Tensión interna en la CNMC ante la oleada de cambios en la dirección
  1. Empresas
la última ha sido patricia cordovilla

Tensión interna en la CNMC ante la oleada de cambios en la dirección

Hay un nuevo proceso abierto para sustituir a la recién dimitida Beatriz de Guindos, directora de Competencia

placeholder Foto: Cani Fernández, presidenta de la CNMC. (EFE)
Cani Fernández, presidenta de la CNMC. (EFE)

El carrusel de salidas y entradas en diferentes puestos de mando de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha hecho reverdecer las tensiones internas habituales tras la fusión de los reguladores (CNE-CMT-CSP) y el servicio de competencia (CNC) en funcionamiento desde finales de 2013, un polvorín que ahora gestiona Cani Fernández, presidenta desde hace justo un año.

Así ha ocurrido con el último nombramiento, oficial desde el pasado lunes tras su publicación en el BOE, pero puede que no sea el último con el que pase. La llegada de Patricia Cordovilla a la Dirección de Transportes y del Sector Postal contó con el respaldo del pleno, pero con la oposición de la mayoría de miembros de la Sala de Regulación, área de la que cuelga esta dirección, según fuentes internas.

La configuración poco homogénea hace que en la CNMC cohabiten cuatro comités de empresa

La existencia de otros candidatos, sobre todo internos, al tratarse de un proceso abierto, ha dado lugar a esa reacción. Incluso en el caso de Cordovilla, del Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, que hasta ahora trabajaba para la ministra Nadia Calviño en una subdirección general de Economía, que en una etapa anterior ya ocupó un puesto de responsabilidad en la antigua CNC.

Foto: Cani Fernández, en una imagen de archivo. (Bárbara Jorge / Cuatrecasas)

Su pertenencia al cuerpo de élite de la Administración y su procedencia refuerzan el bloque de funcionarios, que son mayoría en Competencia, frente al bando de personal laboral contratado, que tiene su espacio en Regulación. Y todo esto, sin consideraciones de afinidad política, cuestión que para algunos también juega un papel para dirimir puestos de dirección, potestad de presidencia, no del consejo.

La llama del malestar viene encendida desde hace meses y no parece que vaya a remitir

Esta configuración tan poco homogénea, que da pie a diferencias salariales para responsabilidades similares, hace que en la CNMC cohabiten hasta cuatro comités de empresa y que dependa de los ministerios de Hacienda y de Administraciones Públicas, en lugar de gozar de autonomía funcional, lo que contribuiría a eliminar cierto sesgo partidista del organismo, como se reconoce de manera oficiosa desde dentro.

La llama del malestar viene encendida desde hace meses y no parece que vaya a remitir. Pasó con los nombramientos a finales de 2020 del nuevo secretario general, José Manuel Bernabé, y la nueva directora de Energía, María Jesús Martín, ha continuado con Patricia Cordovilla y se repetirá con el proceso para sustituir a Beatriz de Guindos en la Dirección de Competencia, la más jugosa, tras su reciente renuncia.

El carrusel de salidas y entradas en diferentes puestos de mando de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha hecho reverdecer las tensiones internas habituales tras la fusión de los reguladores (CNE-CMT-CSP) y el servicio de competencia (CNC) en funcionamiento desde finales de 2013, un polvorín que ahora gestiona Cani Fernández, presidenta desde hace justo un año.

CNMC Nadia Calviño Beatriz de Guindos Administraciones Públicas Hacienda
El redactor recomienda