Éxito del CNI: el cerco a los pisos de acogida llevó a la detención del jefe de ETA
  1. España
NO ESPERABAN LA PRESENCIA DEL NÚMERO UNO Y DOS DE LA BANDA

Éxito del CNI: el cerco a los pisos de acogida llevó a la detención del jefe de ETA

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) se ha apuntado un buen tanto con la detención en Bayona del actual responsable del aparato militar de ETA, Mikel

placeholder Foto: Éxito del CNI: el cerco a los pisos de acogida llevó a la detención del jefe de ETA
Éxito del CNI: el cerco a los pisos de acogida llevó a la detención del jefe de ETA

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) se ha apuntado un buen tanto con la detención en Bayona del actual responsable del aparato militar de ETA, Mikel Karrera Sarobe, y de su número dos y eventual sucesor, Arkaitz Aguirregabiria del Barrio. A las seis y cuarto de la mañana de ayer, agentes de la Gendarmería francesa y de la Guardia Civil forzaron la entrada de un piso de Bayona, a pocos kilómetros de la frontera española, deteniendo a los citados junto a otros dos etarras. El éxito del golpe, sin embargo, cabe imputárselo a la labor de investigación del CNI.

En efecto, y según fuentes cercanas a la lucha antiterrorista, el Centro Nacional de Inteligencia “tiene pillados una serie de pisos que pertenecen al aparato de acogida de miembros de la banda en el sur de Francia”. La vigilancia de los encargados de mantener tales pisos, unido a la monitorización de los sistemas electrónicos en ellos instalados, con toda probabilidad ha sido responsable de las caídas de responsables etarras producidas en los dos últimos años, algunas muy sonadas.

Los etarras ayer detenidos “estaban de paso, habían llegado provistos únicamente de sus mochilas, entraban en el piso por el garaje, hablaban casi en susurros y trataban por todos los medios de pasar desapercibidos para la vecindad”, según las fuentes. A pesar de ello, a pesar de los susurros, los equipos de escuchas instalados en el piso no dejaron de cumplir con su  función, dando cuenta de conversaciones en euskera en voz muy baja. La posibilidad de que los etarras levantaran el vuelo de inmediato precipitó la intervención.

El éxito ha sido muy notable. Ni Gendarmería ni Guardia Civil esperaban encontrarse en su interior con el número uno y el número dos juntos, y mucho menos en Bayona, al pie de la frontera española. En medios abertzales se comentaba ayer tarde con sorpresa este hecho, calificado de “insólito por lo vigilado de la zona”, aunque algunos recordaban que también el celebre Txeroki solía impartir sus cursillos cerca de la frontera española. Sorprende también, para esos medios, que ETA “no haya sabido depurar su red de pisos de acogida en la zona”.

Enorme interés por la información incautada

El interés, con todo, se centra ahora en conocer y calibrar la información incautada a los etarras. Las fuentes creen que esa documentación podría dar claves de gran importancia para conocer de primera mano el debate que actualmente se libra en la cúpula etarra. “Si los papeles de Thierry sacaron a la luz las actas  de la negociación del Gobierno Zapatero con la banda, los ahora incautados podrían desvelar qué hay de cierto en los rumores de nueva negociación y sobre todo la posición de los amos de las pistolas respecto a la vía pacífica que intentan poner en marcha lideres abertzales como Arnaldo Otegui y Díez Usabiaga”.

“No será fácil desencriptar los ordenadores incautados”, señalan las fuentes, a pesar de las afirmaciones en contrario de los responsables de la Guardia Civil, “pero si se consigue, la información obtenida puede ser muy valiosa”. Las fuentes, en fin, que sitúan a Mikel Oroz como probable sustituto de Karrera, no creen que en esta caída haya habido intencionalidad política destinada a aliviar la penosa situación por la que atraviesa el Gobierno Zapatero.

Ayer, Alfredo Pérez Rubalcaba se mostró eufórico al señalar en rueda de prensa que  “dada la situación de ETA en este momento”, la detención de Karrera es “más importante” que la de Garikoitz Aspiazu, alias Txeroki, ocurrida en noviembre de 2008. Al destacar la "calidad" de la operación, el ministro aseguró que “desde el punto de vista operativo, el traspié de la banda es importante: se ha detenido a su jefe y al que, si era arrestado, le iba a suceder”. Recordó también que la detención de Karrera, que era “el objetivo principal” de las Fuerzas de Seguridad, se ha producido justamente dos años después de que en Burdeos cayera, el 21 de mayo de 2008, el entonces número uno de la banda, Francisco Javier López Peña, alias Thierry.  

ETA (banda terrorista)