Las huelgas contra la subida del gasóleo degeneran en un clima de violencia
  1. España

Las huelgas contra la subida del gasóleo degeneran en un clima de violencia

El tercer día de paros de los transportistas comenzó a degenerar en un clima de violencia en toda España al sumarse a las protestas otros sectores

Foto:

El tercer día de paros de los transportistas comenzó a degenerar en un clima de violencia en toda España al sumarse a las protestas otros sectores perjudicados por las subidas continuadas del gasóleo. Agricultores y pescadores protagonizaron ayer incidentes violentes, mientras que los taxistas anunciaron un paro nacional de 24 horas para el próximo viernes. Lo que el Gobierno comenzó abordando como una simple negociación sectorial con empresarios del transporte ha derivado en una crisis de gran impacto social que afecta al abastecimiento de productos básicos, al funcionamiento de la industria, al tráfico y al orden público.

Los episodios más violentos se concentraron ayer en Andalucía, donde 41 personas resultaron heridas en enfrentamientos entre trabajadores del sector primario y las fuerzas de seguridad. En Sevilla, la policía detuvo a siete pescadores de Huelva y Cádiz tras una batalla campal en la que resultaron lesionados catorce agentes, uno de ellos grave, y doce marineros. De acuerdo con la Policía Nacional, los pescadores detenidos agredieron a los policías con ladrillos, cadenas y petardos. Uno de esos petardos estalló en la cara de un policía, por lo que tuvo que ser evacuado en ambulancia al Hospital Virgen del Rocío. Los enfrentamientos tuvieron lugar después de que los pescadores, procedentes de Lepe, Punta del Moral, Isla Cristina, Punta Umbría, El Puerto de Santamaría y Sanlúcar, entregaran un escrito con sus reivindicaciones a un grupo de parlamentarios andaluces. En el documento reclaman un gasóleo profesional y que el precio no suba de los 40 céntimos de euro el litro.

En Almería, trece policías y ocho agricultores resultaron heridos durante los enfrentamientos que se produjeron entre la Policía Nacional y alrededor de 2.500 agricultores que se habían concentrado durante cuatro horas frente a la Delegación de Hacienda para exigir una rebaja fiscal. Los manifestantes arrojaron cajas, berenjenas y calabacines contra el edificio, provocando la intervención de los agentes antidisturbios, que cargaron al menos en tres ocasiones contra los agricultores. Los comercios y sucursales bancarias de la zona se vieron obligados a cerrar sus puertas y el tráfico quedó cortado.

Por su parte, un centenar de armadores y marineros gallegos trataron de asaltar el Parlamento de Galicia con golpes y el lanzamiento de bengalas. El ataque coincidió con la comparecencia de Emilio Pérez Touriño, presidente de la Xunta, para dar respuesta a una pregunta del PP sobre la situación de sector pesquero. Además, los manifestantes se arremolinaron en torno a un furgón de la Policía Local, que fue zarandeado con dos agentes en su interior hasta casi el vuelco. En Pontevedra, una treintena los armadores bloquearon el puente internacional de Tui, en la A-55, con la quema de neumáticos, cortando la circulación en ambos sentidos.

Además, entre los transportistas pesó ayer la muerte del camionero Julio Cervilla Sojo, atropellado el martes a pocos kilómetros de Granada mientras participaba en un piquete informativo. Más de 500 personas, muchas de ellas camioneros, asistieron ayer al funeral del transportista, celebrado en la iglesia Virgen del Rosario de Peligros, localidad del cinturón metropolitano granadino. Un centenar de camioneros escoltó el féretro de su compañero en su traslado del tanatorio a la iglesia, trayecto en el que fue recibido con lágrimas, aplausos y gritos con su nombre.

60 camioneros detenidos

A estos sectores perjudicados por la crisis del gasóleo se unieron ayer los taxistas. La Confederación del Taxi en España convocó un paro de 24 horas para el viernes y advirtió que se puede extender a otros días si no alcanzan un acuerdo de tarifas con el Gobierno. La Confederación aseguró que ha mantenido “una actitud prudente y responsable” ante el incremento del precio de carburante, pero tildó de “insulto” la propuesta de Fomento de subir un céntimo por kilómetro recorrido la tarifa interurbana. La organización, que representa al 38% de los taxistas de España, pedirá reunirse lo antes posible a Fomento para solicitarle ayudas de tipo económico y social.

El Gobierno, que hasta había dejado que Magdalena Álvarez cargara con la gestión de la crisis, intensificó ayer su actividad pública a través del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien endureció el discurso del Ejecutivo. Rubalcaba advirtió que se garantizará la libre circulación de productos básicos, y que se actuará con la "máxima firmeza" contra las acciones ilegales de los piquetes. Desde el comienzo de los paros, 60 transportistas han sido detenidos y 2.593 camiones han recibido escolta policial para circular por las carreteras españolas. La intervención policial se notó en las carreteras de Madrid, que no registraron retenciones a partir de la primera hora de la tarde, cuando fueron retirados los camiones de 35 transportistas detenidos en la A-1.

El Ejecutivo también logró que la flota de bajura, integrada en la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, vuelva a faenar, gracias a la promesa de destinar 19 millones de euros en concepto de ayudas para compensar las pérdidas por el incremento del precio de carburante. Sin embargo, el resto de los frentes de la crisis del gasóleo siguen abiertos, y la violencia puede convertirse en un elemento más de las negociaciones.

Gasóleo