Rouco se aferra al poder mientras Roma le busca sustituto para 2014
  1. España
LA SANTA SEDE NO QUIERE FOMENTAR LA SENSACIÓN DE UN EPISCOPADO DIVIDIDO

Rouco se aferra al poder mientras Roma le busca sustituto para 2014

Siempre soñó con ser el eclesiástico con más poder. Quería superar al cardenal Tarancón y lo ha conseguido. Antonio María Rouco Varela (Villalba, Lugo, 1936) se

Foto: Rouco se aferra al poder mientras Roma le busca sustituto para 2014
Rouco se aferra al poder mientras Roma le busca sustituto para 2014

Siempre soñó con ser el eclesiástico con más poder. Quería superar al cardenal Tarancón y lo ha conseguido. Antonio María Rouco Varela (Villalba, Lugo, 1936) se revalidó ayer presidente de la Conferencia Episcopal y ya es, como siempre deseó, el prelado que más tiempo estará al frente de la misma: doce años. Sus detractores aplauden en público y, en privado, se consuelan al saber que Roma ya está preparando su sucesión para 2014. La Santa Sede, que en un principio apostó por un “cambio tranquilo”, optó finalmente por mantenerlo en el poder y no fomentar la sensación de un episcopado dividido.

Dicen quienes lo han sufrido que Rouco ejerce un mandato con mucha mano dura, y que no hay margen para ningún disidente: o se está de su bando, o no se está. Al no encontrar ningún candidato alternativo, ayer los obispos más moderados ejercieron el voto del miedo. Aunque una mayoría de obispos abogan por un cambio de rumbo en la Iglesia, nadie quiere mover ficha ahora, con él en el poder, por miedo a quedar relegado en una diócesis pequeña o sin responsabilidad, y esperar tres años más, cuando llegue la renovación. .

La Iglesia española tiene ahora una fecha fija: el 16 de agosto, día en que Benedicto XVI llegará a Madrid para disfrutar de cinco días en la capital de España. Una visita que congregará a dos millones de jóvenes en un evento en el que se han volcado las tres administraciones: Gobierno, Comunidad y Ayuntamiento. En esos días celebrarán también la jubilación de Rouco, ahora pospuesta.

Rouco ha sido uno de los prelados más críticos con el Gobierno socialista: asistió a la manifestación contra la Ley de Matrimonios Homosexuales; se pronunció en contra de la Ley de Educación (LOE) y apostó por la objeción de conciencia en la nueva asignatura Educación para la Ciudadanía. Pero el clima de tensión entre Estado e Iglesia se ha relajado, gracias, en parte, a las buenas migas que ha hecho con hombres fuertes del Ejecutivo, especialmente “con Jáuregui y Rubalcaba”.

No renovó en marzo de 2005

Rouco Varela fue elegido por primera vez presidente de la Conferencia Episcopal Española en 1999 y reelegido para un segundo mandato en 2002. En junio de 2004 fue designado por Juan Pablo II enviado especial a las celebraciones finales de la Peregrinación Europea de Jóvenes en Santiago de Compostela. No renovó en marzo de 2005, porque no consiguió la mayoría de dos tercios necesaria para un tercer mandato, y fue sustituido por el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, a quien le quitó el puesto tres años después. Con esta elección en marzo de 2008, era la primera vez que un ex presidente vkolvía a hacerse con el órgano de los obispos.  

Rouco Varela también formó parte de la lista de papables y participó como cardenal elector en el cónclave que el 19 de abril de 2005 eligió Papa a Benedicto XVI. Además de casar al Príncipe Felipe y doña Letizia Ortiz, en 2007 firmó la polémica orden de cierre de la parroquia de San Carlos Borromeo, en el barrio de Entrevías (Madrid) por “falta de ortodoxia” en la celebración de la liturgia, aunque posteriormente aceptó que permanezca abierta como centro pastoral. En 2008 se produjo el giro conservador. Cinco de los siete miembros del Ejecutivo (los cardenales Sistach, Amigo y Cañizares, además de Osoro y Blázquez), ejercieron el contrapeso de Rouco. Hoy, Rouco y su equipo: Camino, Asenjo y Francisco Pérez, superan en número a los moderados Del Río, Blázquez y Barrio.

¿Qué pasará tras la visita de Ratzinger a Madrid? En Roma llevan meses amasando su sucesión para 2014. ¿Podría ser Antonio Cañizares, el prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos? Nadie descarta su regreso a España en 2014, o como arzobispo de Madrid o como presidente del episcopado, “o como ambos”, aseguran fuentes del episcopado. Para entonces, “Dios sabrá qué pasará”.

Banco de España Antonio María Rouco Varela Roma