FORMULA 3 PROPUESTAS ALTERNATIVAS DE ACUERDO

Codere denuncia la “maniobra fraudulenta” de los bonistas en una carta a la CNMV

El consejo de administración de Codere ofrece otras alternativas y se reserva todos los derechos, incluida la presentación de una suspensión de pagos.

Foto: Codere denuncia la “maniobra fraudulenta” de los bonistas en una carta a la CNMV

El consejo de administración de Codere no se anda por las ramas a la hora de manifestar su más rotundo y público rechazo a la propuesta que el pasado día 2 de febrero recibió por parte de sus actuales bonistas acreedores representados por la firma londinense Houlihan Lokey. En una carta remitida hoy mismo a la CNMV, el principal órgano de gobierno de la multinacional española asegura que “no puede tolerar un trato desigual a los accionistas actuales ni la incurrimiento en maniobras que puedan ser calificadas como fraudulentas o que tengan por objetivo únicamente la toma de control de Codere mediante sus instrumentos de deuda”.

La primera recriminación que formula Codere se refiere a la obligación de respetar la ley española. El consejo de la compañía especializada en el sector del juego privado entiende que la “oferta final de los bonistas contraviene gravemente lo dispuesto” en el ordenamiento mercantil. En consecuencia, cualquier acuerdo al respecto que pudieran llevar a cabo los bonistas y el grupo de accionistas mayoritarios sería siempre rechazado por los actuales administradores de la empresa.

Dichos riesgos tienen que ver con la discriminación de los accionistas minoritarios de Codere ya que el plan de los bonistas contempla la entrega de un 14,30% del capital de la empresa a la familia Martínez Sampedro, fundadores y actuales socios de control de la compañía. Previamente, la oferta de los acreedores diluye a todos los propietarios en un 96,8% del capital, de manera que al cierre de la reestructuración de la empresa los actuales accionistas pasarían a ser titulares de un escaso 3,2% de Codere. El consejo de administración interpreta esta fórmula como “un incentivo a ciertos accionistas de control” que recibirían unos derechos especiales con una claro perjuicio para los minoritarios.

La segunda motivación que justifica la negativa de la propuesta presentada por los bonistas es lo que el consejo de Codere entiende como una “vulneración de la soberanía de la Junta General”. Este argumento está referido en concreto a la denominada “ruta alternativa” que ofrecen los acreedores para soslayar una más que lógica decisión contraria de la asamblea de accionistas.

A tal efecto, la oferta de los bonistas plantea la cesión global del activo y pasivo de Codere a una sociedad creada al efecto en Luxemburgo en el marco de una estructura de doble sociedad de esa nacionalidad y con sujeción al Derecho británico. El consejo de administración de la compañía que preside José Antonio Martínez Sampedro descalifica claramente dicha vía de actuación que, en ningún caso, puede calificarse como una aportación de rama de actividad.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (EFE)
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (EFE)
Codere entiende que orientar el acuerdo por este camino supone un “fraude de ley” ante la junta de accionistas que es la que debe aprobar estos procedimientos. El consejo de administración apela también a la recomendación del Código Unificado de Buen Gobierno en el que se consagra el papel soberano de la asamblea general de socios a la hora de llevar a cabo acuerdos que entrañen una modificación estructural de la sociedad: “Huelga decir  que la vía propuesta supera ampliamente los límites que señala la CNMV”, afirma la carta mencionada y que ya obra en poder del organismo regulador presidido por Elvira Rodríguez.

La reacción del máximo órgano ejecutivo de Codere responde a los planteamientos de defensa anunciados la pasada semana por El Confidencial. Además, el consejo de la empresa de juegos de azar recuerda al representante de Houlihan Lokey, Manuel Martínez-Fidalgo, su deseo de llegar a un pacto sobre la base de algunas de las propuestas que la compañía española hizo efectivas a mediados de enero.

Propuesta de Codere a los bonistas

Codere remitió el día 13 del pasado mes una carta al comité ad hoc de bonistas con el fin de asegurar un acuerdo orientado a la refinanciación de la deuda en poder de estos acreedores y que se sitúa en torno a los 1.000 millones  de euros. La empresa establece distintas posibilidades de negociación que consisten bien en una moratoria de intereses sin capitalización de deuda o bien en  la incorporación de los bonistas como socios minoritarios.

Estas opciones tienen en consideración que las aportaciones que están dispuestos a realizar los bonistas suponen un incremento de 100 millones sobre la vida de la deuda, generando una disminución efectiva del valor del capital que es preciso tener en cuenta a la hora de llevar a cabo la reestructuración societaria de la empresa. En consecuencia, los bonistas se incorporarían al accionariado de la nueva Codere pero en ningún caso dispondrían del control efectivo de la sociedad.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios