hecho relevante a la cnmv

Abanca da hasta el 1 de marzo a Liberbank para aceptar sus condiciones de compra

Después de confirmar esta mañana que estaba negociando con accionistas, el banco controlado por Escotet pone ahora en conocimiento del consejo los detalles de su oferta

Foto: Logo de Liberbank.
Logo de Liberbank.

Abanca ha mandado esta tarde una carta al consejo de Liberbank en la que detalla todas las condiciones de su opa sobre Liberbank, según un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En dicha carta, la entidad controlada por el venezolano Juan Carlos Escotet da hasta el 1 de marzo para pronunciarse respecto a la oferta.

"Quedamos a la espera de su respuesta para avanzar con la operación en los términos expuestos", zanja Abanca. "En caso de no obtener hasta el próximo día 1 de marzo de 2019 confirmación de que Liberbank ha acordado dar acceso a Abanca y Abanca Holding y sus asesores a la información solicitada a los efectos de llevar a cabo la revisión confirmatoria, la presente comunicación podrá quedar sin efecto".

El precio de la compra, ya avanzado esta mañana y reiterado en la carta al consejo, es de 0,56 euros por acción, lo cual valora al banco en 1.717 millones de euros. Asimismo, tomando como referencia el precio de cotización de Liberbank a cierre del 21 de febrero, esta oferta representa una prima del 44% —"dicha prima compara muy positivamente con la media de la prima ofrecida en operaciones similares recientes tanto en España como en otros países de Europa", apunta Abanca en la carta al consejo—.

Según matiza Abanca en el apartado titulado 'atractivo de la operación', "esta combinación conllevaría la exclusión de cotización de Liberbank durante el periodo de integración de ambas entidades, completado el cual se iniciaría la admisión a cotización de la entidad resultante en el momento en el que lo aconsejen las condiciones de mercado".

Según la carta mandada al consejo, la contraprestación de la oferta sería en efectivo para acciones de Liberbank que representen un máximo del 75% de su capital social. La entidad de Escotet ofrece a los accionistas de entre el 25 y 45% del capital de Liberbank la posibilidad de canjear su participación por acciones de Abanca: "de esta manera se permitiría a todos los accionistas de Liberbank que así lo deseasen recibir el precio de la oferta íntegramente en efectivo y, simultáneamente, que sus accionistas históricos, entre otros y si así lo desean, permanezcan en el capital con representación en los órganos de gobierno de Abanca, además de los derechos que legalmente les correspondan en su condición de accionistas de Abanca", explica.

Este viernes, Liberbank ha cerrado la sesión bursátil con un alza del 20% después de que a primeras horas Abanca confirmara al regulador que se estaba reuniendo con los principales accionistas de la asturiana "al objeto de promover una eventual operación corporativa entre ambas entidades y que de prosperar conllevaría un pago en acciones de Abanca o en efectivo". Este interés se manifiesta en plenas (y ya bastante avanzadas) negociaciones entre la entidad nordeña y Unicaja.

El capital de Liberbank está liderado por las cajas de Asturias, Santander y Cantabria, y de Extremadura, que acaparan un 32% entre las tres, seguidas por Oceanwood Capital Management, que con sus dos fondos tiene un 16,74%. La familia asturiana Masaveu, a su vez, es dueña del 5,52%, mientras que Norges Bank es propietario del 3,26%. Hasta el comunicado de esta tarde, las informaciones confirmaban que Abanca había sondeado a los accionistas, pero no que hubiese establecido contacto con el consejo —algo que por su parte también se molestó en aclarar Liberbank, que especificó en un hecho relevante a primeras horas de la mañana que no había recibido ninguna oferta concreta—.

Abanca recuerda que la consumación de la oferta quedaría condicionada a la obtención de las autorizaciones en materia de control de concentraciones y regulatorias necesarias (que se estima poder obtener en los plazos habituales en este tipo de operaciones), y que Abanca alcance la mayoría del capital social de Liberbank tras la liquidación de la oferta.

Según avisa la entidad, "la presente comunicación tiene por objeto poner en su conocimiento nuestro serio interés en acometer la operación en los términos que anteceden". "En consecuencia, y a la espera de poder completar satisfactoriamente el proceso de revisión mencionado anteriormente, a fecha de hoy ni los órganos de gobierno de Abanca ni de Abanca Holding han adoptado una decisión definitiva acerca de la operación", zanja.

El interés viene de largo

No es la primera vez que Abanca muestra su interés por Liberbank. Ya en julio de 2017 hizo un intento de armar una oferta que fue tumbada por el Banco Central Europeo (BCE), por lo que en septiembre de ese mismo año contrató a Merrill Lynch para hacer un nuevo intento, según publicó El Confidencial.

Aquel primer intento suponía la exclusión en bolsa de Liberbank, lo que no convenció al organismo presidido por Mario Draghi. No en vano, con la llaga del Banco Popular todavía fresa, el BCE prefería que Liberbank ejecutara los planes que había presentado para sanear su balance y reforzar sus recursos propios. Solo se podría embarcar en una fusión una vez compleados estos.

Así, Escotet decidió contratar a Merrill Lynch para diseñar una oferta que cumpliese las exigencias del BCE y que contemplase una fusión mediante un canje de acciones y que la nueva entidad cotizara en bolsa en sustitución de Liberbank, parecido al modelo seguido por Siemens tras comprar Gamesa.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios