Noticias de Caixabank: La Caixa cobrará 2 euros por sacar dinero en sus cajeros a los clientes de otros bancos
DESPUÉS DE QUE ING ANUNCIARA SERVIRED GRATIS

La Caixa cobrará 2 euros por sacar dinero en sus cajeros a los clientes de otros bancos

La Caixa cobrará 2 euros a todo aquel que no tenga cuenta en la entidad y saque dinero en sus cajeros a partir del 23 de febrero. Se trata de un cambio radical.

Foto: El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)

La Caixa cobrará 2 euros a todo aquel que no tenga cuenta en la entidad y saque dinero en sus cajeros a partir del 23 de febrero. Se trata de un cambio radical porque, hasta ahora, era la entidad de cada cliente la que le cobraba la comisión y luego retrocedía una parte (tasa de intercambio) al propietario del cajero. Esta medida, con la que la entidad que preside Isidre Fainé pretende fidelizar a sus usuarios dándoles en exclusiva este servicio gratuito, llega justo después de que ING Direct ofreciera a los suyos sacar dinero gratis en los cajeros Servired, como los de CaixaBank (el banco al través del que ejerce su negocio la caja catalana).

Esta medida fue anunciada la semana pasada en el consejo de esta red de cajeros y se aplicará a todas las tarjetas que no sean de CaixaBank. Hasta ahora, el que cobraba la comisión era el banco emisor de la tarjeta, que a su vez retrocedía una parte de ese cobro al propietario del cajero, que fuentes conocedoras de la situación cifran en 0,65 euros. Con la nueva política de la entidad catalana, este sistema se invierte y será ella la que efectúe el cargo directamente en la tarjeta introducida en el cajero, como si este fuera el TPV de un comercio.

En principio, esta nueva operativa debería eliminar el cobro que hacía el banco emisor de la tarjeta (donde tiene la cuenta el cliente) porque ya no tendrá que retroceder nada a CaixaBank. Pero eso será decisión de cada entidad, ya que actualmente cobra una comisión superior a esa tasa de intercambio. Tampoco se sabe aún si el resto de entidades seguirá el ejemplo de la catalana o mantendrá el sistema actual.

Según fuentes de CaixaBank, con esta medida pretende reservar un servicio que considera el mejor de España únicamente para sus clientes. Por el contrario, dado que esta red de cajeros (9.544 unidades, la mayor del país) tiene un coste de instalación y mantenimiento muy elevado, los clientes de otras entidades que quieran usarla deben pagar por ello. Así, recuerdan que en agosto la entidad firmó un acuerdo con Fujitsu para instalar 8.500 cajeros de nueva generación con una inversión de 500 millones y que sus máquinas ofrecen servicios exclusivos como el famoso Servicaixa para venta de entradas, operaciones contactless u operativa bursátil.

ING Direct, el más perjudicado

Esta nueva política perjudica sobre todo a las entidades con menor número de cajeros y que, por tanto, dependen de otras redes para dar servicio a sus clientes. Y a la cabeza se sitúa ING Direct, que precisamente ofrece desde el 7 de enero a sus clientes retirar efectivo en cajeros de Servired sin coste, con el único requisito de sacar más de 60 euros.

CaixaBank niega que exista una relación causa-efecto con este anuncio del banco holandés que dirige en España Almudena Román, sino que se trata de una decisión adoptada hace meses y que se pone en marcha ahora. Así, recuerda que, de las 7,5 millones de personas que usan sus cajeros mensualmente, 1,5 millones son clientes de otras entidades. En todo caso, una de las fuentes citadas explica que "hay entidades que se construyen la reputación de ser las más baratas a costa de la inversión de los demás, sin asumir el coste, y eso se tiene que acabar; si quieren ofrecer servicios gratis a sus clientes, que se los presten ellos, no a través de nosotros".

Según otras fuentes, el anuncio de Fainé ha provocado cierto malestar en el sector. Por ejemplo, algunos de sus socios en Servired (entre los que se encuentran BBVA, Bankia, Bankinter o Cajamar) se cuestionan la utilidad de este tipo de esquemas si todo el mundo cobra a los clientes de los demás por usar sus cajeros. Lo lógico es que cada uno tenga su propia red y no tiene mucho sentido una común. Y añaden que es posible que el Banco de España y la CNMC investiguen esta medida por si supone una limitación de la competencia.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios