumbó ese email porque incluía comentarios de fuerte contenido sexual que revelarían una supuesta infidelidad del yerno de don Juan Carlos.
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios