CORONAVIRUS

Indra retira su actual propuesta de ERTE pero mantiene el recorte de la cúpula

Abrirá un cauce de comunicación para compartir con sindicatos la evolución de la empresa y eventualmente adoptar las decisiones necesarias

Foto: Sede de Indra en Madrid. (Indra)
Sede de Indra en Madrid. (Indra)

Indra ha retirado las propuestas del Expediente de Regulación Termporal de Empleo (ERTE) y de la rebaja salarial presentadas el 27 de marzo y buscará un cauce para compartir la evolución de las estimaciones de la empresa de manera continuada con la representación de los trabajadores en España, "con la confianza de que en el momento que sea necesario apoyen las decisiones que deberá tomar".

En un comunicado, la empresa de tecnología y consultoría recuerda que el pasado viernes 27 de marzo presentó a la representación de los trabajadores sendas propuestas de ERTE y de rebaja salarial por un periodo de tres meses ante el impacto en su negocio de la crisis generada por el brote de Covid-19.

Estas propuestas respondían a la intención de la empresa de empezar a mitigar los impactos que la actual crisis sanitaria ya está produciendo, y que se van a agravar en los siguientes meses, y evitar daños mayores en el empleo en el futuro, buscando el interés general de la compañía. Estos impactos, en las estimaciones actuales, podrían ser "significativos".

En este sentido, explica que la diversidad de servicios, productos y proyectos de Indra, así como el número tan amplio de países en los que opera, hace que estos impactos sean "muy diversos" y se produzcan en momentos y a velocidades diferentes en las distintas áreas del grupo.

Por estos motivos, la empresa planteó la semana pasada aplicar un ERTE, parte de suspensión y parte de reducción de jornada, que afectaba inicialmente a un 6% de la plantilla en España, así como una rebaja de sueldo para todos los trabajadores no afectados por este Expediente.

La rebaja salarial era creciente de forma progresiva en función del sueldo, empezando en el 5% y llegando al 25% en el caso del presidente y del consejo de administración, y no afectaría a los profesionales con sueldos inferiores a 25.000 euros, ni a quien no estuviera por encima de tablas de convenio.

Estas dos medidas, temporales, perseguían alcanzar objetivos de ahorro mensual para empezar a mitigar los impactos de la crisis sanitaria. Además, la combinación de las dos permitía que se redistribuyera el esfuerzo de una forma equitativa entre todos los profesionales.

Indra estimaba que, consiguiendo estos objetivos de ahorro como consecuencia de la aplicación de esta propuesta, junto con el resto de ahorros que está implementando desde hace varias semanas, se evitaba probablemente la necesidad de abordar en el futuro cercano otras medidas más duras y que además tendrían más asimetría en cuanto a la afectación individualizada para una mayor parte de la plantilla.

"Estos planteamientos de Indra respondían a la estricta necesidad y a la búsqueda del interés general de Indra y de sus profesionales a largo plazo, ya que, dado el efecto significativo que puede tener la crisis, es obligación de la compañía hacer propuestas para mitigarlo y proteger de esta forma el empleo y las capacidades que hoy tiene", incide.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios