Los sindicatos convocan una huelga general para el 29 de marzo
  1. España
"ES INEVITABLE. RAJOY SIGUE HACIENDO CASO OMISO DEL DIÁLOGO SOCIAL"

Los sindicatos convocan una huelga general para el 29 de marzo

Habrá huelga general. CCOO y UGT han aprobado hoy su convocatoria contra la reforma laboral para el próximo 29 de marzo, coincidiendo con el paro que han

Foto: Los sindicatos convocan una huelga general para el 29 de marzo
Los sindicatos convocan una huelga general para el 29 de marzo

Habrá huelga general. CCOO y UGT han aprobado hoy su convocatoria contra la reforma laboral para el próximo 29 de marzo, coincidiendo con el paro que han convocado los sindicatos nacionalistas en País Vasco y Navarra y un día antes de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2012. La huelga, que no cuenta con el respaldo de los sindicatos de funcionarios, se desarrollará bajo el lema 'Quieren acabar con los derechos laborales y sociales. Con todo'.

Desde Comisiones Obreras se califica la medida como inevitable. "La huelga general es inevitable porque Rajoy sigue haciendo caso omiso del diálogo social. El decreto golpea los acuerdos, que no se han tenido en cuenta para nada. Desde diciembre, en la primera reunión con el presidente, Toxo y Méndez plantearon romper con las políticas destructoras del Estado del Bienestar que vienen de Europa. También se le han enviado dos cartas, no ha contestado a ninguna y para nada ha abierto una mesa de diálogo social. En la reforma no hay un solo artículo destinado a generar empleo digno y estable. Consolida la hegemonía de los ricos sobre los trabajadores de este país, hay una vuelta a épocas pasadas. Quien alienta la conflictividad es el presidente y el propio Gobierno", señala a El Confidencial el número dos de CCOO, Ramón Górriz, secretario estatal de Acción Sindical de Comisiones.            

Esta sería la sexta huelga general de 24 horas de la historia de España y la segunda que se convoca a un Gobierno del PP, tras la que CCOO y UGT le hicieron en 2002 al Ejecutivo de José María Aznar en protesta por la reforma de la protección por desempleo y de la Ley Básica de Empleo. Queda por ver el seguimiento que obtendrán los sindicatos, sumidos en una grave crisis de credibilidad, tras el notable éxito de participación ciudadana en las manifestaciones del pasado 19 de febrero.

"No hay ninguna crisis de credibilidad y los datos lo demuestran: el seguimiento de las anteriores manifestaciones, las cifras de afiliación y las elecciones de sindicados. Entre los dos sindicatos (UGT y CCOO) recogen el 74% de representación sindical con una participación de 14.829 millones de trabajadores. CCOO tiene 117.016 delegados sindicales, el 38% de delegados sindicales que se recogen en todo el país. No creo que exista una crisis de legitimidad", argumenta Górriz.

Los sindicatos, para quienes la reforma aprobada por el Gobierno de forma unilateral es "la más regresiva" para los derechos de los trabajadores, han asegurado que su intención siempre ha sido la de pararla antes de verse obligados a tomar esta decisión. No obstante, la amenaza de huelga general se ha esgrimido insistentemente en las últimas semanas. Los servicios jurídicos de CCOO elaboraron recientemente un informe según el cual el decreto ley podría atacar cuatro artículos fundamentales de la Carta Magna: los referidos a los sindicatos, a la igualdad de los españoles ante la ley, al derecho a obtener la tutela efectiva y al artículo que reza el deber de trabajar y el derecho al trabajo.

Según dicho informe, la reforma vulnera los artículos 7, 14, 24 y 35 de la Constitución. El texto asegura que las medidas introducidas por el Gobierno “menoscaban el papel constitucional” que la Carta Magna reconoce a los sindicatos: la defensa de los intereses sociales y económicos de los trabajadores. A partir de ahora, queda limitada la acción sindical y “el papel de la negociación colectiva que forma parte del derecho constitucional de los sindicatos”.