Ni crisis, ni desaceleración: Zapatero habla ahora de “debilidades” económicas

José Luis Rodríguez Zapatero ya no habla siquiera de desaceleración. Ni, por supuesto, de crisis. Ayer acuñó un término hasta ahora inédito en su vocabulario, y

Foto: Ni crisis, ni desaceleración: Zapatero habla ahora de “debilidades” económicas
Ni crisis, ni desaceleración: Zapatero habla ahora de “debilidades” económicas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    José Luis Rodríguez Zapatero ya no habla siquiera de desaceleración. Ni, por supuesto, de crisis. Ayer acuñó un término hasta ahora inédito en su vocabulario, y se refirió a las “debilidades” de la economía española, aunque no llegó a citar ninguna. En cambio, el presidente del Gobierno recitó una larga lista con los “logros” en materia económica de la pasada legislatura, entre ellos “la fortísima creación de empleo” o que, por primera vez, España haya “superado a Italia en renta per cápita”.

    El escenario elegido por Zapatero fue el Senado, donde ayer compareció por primera vez en esta legislatura para presentar su proyecto político para los próximos cuatro años. Fue una sesión parlamentaria anodina, que sólo se animó en su tramo final, cuando el jefe del Ejecutivo respondió a las críticas del portavoz del PP, Pío García Escudero. “España era un país confiado en su futuro hace cuatro años”, dijo García Escudero, “y ahora afronta graves problemas económicos”. Según el portavoz popular, “hoy el desempleo aumenta, por primera vez, de forma consistente; los precios se desbocan sin que su Gobierno parezca prestar interés a este fenómeno, y el poder adquisitivo de los ciudadanos se ha deteriorado nítidamente”.

    Fue entonces cuando Zapatero sacó pecho y habló de los “logros objetivos” en materia económica de la pasada legislatura. El presidente del Gobierno presumió de que la tasa de paro alcanzó el “umbral más bajo de la historia” durante su anterior mandato; aseguró que “por primera vez” las cuentas públicas tuvieron superávit y que se redujo la deuda; que la productividad “se multiplicó por tres”; que fue el “periodo de más inversión” en investigación y desarrollo; que las pensiones mínimas se incrementaron “más que en cualquier otra época”; que el fondo de reserva de la Seguridad Social alcanzó los 55.000 millones de euros y, por enésima vez, alardeó de que España ha logrado adelantar a Italia en renta per cápita. Y sólo al final habló de “debilidades”, sin mencionarlas.

    Lo que sí admitió es la “acuciante” necesidad de cambiar el modelo de crecimiento económico, aunque, a renglón seguido, añadió que “la economía española, como consecuencia de haberse fortalecido en los últimos años”, tiene instrumentos suficientes para “amortiguar” los efectos de la crisis. Y destacó que el Gobierno ha arrancado esta legislatura afrontando “lo más urgente”, como es, a su juicio, “estimular el consumo de familias y empresas y adelantar las inversiones en infraestructuras”, además de “ampliar el número de viviendas de protección oficial a construir”.

    La financiación autonómica centró el resto del debate, aunque tampoco aquí Zapatero fue mucho más concreto, más allá de reclamar “solidaridad” a las comunidades autónomas y de afirmar que el nuevo modelo de financiación deberá definirse “a partir de un acuerdo entre todos”. El presidente del Gobierno recalcó que el nuevo sistema debe implicar una mayor corresponsabilidad fiscal por parte de las comunidades “para garantizar que cada administración asume, en el momento de decidir sus gastos, la responsabilidad de conseguir los ingresos necesarios para ello”.

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios