LAS FUERZAS DE SEGURIDAD DETECTAN NUEVOS MOVIMIENTOS EN LA FRONTERA FRANCESA

ETA sigue incorporando militantes para conservar su capacidad de amenaza

ETA mantiene activa su estructura de captación de nuevos miembros, a pesar de su declaración de alto el fuego definitivo en octubre de 2011. Según fuentes

Foto: ETA sigue incorporando militantes para conservar su capacidad de amenaza
ETA sigue incorporando militantes para conservar su capacidad de amenaza

ETA mantiene activa su estructura de captación de nuevos miembros, a pesar de su declaración de alto el fuego definitivo en octubre de 2011. Según fuentes de la lucha antiterrorista, la banda ha ralentizado el reclutamiento de militantes por la presión policial y el proceso de negociación que ha abierto para entablar diálogo con el Gobierno, pero continúa incorporando a su estructura a activistas procedentes de la cantera de la izquierda abertzale para tratar de preservar la operatividad de todo su organigrama.

Los servicios de información de las Fuerzas de Seguridad del Estado han detectado en las últimas semanas movimientos hacia ambos lados de la frontera hispanofrancesa de terroristas encuadrados en el aparato de captación de la banda. La actividad de esta sección de ETA continúa. La organización estaría supliendo con integrantes de las juventudes de la izquierda abertzale a los miembros detenidos por las policías española y gala en los últimos meses. Desde el inicio de su última tregua, la banda ha perdido 83 efectivos.

Para evitar su disolución por la vía de las detenciones, ETA sigue alimentando sus comandos con nuevos ingresos. El ritmo ha descendido pero el goteo de afiliaciones persiste. Con todo, las mismas fuentes señalan que los militantes que están entrando en la banda son cada vez más jóvenes y carecen de los conocimientos necesarios para poder ejecutar acciones terroristas sofisticadas, una dificultad que la banda arrastra desde hace más de una década. Pero a pesar de su inexperiencia, los servicios de la lucha antiterrorista están sometiendo a estrecha vigilancia todos estos movimientos.

Ernai, la nueva cantera de ETA

Los nuevos activistas proceden de Ernai, la marca que desde el pasado marzo agrupa a los jóvenes del entorno proetarra, sucesora de Jarrai, Haika y Segi, las tres asociaciones ilegalizadas por la Justicia española en 2007 por su vinculación con la organización terrorista. Según las fuentes consultadas, en las últimas semanas, varios miembros de Ernai se habrían sumado a la filas de ETA, aunque la banda está encontrando cada vez mayores problemas para abastecerse de militantes por el miedo que la efectividad policial está despertando entre sus adeptos. 

La detección de estas incorporaciones demuestra que el grupo terrorista no está dispuesto a firmar su disolución sin negociarla antes con el Gobierno. Pero el proceso de paz no está consiguiendo los resultados que la cúpula de la banda prometió a sus militantes cuando decidió anunciar el abandono de las armas. Noruega ha expulsado de su territorio a los interlocutores de ETA después de que Moncloa se haya negado durante meses a desplazarse al país nórdico para entablar conversaciones con ellos. En las últimas dos semanas, ETA se ha visto obligada a lanzar dos nuevos comunicados (lleva ocho desde que anunció el fin de los atentados) para tratar de captar la atención del Gobierno y de la población, que ya le atribuye menos importancia que a los problemas relacionados con la inmigración, según el Barómetro del CIS correspondiente al mes de marzo. Los comunicados también van dirigidos a sus simpatizantes y a sus presos, que están comenzando a desesperarse por la falta de cesiones del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

En este contexto, las fuerzas de la lucha antiterrorista no descartan que ETA pueda intentar algún movimiento para aumentar la presión sobre el Gobierno. Las posibilidades de que la cúpula cometa un atentado como el que reventó su última tregua –una furgoneta bomba en la T-4 de Barajas que dejó dos muertos- son limitadas por la débil situación en la que se encuentran sus comandos y el alto nivel de infiltración policial que sufre. Pero el Ministerio del Interior mantiene la alerta.

El antecedente del IRA Auténtico en 1998

El principal riesgo lo representan en realidad las tensiones internas que está experimentando la banda y que podrían provocar la escisión de parte de sus militantes. El IRA Auténtico mostró en 1998 su oposición a las negociaciones del IRA con el Gobierno británico colocando un coche bomba en pleno centro de la localidad norirlandesa de Omagh que provocó 29 víctimas mortales. El episodio está muy presente en el trabajo de los servicios de inteligencia españoles.

No obstante, el próximo paso de ETA que espera el Gobierno es en realidad una entrega parcial de sus arsenales. De hecho, la cúpula de la banda ya ha grabado en vídeo el sellado de parte de sus escondites con armas y explosivos, como ya informó este diario. La difusión de la cinta aumentaría la presión sobre Moncloa para que acceda a sentarse con los dirigentes de la organización terrorista. La banda estaría esperando el momento para dar a conocer este paso. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios