Es noticia
Menú
El periodista sancionado por la CNMV recurre ante la Audiencia Nacional
  1. Empresas
Considera que ha obrado de buena fe

El periodista sancionado por la CNMV recurre ante la Audiencia Nacional

El profesional, adjunto al director de El Confidencial y al que la CNMV exigió información que podía desvelar sus fuentes en la cobertura de la quiebra del Banco Popular, lleva el proceso a la Justicia ordinaria

Foto: La sede de la CNMV. (EFE)
La sede de la CNMV. (EFE)

Agustín Marco, adjunto al director de El Confidencial, ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional contra una resolución de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que le acusa de adquirir acciones de la constructora OHL estando en posesión de información privilegiada y cuya venta, de haberse producido, le habría reportado un beneficio de 857 euros, según los cálculos del propio supervisor.

El periodista ha recurrido esta resolución administrativa ante la Justicia ordinaria, al considerar que ha obrado en todo momento de buena fe y que no ha obtenido ningún lucro ilícito con la operación.

Marco invirtió 15.000 euros en acciones de la constructora el 7 de marzo de 2019, cantidad alejada de los montantes que se manejan en bolsa y que, sin embargo, ha sido objeto de revisión por la CNMV. El periodista aún conserva los títulos de aquella compra.

Marco invirtió 15.000 euros en acciones de la constructora el 7 de marzo de 2019, cantidad alejada de los montantes que se manejan en bolsa

Varios días más tarde, el 11 de marzo, este medio publicó una información sobre el interés de la compañía italiana Salini Impregilo en tomar una participación en la constructora española. En esa sesión, los títulos de la empresa, controlada entonces por la familia Villar Mir, subieron un 6,8%. El 7 de marzo, la acción de OHL cerró a 0,90 euros, mientras que ayer lo hizo en 0,53 euros, por lo que la minusvalía latente de la inversión ronda el 40%.

La CNMV no pidió explicaciones a la compañía madrileña hasta el día 15, momento en el que OHL aseguró que había mantenido contactos preliminares con potenciales compradores, pero que todavía no habían fructificado en un proceso formal de venta: "En relación con determinadas noticias que han aparecido en prensa en las últimas semanas [se habían publicado varias desde enero] sobre eventuales expresiones de interés a GVM [Grupo Villar Mir] en relación con su participación en OHL, se informa que ni existe en la actualidad un proceso de negociación en curso, ni se ha recibido oferta concreta alguna y que hasta la fecha solo se han producido contactos preliminares". En la misma nota, OHL señaló que había contratado a un asesor para gestionar estos acercamientos.

Seis meses más tarde de la publicación de la noticia, en septiembre de 2019, el organismo regulador llamó al periodista para conocer los hechos, que fueron relatados con detalle, pese a ampararle el derecho a no hacerlo. En junio de 2021, cuando las acciones seguían en poder del periodista, la CNMV comunicó la apertura de un expediente sancionador por uso de información privilegiada al esgrimir indicios de infracción de la ley de los mercados de valores.

Tras varios recursos, incluido uno de alzada ante el Ministerio de Economía, la CNMV decidió sancionar al periodista en vía administrativa

Algunos de los indicios en los que se basa la investigación son que Marco no había realizado ninguna inversión en bolsa desde 2014 hasta la compra de los títulos de OHL, que no había seguido las recomendaciones de los analistas, que aconsejaban vender las acciones de la constructora, y que, si no las había vendido, era porque se había arrepentido de la operación. Tras varios recursos, incluido uno de alzada ante el Ministerio de Economía, el consejo de la CNMV decidió sancionar al periodista en vía administrativa.

Los inspectores rechazaron los argumentos de la defensa, que cuestionaban los indicios alegados por la CNMV, como que ya en 2017 había invertido 10.000 euros en acciones de otra empresa y que las recomendaciones de los analistas no son siempre certeras. En ese ejercicio, muchos valores con recomendación de compra, bajaron de precio.

El periodista ha destapado informaciones incómodas para grandes empresas, altos ejecutivos e instituciones del país

El periodista se incorporó a El Confidencial en febrero del año 2010, desde donde ha destapado informaciones incómodas para grandes empresas, altos ejecutivos e instituciones del país.

Algunas de ellas han activado requerimientos de la CNMV. El 11 de mayo de 2017, este diario publicó el encargo de venta de Banco Popular ante el riesgo de quiebra. Un día después, el supervisor exigió al medio y a Marco que les entregara información que habría puesto en riesgo el anonimato de las fuentes de la noticia.

El periódico rechazó en primera instancia la petición del organismo regulador, que el 19 de julio insistió en su requerimiento: "Se les recuerda que la negativa o resistencia a la actuación supervisora o inspectora de la CNMV por parte de las personas físicas o jurídicas a las que se refiere el artículo 233 de la LVM tiene la consideración de muy grave".

Ambos requerimientos estaban firmados por Rodrigo Buenaventura, en aquel momento director general de Mercados, hoy presidente de la institución. Ni El Confidencial ni el periodista identificaron a sus fuentes.

Agustín Marco, adjunto al director de El Confidencial, ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional contra una resolución de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que le acusa de adquirir acciones de la constructora OHL estando en posesión de información privilegiada y cuya venta, de haberse producido, le habría reportado un beneficio de 857 euros, según los cálculos del propio supervisor.

El Confidencial