Por qué JP Morgan se lanza a invertir en bitcoins (y qué opciones tienes tú de hacerlo)
  1. Empresas
consultorio jurídico

Por qué JP Morgan se lanza a invertir en bitcoins (y qué opciones tienes tú de hacerlo)

Las grandes entidades bancarias y gestoras de fondos están tratando de facilitar este tipo de activos a sus clientes mediante fondos de inversión

placeholder Foto:

En Wall Street, se habla del inminente lanzamiento este verano, por parte de JP Morgan, de un fondo de inversión basado en bitcoins, que tendrá gestión activa, según afirman fuentes relacionadas con Bloomberg y CoinDesk, ya que esta información todavía no es oficial.

No es de extrañar el interés de JP Morgan Chase por poder ofrecer a sus clientes un acceso seguro a las inversiones en bitcoins después de que grandes empresas estadounidenses como Tesla acepten pagos y reserven parte de su liquidez en bitcoins. Entidades gestoras de formas de pago como Visa, Mastercard y PayPal ya aceptan operaciones con criptomonedas y entidades financieras como Morgan Stanley, BlackRock o Fidelity preparan o ya comercializan fondos de inversión y ETF sobre criptoactivos. Con la ayuda de Pedro Muñoz, CEO de LABE Abogados, analizamos la situación. También puedes escuchar la noticia en 'podcast':

PREGUNTA. ¿Cuál es el motivo del éxito que están teniendo las criptomonedas?

RESPUESTA. Que las criptomonedas están en auge es algo que podemos comprobar en el día a día, sobre todo en el sector más joven de los inversores, que es a su vez reacio a las formas de ahorro tradicional. La novedad radica en que los inversores clásicos ya han fijado su mirada en las rentabilidades ofrecidas en los últimos tiempos por bitcoin, ethereum y alguna otra criptodivisa.

Pero lo que está terminando de convencer a Wall Street es el comportamiento tras la reciente crisis financiera por el covid, que asemeja ciertas monedas digitales como el bitcoin a un valor refugio, pues existe una cantidad acotada de oferta (por ejemplo, el bitcoin está limitado a 21 millones de unidades y en la actualidad ya hay más de 18 millones emitidos).

Los inversores clásicos ya han fijado su mirada en las rentabilidades de bitcoin, ethereum y alguna otra criptodivisa

Por otra parte, los criptoactivos cotizan libremente en mercados descentralizados, sin regulación oficial (‘over the counter’) similar al mercado de divisas. Por lo tanto, no están influidos por las políticas monetarias que utilizan los bancos centrales para el control de la inflación.

P. ¿Cómo se compran y almacenan las criptomonedas?

R. Pedro Muñoz nos comenta que en la actualidad existe una gran variedad de criptomonedas diferentes, que se deben comprar al contado, a través de plataformas ‘online’ normalmente descentralizadas que actúan como monederos virtuales, donde también se pueden almacenar, custodiándolas como si de una cuenta de valores se tratase, pero en este caso no están exentas de robos o pérdidas de contraseñas, como ha quedado demostrado en varias ocasiones.

P. ¿Le recomendaría adquirir criptomonedas a un ahorrador medio tradicional?

R. Si tenemos en cuenta los riesgos y dificultades que presentan las inversiones directas en criptodivisa, la única opción sensata para un ahorrador medio tradicional, hasta el momento, son los fondos de inversión de criptomonedas, donde los basados en bitcoins son los mejores posicionados.

A la vista del interés suscitado por las monedas virtuales, las grandes entidades bancarias y gestoras de fondos están tratando de facilitar este tipo de activos a sus clientes mediante fondos de inversión, que hacen posible acceder a estos nuevos mercados tan agresivos, donde poder apostar por las criptomonedas, sin ser especialistas en nuevas tecnologías. Invertir en bitcoins acabará siendo posible desde su banco tradicional.

El Confidencial, en colaboración con LABE Abogados, ofrece a sus lectores un consultorio jurídico en el que pueden solucionar todas sus dudas del ámbito legal. Para más información, puede consultar su web o enviar una consulta.

Inversiones ECBrands Brands Labe Abogados
El redactor recomienda