Es noticia
Menú
Aviso de Trabajo a una subcontrata de Ryanair en los test antidroga a la tripulación
  1. Empresas
POR UNA EMPLEADA DE LA AGENCIA

Aviso de Trabajo a una subcontrata de Ryanair en los test antidroga a la tripulación

La representación sindical no denuncia los test antidroga, práctica habitual y necesaria para la seguridad aérea. Pero sí subraya la falta de independencia en su ejecución

Foto: El logo de Ryanair, en un uniforme. (Reuters/François Lenoir)
El logo de Ryanair, en un uniforme. (Reuters/François Lenoir)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Toque de atención del Ministerio de Trabajo a una subcontrata de Ryanair. La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Islas Baleares ha lanzado una "advertencia" a la agencia de colocación de Ryanair, Workforce, por los procesos en las pruebas antidroga al personal de tripulación, según un documento con fecha del 18 de febrero.

Los representantes de los trabajadores del sindicato USO habían puesto una denuncia el 9 de noviembre contra dos subcontratas exclusivas de Ryanair, Workforce y Crewlink, y la propia aerolínea, por la forma en la que habían llevado a cabo un control de droga a los tripulantes de cabina en el aeropuerto de Palma de Mallorca (Islas Baleares). A una persona que dio positivo en una de las sustancias analizadas se la convocó a un segundo test, esta vez en el aeropuerto de Hahn (Fráncfort, Alemania), donde también se llevaron a cabo en los baños públicos por la trabajadora de Crewlink.

La representación sindical se quejó de irregularidades en la manera de llevar a cabo esos test, no sobre los test en sí. Las pruebas antidroga son una práctica habitual y necesaria en Ryanair para garantizar la seguridad de los pasajeros y la propia plantilla. En materia laboral, Ryanair también se encuentra trabajando junto con Sepla en el primer convenio colectivo de pilotos, habiendo alcanzado en septiembre un acuerdo sobre los cambios de base y la promoción de estos.

Foto: Juanma Moreno y Eddie Wilson, en un avión de Ryanair.

En el caso de esta denuncia, USO señaló que las pruebas antidroga efectuadas el 19 de septiembre notificadas por Workforce habían sido llevadas a cabo por una trabajadora de Crewlink en los baños del aeropuerto, donde esta tomó una muestra de orina a cada empleado. Según la denuncia de USO, fue esta misma persona la que gestionó y determinó como positivo o negativo a cada empleado, tras introducir la muestra en un supuesto test. "Los resultados fueron anunciados a los trabajadores de manera pública en el momento, y los resultados de los test son abiertamente informados", denunció el sindicato.

Esta práctica iría contra el marco regulatorio, que establece que las pruebas deben hacerse por una empresa independiente, acreditada y usando guías estandarizadas para las sustancias. Es decir, los test deben ser llevados a cabo por personal debidamente capacitado y el análisis realizado por un laboratorio especializado. Los sindicatos aportaron en la denuncia un documento de los test firmados por la empleada de Crewlink y no por alguien de la supuesta empresa especializada en estos procesos, Randox Testing.

Además, USO matiza que estos test "no se realizan en una 'localización adecuada", sino donde la tripulación de Ryanair "no dispone de privacidad alguna, siendo delante del resto de trabajadores donde se tratan los datos".

Las pruebas antidroga son una práctica habitual para garantizar la seguridad

Este punto es el que ha podido luego comprobar la inspección de Trabajo, que ha lanzado una advertencia a la subcontrata para que "en futuras prácticas las funciones de vigilancia y control de la salud de los trabajadores sean desempeñadas por personal sanitario con competencia técnica, formación y capacidad acreditada" y para que las pruebas futuras cuenten "con la estructura y medios adecuados a su naturaleza específica respetando la confidencialidad de los datos médicos personales".

Por otro lado, USO había explicado en su denuncia que los resultados eran "anunciados públicamente ante varios de los trabajadores allí presentes vulnerando la privacidad y protección de datos de los trabajadores". Según el sindicato, esto se hizo "con el objetivo de someter a escarnio público y amedrentar al resto de trabajadores". En la denuncia, también se recogen testimonios que apuntan a que los test se hicieron durante el tiempo de descanso, así como un documento en el que la empresa pide el pago de la prueba mediante PayPal o deducción del salario.

Trabajo sí constata que "la realización de reconocimientos médicos se debe hacer en jornada y horario laboral" o que, en caso de no poder ser así, considerar "el tiempo que el trabajador haya invertido [como] tiempo efectivo de trabajo" y que Workforce incumple la legislación al requerir a trabajadores en días libres. Con todo, la Inspección no ha podido comprobar en el ámbito de su investigación que el pago de las pruebas fuese realizado por parte de los trabajadores ni que los resultados fueran comunicados de manera pública.

Toque de atención del Ministerio de Trabajo a una subcontrata de Ryanair. La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Islas Baleares ha lanzado una "advertencia" a la agencia de colocación de Ryanair, Workforce, por los procesos en las pruebas antidroga al personal de tripulación, según un documento con fecha del 18 de febrero.

Aerolíneas
El redactor recomienda