España, ¿una travesía por el desierto para emprendedores?
  1. España
SON NECESARIOS CASI 50 DÍAS PARA ABRIR UNA EMPRESA

España, ¿una travesía por el desierto para emprendedores?

A Europa le urge crecer. Y si hablamos de España, a mayor velocidad. Esto es lo que se desprende de los datos ofrecidos por el presidente

A Europa le urge crecer. Y si hablamos de España, a mayor velocidad. Esto es lo que se desprende de los datos ofrecidos por el presidente de la Comisión Europea, que además de alertar a Europa de que tanto el nivel de competitividad como el de empleo están por debajo de los de Estados Unidos, ilustró a los líderes con un gráfico en el que mostraba que España es el país de la UE donde se tarda más días en crear una empresa, casi 50.

Concretamente son 47 los días que tiene que esperar un emprendedor español para abrir su empresa, según el informe anual Doing Business 2010: Creando oportunidades para los emprendedores, publicado por la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Banco Mundial. En él se establece una escala de 183 economías, basada en aspectos clave de la regulación empresarial para emprendedores locales.

Según la comparación internacional, los países que más facilidades ofrecen son Nueva Zelanda  y Australia, donde los trámites se realizan en uno y dos días, respectivamente. Si nos centramos en la Europa de los veintisiete, España ha vuelto a ser el país donde más días transcurren desde que se inician los trámites (hay que cumplir 10 procedimientos diferentes) para la creación de una empresa hasta su apertura; una situación que no ha mejorado desde el año 2006.

Malos datos los españoles, que si los comparamos con Alemania y Francia, los dos países que mandan en Europa, no hacen sino parecer peores. El país galo es de los dos el que menos pasos burocráticos y legales exige para la creación de una empresa, que en una semana puede estar en funcionamiento. El doble, 15 días, son necesarios en Alemania, donde no obstante, el proceso se demora solo una tercera parte que en España. En Reino Unido e Irlanda son todavía más rápidos y sólo son necesarios 13 días.

Los estados miembros de la UE donde menos tiempo hay que invertir para abrir un negocio son Portugal, Italia, Eslovenia y Dinamarca, con seis días, destacando por la rapidez de sus procedimientos Hungría y Bélgica, con cuatro días.

Con estas cifras no es de extrañar que sólo un 8% de los universitarios encuestados en el segundo barómetro Universidad- Sociedad (elaborado por el Consejo Social de la Universidad Complutense de Madrid entre un total de 1.200 estudiantes) quiera ponerse la chaqueta del emprendedor.  Por el contrario, en Estados Unidos, el país de las oportunidades, “el 70% de los universitarios estadounidenses quiere montar su propia empresa”, apunta Víctor Conde, coordinador del Club de Emprendedores de la Universidad Antonio de Nebrija.

Así, en España tenemos pocos emprendedores y el escaso porcentaje de valientes se enfrentan a una auténtica travesía por el desierto a la hora de abrir una empresa. También se puede hacer la lectura inversa y achacar la lentitud en los trámites de apertura a la poca demanda existente. En definitiva, el mundo de los emprendedores en España parece estar en una situación en la que la pescadilla se muerde la cola.

Banco de España Emprendedores