LAS AUTONOMÍAS DE LOS POPULARES SE SUMAN AL PLAN ANTIDÉFICIT

El PP se compromete a recortar en la Administración para salvar Sanidad y Educación

El Partido Popular rechazó este sábado la liquidación por vaciamiento de competencias del Estado autonómico, pero promete una severa reforma y recortes en todas las administraciones para

Foto: El PP se compromete a recortar en la Administración para salvar Sanidad y Educación
El PP se compromete a recortar en la Administración para salvar Sanidad y Educación
Autor
Tiempo de lectura4 min

El Partido Popular rechazó este sábado la liquidación por vaciamiento de competencias del Estado autonómico, pero promete una severa reforma y recortes en todas las administraciones para salvar los servicios sociales básicos: Sanidad y Educación. Es el acuerdo de los 13 presidentes autonómicos del PP reunidos con los representantes del Gobierno que son los jefes del partido: Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y los ministros económicos. El Ejecutivo amplía e incluye en su gran pacto antidéficit a la mayoría del poder regional en la pelea por convencer a Bruselas, Berlín y los mercados de que cumplirá con sus compromisos.

Bajo el principio de que "las Comunidades autónomas no son el problema de España y tienen que ser parte de la solución", el PP elude el debate de fondo sobre la conveniencia de que la Administración central recupere los poderes perdidos en las últimas décadas para ahorrar esfuerzos presupuestarios y políticos. Prefiere probar primero con las reformas parciales de funciones, acabar con las duplicidades competenciales y limitar los gastos con el fin de salvar lo esencial: las prestaciones sociales que ofrecen las Autonomías a los ciudadanos.

En la reunión celebrada en la sede central del Partido Popular en Madrid no se detalló el cómo, aunque cada presidente autonómico expuso sus fórmulas: copago en el gasto farmacéutico según renta, equiparar servicios, introducir nuevas tasas al uso de servicios....Será en las conferencias específicas sobre Sanidad y Educación de los próximos días donde el PP, cuyos dirigentes regionales son responsables de la gestión de esas prestaciones a tres cuartas partes de la población española, acotarán las fórmulas pertinentes.

Lo que quería Rajoy en la cita de este sábado, que se prolongó durante casi cinco horas horas porque todos querían hablar, era dar rango de manifiesto oficial al apoyo de la mayoría de las Autonomías al plan nacional contra el déficit público. A falta de respaldo del principal partido de la oposición que 48 horas antes rompió el pacto Zapatero-Rajoy sobre el mismo asunto, el PP se reiteró en el acuerdo interno. El PSOE y la Junta de Andalucía en funciones se quedan al margen y solos ante el "sí" de CiU y la abstención del PNV.

"El PP se compromete a garantizar los servicios básicos"

"El Partido Popular se compromete a garantizar a los ciudadanos los servicios básicos, los sociales. Es la hora de fijar prioridades para sostenerlos", sostuvo la secretaria general del PP y presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

Los gobiernos regionales del PP se aplicarán en sus presupuestos los criterios de austeridad (recortes) que se establecen en las cuentas del Estado. También admiten formalmente a tomar las medidas necesarias para hacer realidad la reducción en 10.000 millones de euros de los capítulos de Sanidad y Educación, las prestaciones básicas que prestan después de la parcelación de las últimas dos décadas.

Los barones y baronesas populares admiten el derroche institucional del Estado autonómico al comprometerse también a acabar con la duplicidad de funciones. En el manifiesto suscrito dicen textualmente: "Ha llegado el momento de acometer de forma clara y profunda una reforma del conjunto de las administraciones públicas y de los servicios que prestan. Se trata de usar con más eficiencia y capacidad los recursos que los ciudadanos, con gran esfuerzo, ponen a disposición de todas las administraciones".

Las Autonomías, al menos las del PP, renuncian a crear más instituciones, entes y fundaciones, a acordar con  la Administración central y la local que funciones se quedan, traspasan o suprimen. Por su parte, el Gobierno se aplicará el principio de lealtad institucional para acabar con la práctica de delegar competencias sin la financiación consiguiente (lo ocurrido con la dependencia).

El Partido Popular aprovechó la reunión para cerrar filas con el Gobierno y sus planes de reforma. Rajoy insistió en que sus medidas pueden ser dolorosas pero imprescindibles para superar la crisis y poder ofrecer un futuro más optimista a España. "Haciendo lo que tenemos que hacer, saldremos adelante", fue su mensaje.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios