Es noticia
Menú
La crisis revoluciona los derivados eléctricos y abre un frente legal a bancos y energéticas
  1. Empresas
comercializadoras al borde de la quiebra

La crisis revoluciona los derivados eléctricos y abre un frente legal a bancos y energéticas

El repunte golpea a algunas pequeñas comercializadoras y productoras fijaron un precio de venta, pero no cubrieron el de compra. Endesa, Repsol y bancos, entre los emisores

Foto: Torre eléctrica en Menorca. (David Arquimbau/EFE)
Torre eléctrica en Menorca. (David Arquimbau/EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Crisis contraintuitiva. Por difícil que parezca, el repunte de los precios de la energía tiene contra las cuerdas a un elevado número de pequeñas comercializadoras eléctricas y productoras fotovoltaicas y eólicas. Muchas de estas empresas han entrado en crisis por unos derivados que contrataron para estabilizar sus precios de venta, que se han convertido en una espada de Damocles con el 'rally' de la electricidad. Por ello, ya hay empresas declarando concurso de acreedores y otras estudiando demandas, según diversas fuentes consultadas por El Confidencial.

Se trata de un mercado poco conocido y transparente, que han explotado en los últimos años las mesas de 'trading' (operativa de mercados) de compañías como Endesa, Repsol y algunos de los principales bancos españoles. Desde una entidad consultada por este medio, que prefiere no figurar, reconocen el problema, aunque lo ciñen a un porcentaje limitado de su cartera de clientes.

Foto: Una torreta eléctrica. (EFE/Eliseo Trigo)

Estas fuentes explican que donde hay mayores agujeros es entre las productoras de energías renovables, que tienen sobre la mesa derivados "a precios fuera de mercado" que les impiden beneficiarse de la subida de los precios y que van a perder las primas que reciben del Estado, debido precisamente a que deberían no necesitarlas por la nueva situación del mercado.

Esta situación recuerda a la que hubo con los 'swaps' (derivados de tipos de interés) que generaron pérdidas millonarias a muchas empresas españolas (principalmente pymes) por el desplome del euríbor. Este frente lleva provocando demandas desde hace años.

Mercado opaco

Las fuentes consultadas dicen que el mercado de los derivados de la energía es todavía más opaco y denuncian que hay productos contratados por empresas a precios fuera de mercado.

"Las comercializadoras que hemos detectado con este problema están recurriendo al concurso de acreedores y a la venta del negocio. Pactaron precios fijos con sus clientes que no han podido cubrir íntegramente con sus compras. Todas las empresas pequeñas en esta situación lo van a tener complicado, no así las grandes que puedan renegociar con sus clientes", expone Jordi Ruiz de Villa, presidente de Fieldfisher Jausas.

Así, este experto y otros explican que hay muchas empresas de este segmento que contrataron derivados para fijar un precio de venta fijo, con el que lanzar nuevas campañas comerciales y fidelizar clientes. Lo hicieron bajo la tesis de que los precios mayoristas se mantendrían en los niveles de los últimos años, con lo que podrían obtener un margen. Al dispararse sus valores de compra, estas empresas se están viendo abocadas a la quiebra.

placeholder Torres eólicas en Zaragoza. (Javier Cebollada/EFE)
Torres eólicas en Zaragoza. (Javier Cebollada/EFE)

En el caso de las productoras de energías renovables, el caso es también complejo. Según el presidente de Fieldfisher Jausas, el problema está en que contrataron derivados que les penalizan por las subidas de precios y les cubren de las caídas, al contrario de lo que tendría que haber sido. Este factor, y la pérdida de las primas, está penalizando algunas empresas del sector. Este experto señala que tiene sobre la mesa casos de productoras que están perdiendo tres millones mensuales por estos derivados.

Esta problemática no es exclusiva de España. Un reciente artículo de 'Financial Times' refleja que el Banco Central Europeo (BCE) está siguiendo de cerca este mercado de derivados y que las grandes compañías han pedido una inyección de liquidez.

Crisis contraintuitiva. Por difícil que parezca, el repunte de los precios de la energía tiene contra las cuerdas a un elevado número de pequeñas comercializadoras eléctricas y productoras fotovoltaicas y eólicas. Muchas de estas empresas han entrado en crisis por unos derivados que contrataron para estabilizar sus precios de venta, que se han convertido en una espada de Damocles con el 'rally' de la electricidad. Por ello, ya hay empresas declarando concurso de acreedores y otras estudiando demandas, según diversas fuentes consultadas por El Confidencial.

Energía Repsol Endesa Banca
El redactor recomienda