Es noticia
Menú
Once etarras han pedido perdón cara a cara a sus víctimas, incluidas cuatro viudas
  1. España
EL ÚLTIMO ENCUENTRO FUE EL PASADO MARTES Y RAJOY DEBE DECIDIR SI SIGUEN

Once etarras han pedido perdón cara a cara a sus víctimas, incluidas cuatro viudas

Once presos de ETA se han entrevistado ya cara a cara con varias de sus víctimas para reconocer el dolor causado y pedirles perdón. El último

Foto: Once etarras han pedido perdón cara a cara a sus víctimas, incluidas cuatro viudas
Once etarras han pedido perdón cara a cara a sus víctimas, incluidas cuatro viudas

Once presos de ETA se han entrevistado ya cara a cara con varias de sus víctimas para reconocer el dolor causado y pedirles perdón. El último de los encuentros tuvo lugar el pasado martes y la reanudación de los mismos está a la espera de que el Gobierno de Mariano Rajoy decida dar continuidad de la iniciativa o la dé por concluida.

Diez de los once etarras que se han encontrado con sus víctimas directas, o de otros comandos de la organización, forman parte de la treintena de ellos que han sido agrupados en la prisión alavesa de Nanclares de Oca tras abandonar la banda y renunciar públicamente a la violencia. Entre los internos de esa cárcel hay destacados militantes como José Luis Urrusolo Sistiaga “Macario”, jefe del comando Madrid autor de numerosos asesinatos; Rafael Caride Simón, condenado por el atentado contra el Hipercor de Barcelona; Idoia López Riaño “Tigresa” o Iñaki Recarte. Éste último es el único que ha reconocido públicamente haberse entrevistado con una de sus víctimas. Rekarte lleva 20 de sus 40 años en prisión por la colocación de un coche bomba en Santander en 1992 que causó la muerte a tres personas.

Los encuentros cara a cara son una iniciativa de la Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco, que dirige Maixabel Lasa, cuyo marido fue asesinado por la banda, y se ha desarrollado en dos fases. La primera tuvo lugar en mayo de 2011 con cuatro víctimas y cuatro terroristas, y la segunda se ha desarrollado entre octubre del año pasado y este mes de enero con otros siete etarras y otras tantas víctimas.

Previamente, mediadores especializados en otras iniciativas similares llevadas a cabo con presos comunes, algunos de ellos abogados, se reunieron por separado con las víctimas y los etarras para conocer su disposición a participar en esta experiencia. La mayoría de ellas se han celebrado aprovechando los permisos de los etarras, algunos de los cuales salen a diario de prisión para trabajar.

Una de las personas que ha participado en la preparación de los encuentros manifestó a este diario que todos han sido de gran ayuda para las familias de los asesinados y para quienes fueron víctimas de un atentado y sobrevivieron a él. 

Yo maté a tu marido; te pido perdón

Ha habido cuatro casos en los que los presos se han visto con las viudas de cuatro víctimas que ellos mismos asesinaron, a las que reconocieron su autoría mirándoles a la cara y pidieron perdón. “Sabemos que serán pocas las víctimas y los etarras que acepten encontrarse –dice la fuente antes citada- pero la experiencia nos reafirma en la idea de que hay vías alternativas al castigo para dar satisfacción a las víctimas”.

El cambio de Gobierno ha dejado en punto muerto la iniciativa, a la espera de que el presidente Rajoy decida si sigue adelante con la misma o da marcha atrás. Ángel Yuste, nombrado recientemente secretario general de Instituciones Penitenciarias, tiene sobre su mesa un informe que da cuenta de todo lo hecho hasta ahora. Personas de su entorno dicen que no comparte este tipo de iniciativas, aunque tendrá que hacer lo que le acuerden el presidente Rajoy y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

López y Urkullu se reunirán con Rajoy

Mariano Rajoy está pendiente de convocar en La Moncloa por separado al lehendakari Patxi López y al presidente del PNV Íñigo Urkullu, que fechas atrás le solicitaron una entrevista. Rodolfo Ares, consejero de Interior del Gobierno vasco, confirmó ayer a este diario que la cita con López aún no tiene fecha, pero que el encuentro se celebrará casi con total seguridad a mediados de febrero. Tanto López como Urkullu defienden una política penitenciaria más “flexible”.

Once presos de ETA se han entrevistado ya cara a cara con varias de sus víctimas para reconocer el dolor causado y pedirles perdón. El último de los encuentros tuvo lugar el pasado martes y la reanudación de los mismos está a la espera de que el Gobierno de Mariano Rajoy decida dar continuidad de la iniciativa o la dé por concluida.