FERRAZ TRATA DE CONGELAR EL DEBATE

El PSOE declara 'tabú' la sucesión de Zapatero pero ignora si será candidato en 2012

Si hay un debate incómodo e inoportuno para el PSOE, y más en momentos de zozobra económica y desplome en las encuestas, ése es el de

Foto: El PSOE declara 'tabú' la sucesión de Zapatero pero ignora si será candidato en 2012
El PSOE declara 'tabú' la sucesión de Zapatero pero ignora si será candidato en 2012
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Si hay un debate incómodo e inoportuno para el PSOE, y más en momentos de zozobra económica y desplome en las encuestas, ése es el de la sucesión de José Luis Rodríguez Zapatero. El sondeo publicado este domingo en un diario habitualmente afín como El País, según el cual el 66% de los españoles considera que el líder socialista no debería repetir como candidato en las próximas elecciones generales, ha hecho saltar todas las alarmas. Hasta el punto de que José Blanco, que hace sólo dos semanas eludió confirmar si Zapatero sería cabeza de lista en 2012, se apresuró ayer a asegurar que el PSOE "no contempla otra hipótesis ni otro candidato".

    Tanto Ferraz como La Moncloa salieron ayer en tromba para tratar de zanjar un debate que el propio Zapatero ha alimentado a lo largo de esta legislatura con sus silencios e insinuaciones, y que de puertas adentro se ha ido abriendo paso a medida que la crisis económica cuestionaba la capacidad del presidente del Gobierno y su equipo para hacerle frente y que el agotamiento de su proyecto político se hacía más evidente. Nada menos que la mitad de los votantes socialistas -exactamente el 49%- se mostraba partidaria en la citada encuesta de jubilar a Zapatero al final de esta legislatura.

    Además de Blanco, ministro de Fomento y vicesecretario general del partido, también la número tres de Ferraz, Leire Pajín, quiso taponar ayer esa vía de agua al afirmar que el PSOE "no contempla otra posibilidad que la de que Zapatero sea candidato en 2012. El supuesto debate sobre su sucesión no existe", añadió. Y advirtió, en un claro aviso a dirigentes y militantes, que hablaba como "portavoz" socialista, para que nadie caiga en la tentación de avivar, al menos públicamente, el fuego de la polémica.

    Pero el debate existe, por mucho que Blanco, Pajín o la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega -que defendió ayer a Zapatero como "el mejor candidato"-, se empeñen en ocultarlo. Ni siquiera el propio líder socialista despejó las dudas sobre su futuro político en la última oportunidad que tuvo para hacerlo: durante la rueda de prensa que ofreció el pasado 30 de diciembre en La Moncloa para hacer balance del año recién concluido. Al ser preguntado acerca de si encabezaría por tercera vez la candidatura del PSOE, Zapatero respondió con evasivas: "Mi única obsesión es la recuperación económica y la creación de empleo".

    Surgen las dudas

    "No es bueno abrir ahora el debate sucesorio, cuando España sigue teniendo graves problemas económicos y acabamos de asumir la Presidencia de la Unión Europea", señala un diputado socialista. "Otra cosa es que algunos compañeros piensen que Zapatero empieza a estar quemado y no quieren resignarse tan pronto a una victoria del PP en 2012. Pero sería una frivolidad por nuestra parte, con cuatro millones de parados, mirarnos ahora el ombligo con un debate personalista", añade.

    "Yo creo que Zapatero tenía muy claro al comienzo de esta legislatura que en 2012 no sería candidato, pero es posible que haya empezado a tener dudas", apunta un compañero de filas. "La opción de Carme Chacón, por la que él apostó claramente como una firme aspirante a sucederle, ha ido perdiendo fuerza y casi se ha deshinchado. Y Alfredo Pérez Rubalcaba, que es uno de los mejor valorados, ya ha insinuado demasiadas veces que no quiere seguir. A nosotros nos pasa lo contrario que al PP, que tiene mejores candidatos que Mariano Rajoy".

    "Sólo Zapatero, y tal vez alguien de su círculo más íntimo, sabe si volverá a presentarse a la reelección", sostiene otro dirigente socialista consultado por El Confidencial. "Si tiene dudas es lógico que se las guarde, y si ya ha decidido que no será candidato sería una grave irresponsabilidad hacerlo público en este momento, porque las especulaciones sobre quién sería su sucesor eclipsarían cualquier otro debate político. Yo creo que debería esperar hasta 2011 para anunciar que no se presenta, si ése es el caso, porque cabe esperar que para entonces la economía haya empezado a levantar cabeza. Pero también es verdad que quien le sustituyese apenas tendría tiempo de trabajarse su candidatura".   

    Una de las personas que mejor conoce a Zapatero, y que formaba parte del grupo que en el año 2000 le ayudó a convertirse, contra todo pronóstico, en secretario general del PSOE, recuerda que "hasta el último minuto" no anunció su candidatura en el 35º Congreso Federal del PSOE, que finalmente salió victoriosa frente a las encabezadas por José Bono, Rosa Díez y la guerrista Matilde Fernández. "A mediados de junio de 2000, cuando sólo faltaban unas semanas para el congreso, Zapatero aún no nos había confirmado que presentaría su candidatura. Hasta que no tuvo claro que contaba con apoyos suficientes no se animó a dar a conocer su decisión".

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    54 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios