CARTA AL CONSEJO DE LA COMPETITIVIDAD

Galán manda una carta a sus colegas del Ibex para que no se demonice a Iberdrola

Ignacio Galán ha pedido la colaboración del Consejo de la Competitividad que preside César Alierta para apaciguar la tensiones con el ministro Soria

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha enviado una carta a sus colegas del Consejo Empresarial de la Competitividad para matizar las polémicas declaraciones efectuadas la pasada semana en Londres en las que achacaba los males de Iberdrola a la actual regulación del mercado energético en España. La intervención del primer ejecutivo de la eléctrica provocó sarpullidos en el Gobierno y principalmente entre los colaboradores de Rajoy que esos días preparaban con el mayor celo profesional el discurso triunfalista del jefe del Ejecutivo para el debate sobre el estado de la nación.

La oportunidad de la crítica no fue precisamente un don que ayudase a Galán en su puesta anual de largo para presentar los resultados correspondientes al ejercicio 2013. Las palabras del presidente de Iberdrola aludiendo al menor peso específico que representan las actividades de la compañía en nuestro país se tradujeron al modo de un ataque directo contra la situación económica de España. El eco del mensaje lanzado a 3.000 kilómetros de distancia impactó como si se tratase de un mísil tierra-aire contra el actual inquilino de la Moncloa.

Iberdrola se ha movilizado rápidamente antes de que la onda expansiva del ‘bombazo’ se propague de manera irreversible, y su propio presidente ha empleado sus mejores relaciones institucionales para matizar el discurso ante aquellos colegas que con más y mejor influencia pueden defenderle ante la opinión pública. Ignacio Galán ha remitido una carta al Consejo Empresarial de la Competitividad, que preside César Alierta, el célebre lobby de las grandes empresa españolas entre las que se incluye, por supuesto, Iberdrola.

Francisco González (i), del BBVA; Emilio Botín, del Santander; Sánchez Galán y Juan Roig, de Mercadona.
Francisco González (i), del BBVA; Emilio Botín, del Santander; Sánchez Galán y Juan Roig, de Mercadona.
La misiva está circulando entre los principales ‘popes’ de las sociedades cotizadas que han cerrado filas para defender, en la medida de sus posibilidades, al “compañero de turno”. Dentro del citado grupo de presión empresarial existe la convicción de que Galán pudo “pasarse de frenada” acuciado por las tensiones que se están viviendo de un tiempo a esta parte en el mercado energético español.

Explicaciones al ministro Soria

Sin embargo, los empresarios más influyentes reconocen que el presidente de Iberdrola ha sido uno de los abanderados que con más énfasis ha estado vendiendo la ‘buena nueva’ de España en los mercados internacionales de capitales. Galán se ha paseado a lo largo del pasado año por las más renombradas plazas bursátiles del mundo, desde Londres a Nueva York y Boston, difundiendo los documentos elaborados por el Consejo de la Competitividad para glosar las oportunidades de inversión que ofrece la economía nacional.

El presidente de Iberdrola ha hecho igualmente acto de contrición ante el ministro de Industria, José Manuel Soria, a quien ha dirigido la citada carta cargada con una batería de argumentos destinados a ‘desfacer el entuerto’. De momento, la respuesta del representante del Gobierno se está haciendo esperar, porque no es la primera vez que Galán tiene un encontronazo con el responsable de la política energética en España.

Sánchez Galán y el ministro de Industria, José Manuel Soria. (EFE)
Sánchez Galán y el ministro de Industria, José Manuel Soria. (EFE)
La controversia suscitada con el presidente de la primera eléctrica española ha servido cuando menos para que los empresarios de postín, muchos de los cuales operan en sectores regulados o dependen de los presupuestos del Estado, se tienten la ropa antes de denunciar sus tribulaciones en el mercado doméstico. Dentro del Gobierno existe la convicción de que, a partir de ahora, más de uno se morderá la lengua antes de alardear sobre lo bien que marchan sus negocios exteriores y lo poco que pintan sus resultados en España. Como resumen a modo de corolario en medios oficiales “no hay mal que por bien no venga y lo importante en momentos de crisis es saber estar a las duras y a las maduras”.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios