La Guardia Civil da un duro golpe a la camorra napolitana: desarticula su principal clan español
  1. España
ESPAÑOLES E ITALIANOS DE CLAN POLVERINO

La Guardia Civil da un duro golpe a la camorra napolitana: desarticula su principal clan español

La Guardia Civil acaba de asestar un duro golpe a la camorra italiana instalada en España. En una operación dirigida por la Fiscalía Anticorrupción, se ha

Foto: La Guardia Civil da un duro golpe a la camorra napolitana: desarticula su principal clan español
La Guardia Civil da un duro golpe a la camorra napolitana: desarticula su principal clan español

La Guardia Civil acaba de asestar un duro golpe a la camorra italiana instalada en España. En una operación dirigida por la Fiscalía Anticorrupción, se ha procedido a la detención de una treintena de personas, principalmente españoles e italianos, que formaban parte del ‘clan Polverino’, una de las más relevantes organizaciones criminales de la camorra napolitana.

Desde primera hora de la mañana, se han llevado a cabo detenciones en Tarragona, Castellón, Alicante, Málaga, Cádiz y Ceuta, en una operación denominada Laurel VIII contra los miembros del clan por los delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, falsedad en documentos oficiales y mercantiles y tráfico de drogas. También se han practicado entradas y registros de los domicilios relacionados con el clan, así como el embargo de cuentas corrientes, con la autorización del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, quien asumirá la investigación a partir de ahora.

El 'clan Polverino' es una organización instalada en España cuyas actividades principales son el tráfico de hachís y el blanqueo de capitales, aunque en Italia llevaban a cabo otras actividades delictivas como la extorsión, corrupción, extorsión, homicidio, proxenetismo, usura, corrupción de las administraciones públicas, tráfico de drogas internacional y blanqueo de capitales.

Según fuentes de la investigación, se trata de una organización perfectamente estructurada cuyo modus operandi era trasladar la droga, concretamente hachís, en camiones desde Marruecos hasta los puertos de Valencia o Barcelona y desde ahí en ferries hasta Nápoles. Para llevar a cabo este trabajo, el clan contrataba los servicios de personas de origen español, marroquí y sudamericano.

El dinero por la droga se recogía en la ciudad italiana y el propio camionero regresaba con la cantidad en metálico, que posteriormente era invertida en España, principalmente en bienes inmuebles destinados a la propia organización. El líder del clan era el que más beneficios obtenía de esas inversiones.

El líder ‘O Barone’

El clan napolitano está liderado por Giuseppe Polverino, alias O Barone, fue detenido en marzo de 2012 en Jerez de la Frontera (Cádiz), momento hasta el cual era considerado uno de los fugitivos más buscados de Italia. A pesar de estar preso por varios asesinatos, seguía liderando su clan, dando órdenes y tomando decisiones desde la cárcel.

Este clan había recibido en los últimos años varios golpes policiales que la habían dejado debilitada y en la actualidad se encontraba en un proceso de reestructuración aunque estas mismas fuentes apuntan que seguían cometiendo las actividades delictivas.