Bajo la lupa: Bruselas investiga las ventajas fiscales concedidas a IKEA en Holanda
  1. Empresas
batalla contra la evasión fiscal

Bajo la lupa: Bruselas investiga las ventajas fiscales concedidas a IKEA en Holanda

"Todas las empresas, grandes o pequeñas, multinacionales o no, deben pagar su parte justa de los impuestos”, ha advertido Vestager al anunciar la apertura de la investigación

Foto: Apertura de tienda sostenible de ikea
Apertura de tienda sostenible de ikea

“Todas las empresas, grandes o pequeñas, multinacionales o no, deben pagar su parte justa de los impuestos”, ha advertido Vestager al anunciar la apertura de la investigación en profundidad que va llevar ahora a cabo su departamento.

El objetivo es clarificar si dos “tax rulings” concedidos por Holanda a Inter IKEA, la matriz gestora de las franquicias que operan en cada uno de los países donde la empresa está presente, son o no ilegales. Bruselas teme que Holanda haya favorecido que la multinacional sueca que eluda el pago de impuestos desde 2006.

En concreto, el Gobierno holandés concedió en 2006 y 2011 sendos “tax rulings” a Inter IKEA con los que redujo sustancialmente los beneficios por los que tenía que tributar, dándole una ventaja respecto a sus competidores. De demostrarse que es así, ambas decisiones serían ilegales bajo las normativas europeas que regulan las Ayudas de Estado.

Además, la Comisión cree que Inter IKEA aprovechó que en Holanda estaba sometida a una menor presión fiscal para desviar allí los beneficios que generaba en otros países. “Los Estados miembros no pueden permitir que algunas empresas paguen menos impuestos permitiéndoles transferir artificialmente sus ganancias a otra parte”, ha recalcado Vestager.

De confirmarse los hechos, IKEA y Holanda se encontrarían en una situación similar a otros casos abiertos por Bruselas contra multinacionales que hacen uso de la ingeniería fiscal para reducir sus tributos y contra los países que recurren a una fiscalizad agresiva para atraer empresas.

Apple fue obligada a devolver 13.000 millones de euros a Irlanda, que ha sido a su vez llevada ante la Justicia europea por arrastrar los pies a la hora de recolectar este dinero. En la misma línea, Amazon tiene que devolver 250 millones a Luxemburgo, que también se muestra reacio a ello.

Ikea Holanda Margrethe Vestager Multinacionales Impuestos Evasión fiscal