NO QUEDAN EXISTENCIAS DE VARIOS PRODUCTOS

No lo querían por 200 y ahora se pegan por pagarme 400: el 'boom' del deporte en casa

Los aparatos para hacer deporte casero se disparan de precio en el mercado de segunda mano

Foto: Uno de los rodillos de entrenamiento inteligentes
Uno de los rodillos de entrenamiento inteligentes
Autor
Tiempo de lectura3 min

Hace 4 ó 5 años descubrí algo con lo que había soñado desde pequeño: los rodillos inteligentes. Para el profano, un rodillo es un dispositivo que se engancha a la rueda trasera de tu bicicleta y la convierte en estática, para entrenar sin salir de casa. Los rodillos inteligentes aportan una novedad estupenda: puedes conectarte a una plataforma donde no solo ves los datos de tu entrenamiento en vivo, sino que puedes competir con otros ciclistas caseros en etapas auténticas del Tour o la Vuelta.

Dentro vídeo:

Entré en esta afición como rigen los cánones: primero con un dispositivo barato, para ver si me adaptaba, luego con otro de mejores prestaciones y, finalmente, haciéndome con un aparato de casi 600 euros que, no lo negaré, es una joya. La sensación de subir Cauterets con otros usuarios, mientras el rodillo se va inclinando por momentos, es lo más parecido que voy a estar de un ciclista profesional.

El caso es que el rodillo inteligente también tiene sus defectos. Las grandes sudadas molestan al resto de miembros de la casa: si la estancia no es muy grande, las ventanas -incluso las paredes- se empañan y chorrean, el ruido del rodillo impide hablar o ver la televisión, y es un bajón bajarse de la bici después de tres horas de etapa y para ponerse a fregar un charco de sudor.

No lo quiere nadie

De modo que hace más de un año decidí poner a la venta mi rodillo en Wallapop. Consideré un buen precio 400 euros, ya que no era nuevo, pero está en perfecto estado. No me escribió nadie. Meses después lo bajé a 350. Nadie. 300. Tampoco. 250. Alguno me respondió, ofreciéndome entre 150 y 180 euros.

Los aparatos para hacer ejercicio en casa se venden por más del doble de su precio

No quise malvenderlo: por esa cantidad, prefería tenerlo a mano, por si algún día me volvía a apetecer usarlo. Esta mañana, por causa de la cuarentena, recordé que aún lo tengo y que ahora es mi única opción para montar en bici. Antes de sacarlo, miré Wallapop por si había tenido un repunte de interés.

Esto es lo que me he encontrado al abrir la aplicación:

Exactamente 134 usuarios se han interesado por el rodillo en la última semana
Exactamente 134 usuarios se han interesado por el rodillo en la última semana

Nada menos que 134 personas se han puesto en contacto conmigo en los últimos cuatro días para comprarme el rodillo. Es comprensible, estaba a precio de saldo. Naturalmente, lo he devuelto a los 400 euros originales, los que consideraba que valían el aparato, y he recibido otras diez ofertas más en apenas dos horas. Incluso hay uno que me ofrece 600 euros, más de lo que costaba nuevo, por desafiar la cuarentena y llevárselo a su casa. Otro me paga 200 por tenerlo hasta abril, después me lo devuelve. Un último, sin que yo le haya respondido nunca, propone que quedemos en un punto intermedio para hacer la venta. "Sin salir de los coches. Lleva bolsas con comida en la parte de atrás para que no te pare la policía".

Esa es la situación ahora mismo en Madrid.

Da igual la máquina que busque para hacer deporte en casa, está agotada: algunos comercios te rechazan el pedido, otros te garantizan el envío para dentro de un mes, pero ninguno tiene existencias (y, cuando se enteran de que alguno las tiene, duran minutos). Solo queda el mercado de segunda mano, y a qué precios. Las mancuernas de 5 kilos, que normalmente se venden por 8 ó 10 euros, se ofrecen ahora por 40. Las bicicletas estáticas, a menudo abandonadas en plena calle, es complicado encontrarlas por debajo de 100 euros. Por no mencionar el caso del Ring Fit Adventure, un videojuego concebido para hacer gimnasia en casa, que no gozó de mucho éxito en su lanzamiento por 75 euros y ahora cuesta 200.

En resumidas cuentas, que si usted tiene alguno de estos dispositivos y no lo usa, sáquelo al mercado, al menos mientras estén permitidos los envíos: hay gente que los necesita y nunca van a valer más que ahora.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios