Es noticia
Menú
Arenas prepara su desembarco en Génova como coordinador general del PP
  1. España
CON EL APOYO DE RAJOY Y SORAYA, Y LA ABIERTA OPOSICIÓN DE COSPEDAL

Arenas prepara su desembarco en Génova como coordinador general del PP

El líder del PP en Andalucía, Javier Arenas, prepara su desembarco en la sede central del partido para hacerse cargo en un futuro de la coordinación

Foto: Arenas prepara su desembarco en Génova como coordinador general del PP
Arenas prepara su desembarco en Génova como coordinador general del PP

El líder del PP en Andalucía, Javier Arenas, prepara su desembarco en la sede central del partido para hacerse cargo en un futuro de la coordinación general, una función que quedó aparcada en el último congreso nacional, celebrado en Sevilla, por la oposición de María Dolores de Cospedal a que existiera ese cargo, que podría limitar sus competencias como secretaria general. Arenas se ha trabajado en las últimas semanas el apoyo de Soraya Sáenz de Santamaría, y contaría con el de Mariano Rajoy para dar el salto hacia un puesto que entra en franca competencia con el de la actual secretaria general, con quien, por otra parte, no mantiene una buena sintonía.

Arenas empezó a moverse en Madrid poco después de haber fracasado en su cuarto intento por conseguir la Presidencia de la Junta de Andalucía, a pesar de haber ganado por primera vez las elecciones. Las diferencias que se produjeron entre Soraya Sáenz de Santamaría y Maria Dolores de Cospedal, cuando la primera se opuso a que el marido de la presidenta de Castilla-La Mancha entrara como consejero en REE, fue la espita que aprovechó Arenas para ganarse la confianza de la actual vicepresidenta del Gobierno de cara a su futuro salto al puesto de coordinador general.

Un partido sin rumbo ni estrategia

A ello se une el malestar existente en buena parte del PP por la falta de rumbo y estrategia en la dirección del partido, aplastado por la imagen del Gobierno y “sin pulso ni liderazgo interno”, según aseguran fuentes de la sede nacional del PP, quienes recuerdan que ya Rajoy advirtió en el congreso de Sevilla -y el propio Aznar recordó a la dirección el día después de ganar las elecciones del 20N- sobre la necesidad de cuidar el partido cuando se estaba en el Gobierno. Se da la circunstancia de que en aquel mismo congreso, sólo Arenas insistió en la misma idea de Rajoy poniendo el partido por encima de todo lo demás.

Desde círculos cercanos a Arenas no se duda en imputar la situación del PP a la imposibilidad de que Dolores de Cospedal pueda ejercer con eficacia el día de a día que requiere su responsabilidad como secretaria general, compatibilizándola con la de presidenta de Castilla-La Mancha, una comunidad acechada por la crisis y la necesidad de controlar el déficit disparado.

Arenas contaría ya, según fuentes del partido, con el apoyo de Rajoy y de Soraya Sáenz de Santamaría, además del de personas de su confianza como Ana Mato, entre otros. Cospedal, que no está dispuesta a que cambien los equilibrios internos que salieron del congreso de Sevilla, no contaría con poder suficiente para detener a Arenas en su camino hacia el cargo de coordinador general. La actual secretaria general no se enfrentaría a Rajoy y Soraya. Y, por otra parte, la imagen que se divulgó de Cospedal en el pasado congreso nacional del partido, como la persona que más poder reunía, tras Mariano Rajoy, concitó no pocas suspicacias en algunos barones del partido y ministros del Gobierno.

En este sentido, las fuentes consultadas por El Confidencial aseguran que a Cospedal no le interesa plantear un pulso para evitar el ascenso de su enemigo Arenas como coordinador general, que podría perder con todas las consecuencias. Incluso, en el entorno de la presidenta castellano manchega se se ha dejado correr la especie de que “está deseando ser reclamada por Mariano” para el Gobierno central y abandonar la Presidencia regional. Un ‘cambio de cromos’ con Rajoy –aceptar a Arenas, a cambio de venir a Madrid- no sería visto con malos ojos por Cospedal.

Adversarios en el entorno de Esperana Aguirre

Sin embargo, el plan de Javier Arenas tiene adversarios en algunos barones del partido. En círculos cercanos a Esperanza Aguirre no se ve bien que "se premie a un perdedor". En este sector se cuestiona incluso la relación de Arenas con Rajoy, y se asegura que cuando el político andaluz le dio su apoyo al actual presidente del Gobierno para que que ganara el congreso de Valencia de 2008 "no hacia más que tratar de salvarse él mismo", insinuando que de haber sido Esperanza Aguirre la alternativa, Arenas hubiera sido fulminado por no haber sido capaz de ganar en Andalucía en tres elecciones (la cuarta fue la del pasado mes de marzo).

Javier Arenas, en cualquier caso, seguiría como presidente del PP en Andalucía y mantendría su intención de presentarse a la reelección al cargo en el próximo congreso regional, ya que es en este poder territorial donde radica su principal aval interno. Sin embargo, el político andaluz ya ha descartado presentarse de nuevo a unas futuras elecciones autonómicas, a no ser que en Andalucía se produjera una situación de emergencia que hiciera estallar el actual Gobierno de coalición antes de lo previsto y el partido no tuviera alternativa inmediata.

El líder del PP en Andalucía, Javier Arenas, prepara su desembarco en la sede central del partido para hacerse cargo en un futuro de la coordinación general, una función que quedó aparcada en el último congreso nacional, celebrado en Sevilla, por la oposición de María Dolores de Cospedal a que existiera ese cargo, que podría limitar sus competencias como secretaria general. Arenas se ha trabajado en las últimas semanas el apoyo de Soraya Sáenz de Santamaría, y contaría con el de Mariano Rajoy para dar el salto hacia un puesto que entra en franca competencia con el de la actual secretaria general, con quien, por otra parte, no mantiene una buena sintonía.

Javier Arenas